OpiniónCloud

La nube da alas a la automoción

Adquirir un coche es todavía una de las compras con más peso y emocionales que hacemos hoy en día, así que es difícil creer que pronto los datos generados desde este serán más valiosos que el propio valor del vehículo. Por Badih Nahas, Director de Cloud Insight en Oracle.

Según McKinsey & Company, la movilidad compartida (ya sea el viaje compartido o la petición de un servicio de transporte vía online) y los servicios basados en datos (sensores inteligentes, telemáticos, entretenimiento para el coche y asistentes personales), podrían extender las fuentes de ingresos de la automoción en un 30%, alcanzando 1.500 millones de dólares en 2030.

Algunos jugadores han intentado construir y gestionar sus propias infraestructuras TI

Como los coches conectados en la actualidad y los vehículos autónomos llegarán a ser un estándar en el futuro, la experiencia global de la conducción y el modo en el que los fabricantes de automoción hacen negocio se está revolucionando. En esta competición despiadada y debido a las duras presiones presupuestarias, ambos jugadores, los tradicionales y los no tradicionales, están intentando capturar una pieza del pastel. Pero, ¿cómo?

Algunos jugadores han intentado construir y gestionar sus propias infraestructuras TI. Quizá un modo mejor debería ser enfocar sus escasos recursos en perfeccionar su “salsa secreta”, y, en su lugar, recurrir al poder de la nube para ayudar a desbloquear el valor y abordar los desafíos tecnológicos más complejos

La disrupción del gobierno de los datos

Para la industria de los coches, los datos son tanto una cura como una maldición:

  • Gestionar la explosión de los datos: El crecimiento exponencial de los datos que llega de los coches conectados requiere un cambio radical en la manera en que los jugadores automotrices abordan la administración de los mismos. Según Brian Krzanich, Intel de CEO, en 2020, cada vehículo autónomo generará más de 4 TB de datos al día- ¡esto es el equivalente a cerca de 17.000 horas de música! Almacenar y hacer una copia de seguridad de incluso una parte de estos datos es un reto. Además, la regulación de los datos en algunas geografías que obligan a que estos residan localmente, supondría un aumento del número de centros de datos en todo el mundo y una presión significativa en los estrechos presupuestos de TI.
  • Monetizar los datos: Los datos generados por diferentes sensores y los dispositivos conectados en los diferentes vehículos proporcionan una gran cantidad de información sobre el comportamiento de los conductores, que pueden ser utilizados y vendidos para ayudar a los profesionales del marketing a identificar y etiquetar mejor a los nuevos clientes y a los existentes. La mayor parte de las organizaciones luchan para vencer la complejidad y contar con las aprobaciones necesarias para obtener valor de sus datos, y qué decir tiene cuando se habla de recopilar y utilizar datos de terceros. Lo que se necesita es una plataforma de gestión de datos (DMP) y una infraestructura de TI escalable y rentable que puedan integrar, alojar, analizar y monetizar torrentes de datos que fluyan internamente y desde partes externas.
  • Atraer nuevos modelos de negocio: Imagine un mundo en el que los conductores superan los informes sobre sus estilos de conducción, recomendaciones sobre cómo mejorar e incluso obtener una compensación a través de primas de seguros más bajas. Con el consentimiento de los conductores, estos informes pueden ser compartidos con proveedores de seguros, por lo que este último puede rediseñar las ofertas para adaptarse a las necesidades de los conductores y los perfiles de riesgo. Los conductores pueden ser notificados en tiempo real a través de sus apps móviles o smart watches sobre sus progresos en función de sus objetivos y puede recibir ofertas en tiempo real. Para que esto funcione, se necesitan datos de miles de millones de sensores, millones de puntos de contacto y miles de proveedores de seguros y terceros en cientos de países, así como una solución sostenible para almacenar, integrar y analizar y, después, archivar este flujo ilimitado de datos a través de interminables puntos de contacto.

El lado positivo de la nube

Está claro que la huella tecnológica necesaria para sustentar todo esto no puede ser manejada de forma individual por cada proveedor del sector de la automoción; construir su propia red de centro de datos solo conducirá a una carrera rápida fallida. En cambio, deberían asociarse con proveedores clave; nuestra experiencia ha demostrado que las empresas pueden lograr un ahorro del 20-30 por ciento del TCO de media trasladando las cargas de trabajo a la nube pública, alcanzando algunas hasta el 50 por ciento de ahorro.

De modo que la siguiente pregunta es cuál elegir. Aquí ofrecemos algunas consideraciones clave:

  • Portfolio completo: una parte clave del valor del cloud es el ahorro de costes que conlleva. A la inversa, una de los costes clave del cloud es la integración, que puede fácilmente aniquilar las reducciones que promete la migración a la nube. Por lo general, cuantas menos elementos móviles mejor, tanto desde una perspectiva de costes como de responsabilidad del proveedor.
  • Infraestructura en la nube de nivel empresarial: La variedad y complejidad de algunas cargas de trabajo puede exceder los límites de algunos proveedores de la nube o poner a los usuarios en una posición en la que se enfrentan a los desafíos de "los vecinos ruidosos" por tener una infraestructura de nube compartida. Esto, por tanto, es otro elemento crítico para asegurar que hay servicios de infraestructura de última generación disponibles que puedan soportar un enfoque de elevación y desplazamiento sin interrupciones, de modo que las cargas de trabajo migradas no se interrumpan y se evite la costosa reingeniería y rediseño de toda la arquitectura.
  • Modelo de cloud híbrido: la mayoría de las cargas de trabajo se encuentran hoy en día el centro de datos, lo que significa que se necesita un nivel de coexistencia pacífica entre los mundos on-premise y en la nube durante un tiempo. El proveedor de la nube debe ofrecer un modelo de nube híbrida integrada para garantizar la coherencia y la integración en ambos mundos y garantizar una comunicación bidireccional fluida.
  • Huella global: Por no mencionar que la mayoría de los fabricantes de automoción operan en una escala global. Por lo tanto, los proveedores en la nube necesitan al menos reflejar esa huella global para asegurar la presencia de centros de datos de primera clase en todas las esquinas del mundo.

Saber dónde trazar la línea cuando se trata de decisiones de construir versus comprar tendrá una profunda implicación en su éxito comercial, presupuestos, requisitos de recursos, plataformas tecnológicas e incluso modelos de gobernanza. La nube es un gran camino para ofrecer una respuesta y la elección del partner en la nube es primordial... ¡Nadie gana una carrera sin un equipo de mecánicos!

Computing 768