NoticiasCloud Computing

Red Hat Enterprise Linux 8 facilita escenarios multicloud

Desde servidores bare-metal y contendores de Linux hasta las nubes públicas y privadas, la plataforma líder de Linux a nivel global impulsa nuevos niveles de inteligencia, automatización y productividad de los desarrolladores, ofreciendo una base empresarial más consistente.

Red Hat ha anunciado la disponibilidad general de Red Hat Enterprise Linux 8, el sistema operativo diseñado para abarcar la gran variedad de despliegues en toda la TI de la empresa. Para cualquier carga de trabajo que se ejecute en cualquier entorno, Red Hat Enterprise Linux 8 ofrece una experiencia Linux empresarial para satisfacer las necesidades tecnológicas únicas de las empresas que están en constante evolución.

Red Hat Enterprise Linux 8 es un sistema operativo rediseñado para la era de la nube híbrida y construido para dar soporte a las cargas de trabajo y a las operaciones que se extienden desde los centros de datos de las empresas hasta nubes públicas múltiples. Red Hat entiende que el sistema operativo de una empresa tiene que hacer algo más que ser simplemente parte de un stack de tecnología; debe ser el catalizador de la innovación. Desde los contenedores de Linux y la nube híbrida a los DevOps y la Inteligencia Artificial (IA), Red Hat Enterprise Linux 8 está diseñado no solo para dar soporte a la TI empresarial en la nube híbrida, sino también para ayudar a que estas nuevas estrategias tecnológicas prosperen.

A medida que aumenta la importancia de los despliegues de nube híbrida y multi cloud, el sistema operativo también tiene que evolucionar. De acuerdo con IDC, el 70% de los clientes están ya desplegando entornos multi cloud y el 64% de las aplicaciones en un portfolio típico de TI están basadas en un entorno cloud, ya sea público o privado. Red Hat concibe el sistema operativo como la pieza angular para esta innovación de TI y más, especialmente cuando Red Hat Enterprise Linux está preparado para tener un impacto de más de 10 billones de dólares en los ingresos de empresas globales en 20192, según un estudio de IDC patrocinado por Red Hat.

 Red Hat Enterprise Linux 8: Linux inteligente para la nube híbrida

Durante más de 15 años, Red Hat ha ayudado a las empresas a innovar en Linux, primero en sus centros de datos y ahora a través de la nube híbrida. A medida que los centros de datos crecen en escala y alcance y aumenta la complejidad de la carga de trabajo, las habilidades necesarias para desplegar y mantener sistemas de producción basados en Linux se vuelven cada vez más cruciales. Con el anuncio de Red Hat Enterprise Linux 8, esta inteligencia y experiencia están ahora incorporadas de forma predeterminada en las suscripciones a Red Hat Enterprise Linux con Red Hat Insights, ofreciendo la experiencia de Red Hat en Linux como servicio.

Red Hat Insights ayuda de forma proactiva a identificar y solucionar problemas de TI, desde las vulnerabilidades en seguridad hasta los problemas de estabilidad. Usan análisis predictivos basados en el amplio conocimiento de Red Hat acerca de las tecnologías abiertas para ayudar a los administradores a evitar problemas y el tiempo de inactividad no planificado en entornos de producción.

La gestión de sistemas dispersos a través de una variedad de infraestructura local y basada en la nube puede presentar un desafío significativo para las organizaciones de TI. Red Hat Smart Management, un complemento por capas para Red Hat Enterprise Linux, ayuda a los equipos de TI a obtener los beneficios del cloud computing híbrido a la vez que minimiza las complejidades de gestión que suponen. Al combinar Red Hat Satellite para la gestión de sistemas locales y los servicios de gestión de la nube para los despliegues distribuidos de Red Hat Enterprise Linux, Red Hat Smart Management ofrece amplias capacidades para gestionar, parchear, configurar y proporcionar implantaciones de Red Hat Enterprise Linux en toda la nube híbrida.

 

Oportunidades para todos

Linux sigue siendo el sistema operativo número uno para los desarrolladores que crean la última generación de aplicaciones empresariales. A medida que estas aplicaciones entran en producción, la estabilidad, la seguridad mejorada y las pruebas/certificación de hardware y entornos existentes se convierten en necesidades primordiales. Esto cambia la responsabilidad de los desarrolladores a los equipos de operaciones y, junto con la tendencia de Linux de ser considerado como una plataforma primaria para las aplicaciones de producción, hace que las habilidades de administración y gestión de Linux sean cruciales para los centros de datos modernos. Red Hat Enterprise Linux 8 está diseñado para reducir la barrera de entrada para Linux, permitiendo una mayor accesibilidad para los administradores de Windows, principiantes de Linux y nuevos administradores de sistemas sin temor a la línea de comandos.

