EncuentrosAmenazas

La seguridad predictiva se convierte en ciberinteligencia

El Tour de Ciberseguridad de Computing sigue recorriendo las ciudades españolas. ¿Están en las organizaciones de la Comunidad Valenciana preparados para competir en un mundo TIC lleno de peligros?

El Tour de Ciberseguridad de Computing sigue recorriendo las ciudades españolas. Si en pasados encuentros, proveedores, empresas e instituciones públicas y privadas se dieron cita en las ciudades de Barcelona y Bilbao, esta vez le toca el turno a Valencia. El restaurante Ricard Camarena LAB, ganador de dos Estrellas Michelín, fue el lugar encargado para recibir a los expertos en ciberseguridad en la tierra de la luz, el mar, la paella…. ¿y también de los negocios digitales seguros? ¿Están en las organizaciones de la Comunidad Valenciana preparados para competir en un mundo TIC lleno de peligros?

Los usuarios que tratan con la tecnología son muy heterogéneos, tienen habilidades y desempeñan funciones muy distintas, y esto les hace convertirse en “un punto débil” de la empresa en lo referente a ciberseguridad. La concienciación en este sentido “es vital”, ya que muchos empleados piensan que con “respetar las normas de seguridad una vez o de vez en cuando, están inmunizados para siempre, que la suerte va a estar de su lado, el típico: no me va a tocar a mí”; pero, lamentablemente, nadie está fuera de peligro y “no aprendemos hasta que nos toca a nosotros”.

Los costes en seguridad no serían tan altos si en vez de parchear los equipos, incluyéramos la seguridad desde el diseño y contando con el usuario final

Sin embargo, a pesar de que todos estuvieron de acuerdo en la importancia de la formación del usuario, algunos señalaron que muchas veces no es una cuestión de conocimiento, sino de responsabilidad. Y pusieron un ejemplo: “A la hora de hacer una transferencia bancaria online, a los usuarios no les duelen prendas en hacer los cinco o más pasos que puede tener la operación, porque es su dinero el que está en juego; pero cuando se trata de una operación de la empresa les entra la pereza, porque no toman los recursos de la compañía como propios”. Por este motivo, es fundamental tener una tecnología adecuada para respaldar al usuario en aquellos puntos donde este no llega, ya sea por una cuestión de educación o porque el usuario tampoco es omnipotente. “Ni el usuario más preparado del mundo ni la tecnología más puntera garantizan al 100% no ser víctima de un ciberataque”.

Para acceder al contenido completo pinche en el PDF

Computing 782