EspecialesHosting

Balance del MWC 2017

Los nuevos móviles de LG, Huawei o Sony han llamado la atención, pero la feria deja claro que el camino a la próxima generación de redes móviles no tiene vuelta atrás.

El Mobile World Congress se volvió a convertir en el  epicentro del planeta tecnológico. Como en otras  ocasiones, los principales fabricantes de móviles  aprovecharon el evento de Barcelona, donde se esperaban  más de 100.000 profesionales procedentes  de todo el mundo, para presentar los smartphones que  van a copar el mercado en los próximos meses.

Fue el caso de  Huawei y LG, que renuevan su gama alta con el P10 y el G6,  respectivamente. O también de Sony, que lanzó, entre otros,  el Xperia XZ Premium. Como era sabido, Samsung al final no  irrumpió en la capital catalana con el recambio para el Galaxy  S7. La coreana, que al final presentó una tableta y un convertible  en la línea de la Surface de Microsoft, había decidido posponer  la salida del S8 a primavera, quizá para evitar las prisas  y los problemas de fabricación que dieron lugar al fiasco del  Galaxy Note 7. El capítulo más vistoso y mediático de una feria  como el Mobile World Congress son los móviles y la presentación  de algunos wearables, como la segunda generación  del Huawei Watch, que llega con un aire muy deportivo. 

Si quiere seguir leyendo acceda a Kiosko BPS.

Computing 782