Red Hat Enterprise Linux 8 abstrae muchas de las complejidades intrínsecas de las tareas desagregadas de administración de sistemas detrás de la consola web Red Hat Enterprise Linux. La consola proporciona una interfaz gráfica intuitiva y coherente para gestionar y supervisar el sistema Red Hat Enterprise Linux, desde el estado de las máquinas virtuales hasta el rendimiento general del sistema. Para mejorar la usabilidad, Red Hat Enterprise Linux soporta actualizaciones in situ, proporcionando una ruta más optimizada, eficiente y oportuna para que los usuarios conviertan las instancias de Red Hat Enterprise Linux 7 a sistemas Red Hat Enterprise Linux 8.

Red Hat Enterprise Linux 8 también incluye Red Hat Enterprise Linux System Roles, que automatiza muchas de las tareas más complejas relacionadas con la gestión y configuración de Linux en producción. Impulsado por Red Hat Ansible Automation, System Roles son módulos Ansible preconfigurados que permiten flujos de trabajo automatizados listos para manejar tareas comunes y complejas de gestión de sistemas. Esta automatización facilita a los nuevos administradores de sistemas la adopción de protocolos Linux y ayuda a eliminar los errores humanos como causa de problemas comunes de configuración.

 

Seguridad

La innovación en TI está arraigada en el código abierto, y Linux a menudo sirve como catalizador de importantes avances en la tecnología empresarial, desde Linux containers y Kubernetes hasta serverless y la inteligencia artificial. Respaldado por una cadena de suministro de código abierto más segura y reforzada, Red Hat Enterprise Linux 8 ayuda a las organizaciones de TI a adoptar la innovación lista para la producción mediante el despliegue de solo los paquetes necesarios para cargas de trabajo específicas. Esto mejora la adopción de tecnologías emergentes, al tiempo que ayuda a minimizar el riesgo potencial.

Para mejorar la seguridad, Red Hat Enterprise Linux 8 es compatible con los estándares criptográficos OpenSSL 1.1.1 y TLS 1.3. Esto proporciona acceso a algunos de los estándares más potentes y recientes en protección criptográfica que pueden ser implementados en todo el sistema a través de un solo comando, limitando la necesidad de políticas y ajustes específicos de la aplicación.

Con aplicaciones y servicios nativos de la nube que frecuentemente impulsan la transformación digital, Red Hat Enterprise Linux 8 ofrece soporte completo para el kit de herramientas de contenedores de Red Hat. Basado en estándares abiertos, el kit de herramientas proporciona tecnologías para crear, ejecutar y compartir aplicaciones contenedorizadas. Ayuda a agilizar el desarrollo de contenedores y elimina la necesidad de contenedores daemons voluminosos y menos seguros.

 

Cada centro de datos. Cada nube. Cada aplicación.

Red Hat Enterprise Linux 8 impulsa un próspero ecosistema de partners, como se espera de Red Hat Enterprise Linux, que abarca miles de aplicaciones certificadas, imágenes de contenedores de Linux, configuraciones de hardware y proveedores de cloud. Basándose en las colaboraciones estrechas forjadas por Red Hat con otros líderes de TI y a través de verificaciones exhaustivas, Red Hat Enterprise Linux 8 aporta valor añadido para configuraciones de hardware y cargas de trabajo específicas, incluyendo las arquitecturas Arm and POWER, así como aplicaciones en tiempo real y soluciones SAP.

Red Hat Enterprise Linux 8 constituye la base de todo el portfolio de cloud híbrida de Red Hat, comenzando con Red Hat OpenShift Container Platform 4 y la inminente Red Hat OpenStack Platform 15. También construido sobre Red Hat Enterprise Linux 8 está el próximo Red Hat Enterprise Linux CoreOS, un sistema operativo de tamaño mínimo diseñado para alojar despliegues de la Plataforma de Contenedores OpenShift de Red Hat.

Red Hat Enterprise Linux 8 también es ampliamente respaldado como un sistema operativo invitado en la infraestructura de nube híbrida de Red Hat, incluyendo Red Hat OpenShift 4, Red Hat OpenStack Platform 15 y Red Hat Virtualization 4.3.

El lanzamiento de Red Hat Enterprise Linux 8 también coincide con la disponibilidad general de Red Hat Universal Base Image, una imagen de espacio de usuario derivada de Red Hat Enterprise Linux para la construcción de contenedores Linux certificados por Red Hat. La Red Hat Universal Base Image está disponible para todos los desarrolladores con o sin suscripción a Red Hat Enterprise Linux, proporcionando una base más segura y fiable para la creación de aplicaciones empresariales en contenedores. Las aplicaciones creadas con Universal Base Image se pueden ejecutar en cualquier lugar con los beneficios del ciclo de vida de Red Hat Enterprise Linux y el soporte de Red Hat cuando se ejecutan en la plataforma de contenedores OpenShift de Red Hat Enterprise Linux o Red Hat.

 

Computing 781