OpiniónAnalytics

Big Data o cómo monetizar los datos empresariales

Big Data se ha convertido en algo cotidiano en nuestras empresas, organizaciones o incluso en nuestras vidas.

Parece que fue ayer cuando empezábamos a hablar del Big Data como algo totalmente novedoso e innovador. En aquellos tiempos la máxima preocupación de los CIO y directores de sistemas de las organizaciones, era cómo gestionar la cantidad ingente de información que se estaba generando en el mundo. Han pasado ya unos cuantos años y Big Data se ha convertido en algo cotidiano en nuestras empresas, organizaciones o incluso en nuestras vidas. Ya no asusta manejar grandes volúmenes de datos, sino que las empresas se enfrentan a esta cantidad de información fácilmente, porque la tecnología asociada al almacenamiento ha mejorado mucho y se ha abaratado drásticamente. 2016 fue un año de gran trascendencia para Big Data. Una gran cantidad de organizaciones comenzó a almacenar y procesar datos de todo tipo de formatos y tamaños, además de extraer valor de ellos y sin duda, 2017 será el año de la gran explosión y del crecimiento de los sistemas que admiten grandes volúmenes de datos. Surgirán nuevos escenarios que harán que el Big Data afronte una nueva etapa. Irrumpirá con fuerza lo que se conoce como Internet de las Cosas, millones de dispositivos generando datos de forma continua, por lo que ya no será suficiente almacenar la información y analizarla, sino gestionarla en tiempo real. Los datos se convertirán en el petróleo del siglo XXI, debido a su carácter insustituible y su alto valor para las empresas.

Generar nuevas oportunidades de negocio

Según diferentes estudios, el 90% de todos los datos que generan dispositivos como smartphones, tabletas, vehículos y electrodomésticos conectados nunca se analizan. El 60% de ellos pierden valor en cuestión de milisegundos. Todos los días, se crean 2,5 trillones de bytes en datos, además hay un aspecto fundamental y es que el 90% de los datos del mundo se han generado en los últimos dos años.

Pero las organizaciones necesitan ir un paso más allá, están obligadas, si quieren permanecer en el mercado, a generar nuevas oportunidades de negocio a partir de datos de alto valor añadido. Y para ello deben utilizar herramientas, nuevas plataformas y soluciones para procesar su actividad y abordar proyectos que antes eran inimaginables. Según los datos de uno de los últimos estudios de la consultora Gartner, alrededor del 30% de las empresas analizadas ya habían implantado y estaban utilizando tecnologías Big Data y se esperaba un crecimiento del 64% anual. A pesar de que todavía hay directivos que no han tomado nota del coste de oportunidad perdido al no apostar por las tecnologías Big Data, todo apunta a que el boom de implantaciones puede ser inminente, revolucionando en los próximos 2 o 3 años la forma en que se tratan los datos y se trabaja en analítica de negocios.

Hacia dónde va el futuro

El futuro de Big Data pasa no solo por la implantación de nuevas tecnologías, sino por la extensión de la mejora en el tratamiento de los datos a negocio en el momento en el que se necesiten. Las principales tendencias que 2017 nos va a dejar en materia, no solo de Big Data, sino de analytics y de Business Intelligence (BI), estarán marcadas por el auge del Machine Learning, que según la consultora Ovum será el mayor elemento disruptor para el análisis de datos. El aprendizaje automático se integrará en aplicaciones y servicios desarrollados por los principales proveedores, que hacen que sea más fácil que nunca que las empresas apliquen estas tecnologías en sus conjuntos de datos. Pero también veremos un incremento de la implantación de soluciones de Inteligencia Artificial, de nuevas soluciones de almacenamiento de datos de código abierto, más allá de Hadoop, como Apache Spark, o la implantación de Data Lakes utilizables, o herramientas de autoservicio, que están ganando terreno en la empresa, gracias a las que los usuarios de negocio tendrán acceso directo a la analítica de datos. Todos estos sistemas madurarán para funcionar correctamente en el marco de los sistemas y estándares empresariales de TI.

Computing 760