NoticiasCloud

OVH se postula como el ‘gran proveedor cloud europeo’

En su vigésimo aniversario, la compañía de origen francés anuncia un crecimiento de dos dígitos en el mercado español.

Romain Coplo
Romain Coplo

Este proveedor cloud francés, que nació a la sombra del IaaS, confía en conseguir su objetivo de alcanzar los 1.000 millones de euros de facturación en 2020. Para ello puso en marcha un plan estratégico en 2016 que contempla la inversión en cinco años de 1.500 millones, potenciando su oferta de centros de datos globales y ampliando su portfolio al PaaS y al SaaS, dos segmentos que complementan e impulsan su negocio. En agosto de 2018, el volumen de ingresos ya superaba los 600 millones, unos 200 más de los registrados un año antes.

Parece que su hoja de ruta no va desatinada, si tenemos en cuenta que a día de hoy la firma cuenta con 28 datacenters ubicados en 12 localizaciones de cuatro continentes distintos y más de 1,4 millones de clientes en todo el mundo. Romain Coplo, Sales Director Cloud de OVH, asegura que sus expectativas de facturación en 2018 se han cumplido alcanzando “un crecimiento de dos dígitos en la línea del 22% que ha crecido el mercado cloud”. En este punto, Coplo muestra su orgullo por “contribuir a que las empresas locales puedan impulsar un crecimiento rápido de sus recursos digitales, consolidando su infraestructura informática y con un modelo interoperable y reversible”, afirma Romain Coplo, Sales Director Cloud de OVH. Según confirmó a los periodistas convocados, la firma francesa está estudiando la implantación de un centro de datos en España, “muy probablemente en la zona centro de la meseta”.

Ser agresivos en el coste y hacer énfasis en la cercanía con el cliente son dos de sus bazas, amén de apostar por la innovación y la ubicuidad

A OVH le gusta mirarse en el espejo de las grandes de la nube (Google, Amazon Web Services y Microsoft Azure) y con las que compite con unos valores que enumera el responsable de la subsididiaria: "somos una industria con una oferta de cloud simple, multicanal, asequible, reversible y transparente(las siglas de su mensaje Smart). Ser agresivos en el coste y hacer énfasis en la cercanía con el cliente son dos de sus bazas, amén de apostar por la innovación y la ubicuidad.

El equipo humano de OVH es el ingrediente principal de todo este combinado. Como explica Antonio Pizarro, Head of Sales Cloud, EMEA (responsable de Alemania, Francia, UK, Polonia, Italia y España), “nuestro modelo de trabajo regional de países es muy dinámico, usamos herramientas tecnológicas y videoconferencia para trabajar en equipo y atender a las peticiones de los clientes con rapidez y eficacia”.

Un año productivo

2018 ha sido especialmente productivo para OVH. Entre los diversos avances destaca la apertura de una nueva fábrica de 14 000 m2 ubicada en Croix, Francia, que incorpora las últimas tecnologías y que permite cuadriplicar la capacidad de producción de la compañía, pasando de 120 000 a 400 000 servidores al año. Las migraciones en caliente entre datacenters también ocupan un punto de referencia entre los logros del pasado año. “La idea de migración de workloads entre datacenters sin tiempos de inactividad era algo impensable hasta hace poco tiempo” (explica el directivo), pero durante el año pasado OVH consiguió migrar las cargas de trabajo de sus clientes de vClour Air de todo el mundo, gracias a la tecnología Hybrid Cloud Extension (HCX), lo que ha supuesto mover unos 500 entornos y casi 9.000 máquinas virtuales, con un volumen total de datos de 3 petabytes.

Innovación permanente

La fortaleza de OVH como proveedor mundial de cloud hiperescalable también se ha visto revalidada en los últimos meses con el relanzamiento de su solución Private Cloud: una oferta de Software-Defined Datacenter (SDDC) que integra la innovadora tecnología vSAN de VMware y la tecnología HCX para permitir la hiperconvergencia y garantizar un rendimiento extraordinario.

El nuevo año vendrá marcado asimismo por el crecimiento y la diversificación de servicios adaptados a cada tipo de cliente. Por ese motivo OVH anuncia la llegada de un amplio abanico de infraestructuras de datos listas para usar, así como la inminente actualización de su gama de servidores dedicados. Una gama que se completará también en este año con los nuevos servidores de Alta Gama 2019, basados en los procesadores escalables Intel Xeon y especialmente dimensionados para el calculo intensivo.

En la misma línea se enmarca el inmediato lanzamiento de la solución Managed Kubernetes, una plataforma lista para usar y administrada en el cloud público de OVH y que cubrirá las expectativas de los nativos del cloud y los desarrolladores que quieran evolucionar hacia arquitecturas de microservicios. También en Public Cloud, se anuncia la incorporación de las nuevas regiones en Asia-Pacífico —disponibles en las próximas semanas—, confirmando la estrategia multilocal de la compañía de brindar servicio a empresas que quieran hacer negocios en cualquier parte del mundo con agilidad y flexibilidad.

Computing 782