OpiniónAnalytics

¿Qué hace que Blockchain sea tan especial?

Blockchain es una de las herramientas de futuro más interesantes en el campo de la gestión de datos. Pero, para entender su utilidad y características, hay que responder varias preguntas antes. ¿Qué es blockchain? ¿Cómo se almacenan los datos? ¿Cómo se distribuyen por la red de nodos?

Por Esteban Chiner, experto en Big Data y blockchain en GFT

¿Qué diferencia blockchain de una base de datos compartida tradicional? Una de las diferencias principales es el uso intrínseco de algoritmos criptográficos destinados a proporcionar la función de blockchain que impide la manipulación y/o alteración de los datos. Es decir, se recurre a estos métodos para crear protocolos de transferencia de datos o comunicación P2P (peer-to-peer) sólidos y seguros. La idea principal es ofrecer una manera segura de demostrar la identidad del iniciador de una transacción firmando la operación y garantizar la naturaleza antimanipulación de los datos del bloque utilizando un compendio de mensajes mediante funciones hash.

Con la introducción de bitcoin se han implementado dos características muy importantes: el incentivo de la participación, que a la larga significa que vale la pena actuar con honradez, y la monetización con el propio bitcoin. Estas dos características han hecho que el sistema sea muy interesante y, para asombro de muchos investigadores, funciona mejor en la práctica que en la teoría. En el caso de blockchain, el consenso consiste en decidir qué bloque será el próximo válido que puede incluirse en la cadena y ser aceptado por toda la red. El nodo que ‘gana’ la lotería (el minero que «resuelve» el bloque primero) tiene derecho a recibir un premio por su esfuerzo. Uno de los algoritmos de consenso más populares del ecosistema del blockchain es el llamado Proof of Work (prueba de trabajo). En general, se puede considerar como una gran lotería en la que todos los participantes deben resolver un acertijo matemático, algo así como adivinar un número especial.

El proceso de minería se ha ido popularizando bastante a medida que el bitcoin ha ido entrando en escena en los últimos años

El proceso de minería se ha ido popularizando bastante a medida que el bitcoin ha ido entrando en escena en los últimos años. Existen algunas similitudes con el proceso de minería tradicional, ya que el trabajo duro y constante se puede ver recompensado con mucho dinero. Ahora bien, es importante recordar que la minería de blockchain no solo tiene como objetivo ganar dinero, por lo que no debería provocar ningún tipo de fiebre del bitcoin que pudiera crear efectos secundarios en la comunidad. El objetivo principal de esta actividad es asegurar una red de bitcoin y hacer que el protocolo con el mecanismo de consenso sea eficiente. Además, el modelo de incentivos, que actualmente consiste en dos factores (una recompensa fija y una tasa por transacción que se paga a los mineros), es una manera de motivar a la gente para que participe. Es poco común ganar mucho dinero con la minería blockchain, ya que la economía de los mineros y, especialmente, los grupos de minería son bastante complejos y evolucionan constantemente.

Contratos inteligentes y plataforma disponibles

En el momento de diseñar un sistema en blockchain, es importante entender que los datos almacenados son de acceso público y, por lo tanto, no están cifrados. En caso de que se requiera almacenar información confidencial dentro del blockchain y de que solo se deba conceder acceso a ella a personas autorizadas, hay que realizar el cifrado adicional del lado del cliente antes de preparar los datos de la operación. Para gestionar una lista de control de accesos y simular un sistema basado en roles, se puede efectuar un contrato inteligente (Smart Contract) por separado pero, en general, la criptografía simétrica no está integrada en la tecnología blockchain.

Así, almacenar información confidencial en blockchain presenta algunos problemas de seguridad. En primer lugar, aunque se realice un cifrado en el lado del cliente, esto no es un sinónimo de ocultar los datos. Hay que recordar que los datos cifrados son accesibles para todos los miembros de la red, por lo que esto puede verse como una invitación a intentar descifrar esa información confidencial. Seguramente sería mejor rediseñar el sistema para no incluir información confidencial en blockchain.

Una idea general del uso de la tecnología blockchain en el contexto de los contratos inteligentes es crear un marco que ejecute, de manera transparente y autónoma, programas que actúen como contratos digitalizados entre diferentes partes. Los participantes pueden ser humanos identificados por sus pares de claves, pero también otros contratos o máquinas, lo que abre gran cantidad de nuevos casos de uso para los desarrolladores de Internet de las cosas. Si esta idea no convence, existe otra: creando contratos inteligentes se automatizan muchas interacciones que, tradicionalmente, requerían muchas intervenciones y validaciones manuales. La idea de los contratos inteligentes es bastante revolucionaria, ya que estos ofrecen posibilidades ilimitadas de cambiar las interacciones sociales tradicionales y el perfil de un negocio digital moderno. El cambio disruptivo trae consigo un nuevo paradigma: la transferencia inteligente de la propiedad. De forma similar a la revolución de internet que cambió el mundo a principios de la década de 1990, mucha gente ve los contratos inteligentes y la inteligencia artificial como el próximo boom. En este sentido vale la pena la lectura de una entrevista realizada a Vlad Zamfir, uno de los principales desarrolladores de blockchain, sobre el lado oscuro de la tecnología blockchain y los problemas que puede acarrear su adopción. 

A modo de resumen

En suma, aunque la manera más natural de empezar con la tecnología blockchain es lanzarse al protocolo de bitcoin, hay otras plataformas y marcos que han evolucionado desde el protocolo original a través de bifurcaciones duras (hardforks) o desarrollos nuevos. Cabe mencionar Ethereum (estándar de facto para Smart Contracts), Ripple (solución para pagos globales), RSK, Monax (también conocido como Eris) e Hyperledger. Estos difieren en muchos aspectos, como el propósito general y los casos de uso, así como el sector y el ámbito objetivo en lo que se refiere a anonimidad y privacidad. En general, hay cadenas públicas, ‘permitidas’ y privadas pero sea cual sea su evolución, lo que está claro es que la disrupción de blockchain comportará toda una revolución en la gestión de datos.

Computing 765