Casos de éxitoAnalytics

“Trabajador y máquina colaboran entre sí”

Roberto Goñi, responsable de IT Governance & Organización en Volkswagen Navarra, nos habla de cómo Volkswagen aborda la transformación digital.

¿Cómo contempla Volkswagen abordar la transformación digital?

El Grupo Volkswagen ha reconocido desde una fase muy temprana la urgencia en adaptarse a la transformación digital que rodea su entorno competitivo. La prueba de ello la encontramos en la radical evolución digital tanto de sus productos como de sus procesos productivos. Conceptos como digitalización, coche conectado, vehículo autónomo, la sensorización masiva, están ya en el vocabulario habitual de sus empleados y son demandados por unos clientes ya más exigentes. El grupo Volkswagen se ha impuesto como objetivo ser el productor líder de vehículos eléctricos y el prestador de servicios de movilidad más innovador en nuestro sector. Un camino asumido como el único posible para garantizar el éxito en un futuro cada vez más digital y con una conciencia medioambiental obligatoria.

Roberto Goñi, Responsable IT Governance & Organización en Volkswagen Navarra
Roberto Goñi, Responsable IT Governance & Organización en Volkswagen Navarra

¿Para qué tipo de proyectos?

La verdad es que la pregunta debería ser, para qué productos no se va a aplicar la transformación digital. La realidad es que la gran mayoría de los procesos productivos en nuestras plantas ya han sufrido un proceso de digitalización intenso. Los distintos talleres involucrados en la fabricación de nuestros vehículos se encuentran completamente monitorizados a través de infinidad de sensores que ponen a nuestra disposición un volumen de información ingente. El estado de estas instalaciones es seguido al segundo por sus responsables a través de sistemas de seguimiento remoto. Asimismo, la complejidad creciente de un producto, el vehículo, que ya se parece más a un ordenador que a un elemento tradicional de transporte, ha obligado a los procesos productivos a adaptarse en tecnología y en requerimientos de almacenamiento de datos. Quizá, la asignatura pendiente se encuentre en desarrollar la capacidad para exprimir el potencial informativo y predictivo que todo este torrente de información contiene. En este contexto se ubican las primeras experiencias de Volkswagen Navarra en campos como el Big Data, la robótica colaborativa, la realidad aumentada o la producción aditiva. Sin olvidar la ciberseguridad.

¿Cómo evoluciona el proyecto con Ibermática para la producción del nuevo Polo?

El proyecto desarrollado de la mano de Ibermática está centrado en el campo del Big Data. Constituye una prueba piloto aplicada al proceso productivo, que tiene por objeto demostrar la utilidad de la aplicación de la ciencia de datos para elaborar un modelo descriptivo y predictivo que complemente el conocimiento existente en los talleres sobre las variables críticas que definen sus procesos. El proyecto se centra en las instalaciones de pares de apriete del taller de montaje y pretende analizar el comportamiento del apriete, en lo que respecta al par y ángulo, durante un año, e identificar aquellas otras variables (ejemplos; temperatura del taller, composición del vehículo, momento del día, turno de trabajo, etc.) que afectan en su comportamiento. Una vez analizados los patrones de comportamiento y el grado de correlación entre variables, Ibermática ha sido capaz de elaborar un modelo predictivo capaz de anticipar el resultado del apriete en par y ángulo con un alto porcentaje de acierto. El proyecto piloto ha sido un éxito y ya se está planificando la aplicación masiva del modelo y su aplicación a otros campos productivos.

¿Cómo funciona el sistema de ayuda a la toma de decisiones en el que trabajan?

Lo que se pretende es aprovechar la inmensa cantidad de información ya almacenada en los servidores de la compañía. Con ella se elaboran cuadros de mando que proporcionan información actualizada sobre el status de las instalaciones, el comportamiento de las variables críticas y emiten recomendaciones en base a los modelos matemáticos de correlación establecidos según los datos históricos. Estos modelos se van modificando continuamente reanalizando las correlaciones y la importancia de las distintas variables. De esta forma son capaces de reconocer las posibles medidas implementadas en el taller o los cambios en la configuración de la línea productiva. En el caso del proyecto de Ibermática, el cuadro de mando puesto a disposición de los responsables del taller representa gráficamente la evolución de las distintas variables críticas con un grado de detalle a decisión del responsable, y establece predicciones en base a tres modelos predictivos (corto, medio y largo plazo) que sirven de ayuda al taller para establecer prioridades, asignar recursos o anticipar posibles problemas.

El Grupo Volkswagen ha creado tres Centros de Datos con el objetivo de intensificar la aplicación de la analítica a sus procesos productivos

¿Qué papel desempeñan en Volkswagen las iniciativas ligadas a analítica y Big Data?

El Grupo Volkswagen ha creado tres Centros de Datos (Munich, San Francisco y Barcelona) con el objetivo de intensificar la aplicación de la analítica a sus procesos productivos, logísticos y de calidad y evolucionar en la aplicación del Big Data en el entorno del vehículo digital y conectado. En concreto, su planta española, Volkswagen Navarra, ha decidido tomar la iniciativa y comenzar la implantación del Big Data sobre un triple eje. Por un lado, la colaboración con empresas líderes en el sector con el fin de adquirir conocimiento y experiencia en este campo; un segundo eje se concreta en los programas de colaboración con la Comisión Europea (‘Big Data Incubator’) que permitan el intercambio de información y creación de proyectos de la mano de startups de origen europeo; y un tercer eje concretado en la colaboración con las dos universidades presentes en Navarra (Universidad de Navarra y Universidad Pública de Navarra) para crear programas postgrado o proyectos compartidos que permitan definir los perfiles profesionales requeridos por la industria en este campo.

Subirse al carro de lo que se denomina Industria 4.0

"Sinceramente, creo que no existe alternativa a incorporarse a esta revolución industrial. Como tal, afecta ya a toda la industria y aquellos que más se resistan a subirse a esta nueva ola, serán los primeros en recibir el impacto de la pérdida de competitividad. La Industria 4.0 es una realidad ya tangible en nuestros días, una realidad a la que la industria no puede permanecer ajena. El sector del automóvil hace gala de ser capaz de incorporar novedades y soluciones innovadoras a gran velocidad y en este caso no puede ocurrir de otra forma. Tenemos aquí ya el coche eléctrico, las capacidades de conectividad de los nuevos productos lanzados al mercado son una realidad y nuestras plantas de producción ya aspiran a convertirse en las fábricas del futuro. Los puntos de producción son ya fábricas digitales en las que trabajador y máquina se hacen colaboradores, en las que la producción comienza a utilizar una bola de cristal que ya no lo es tanto gracias al Big Data, y en las que la información fluye de forma ordenada a través de canales seguros de comunicación. Por supuesto que queda mucho trabajo por delante, pero la senda ya está abierta y quien no sepa reconocerla estará perdido en el juego de la competencia".

Computing 765