EntrevistasInfraestructuras

Compusof pone el foco en la conectividad inalámbrica

De la mano de las soluciones de HPE Aruba.

Para ilustrar la transformación que está operando el mundo de los negocios, Moisés Camarero, director general de Compusof, se refiere al caso del Washington Post, un periódico que atravesó su particular vía crucis de lectores y fue finalmente adquirido por Jeff Bezos, el dueño de Amazon. En la actualidad este medio tradicional, totalmente remozado, cuenta con 107 millones de lecturas al mes, ofrece contenidos multimedia enriquecidos y es accesible desde el móvil o la tableta. “Y es que la tendencia actual es la digitalización tanto en el mercado del usuario como en la parte empresarial. Las otras dos tendencias clave son la movilidad e Internet de las Cosas”, señala Camarero.

IoT ofrece un ecosistema nuevo de dispositivos que se tienen que conectar a la red y de forma inalámbrica. El hogar es precisamente uno de los centros donde mayor acumulación de estos productos se va a producir y en las empresas las redes son inalámbricas y cuentan con Wi-Fi. “A esto hay que añadir que en los centros comerciales, los aeropuertos, los museos, universidades, escuelas… abunda la conectividad inalámbrica. Aquí cabe comentar el proyecto de Red.es denominado Escuelas Conectadas para dotar de conectividad inalámbrica a todos los colegios de España”, sigue argumentado el directivo.

“Compusof apuesta por la tecnología de HPE Aruba para afianzarse en un mercado con grandes perspectivas de negocio, especialmente en sectores como retail, banca y finanzas y educación.”

Por tanto la red inalámbrica es el foco de atención del momento y para Compusof se convierte en un mercado estratégico, toda vez que es partner de Hewlett Packard Enterprise, quien cuenta con una oferta completa en este segmento de la mano de Aruba. “Ahora se entiende por qué HPE compró Aruba, porque era un proveedor de referencia de conectividad inalámbrica”, sentencia Camarero. HPE Aruba es actualmente el segundo fabricante mundial en este ámbito y en España ha escalado a la primera posición en sectores como educación, retail, centros comerciales y banca y finanzas. “Ahí es donde estamos apostando por Aruba”, recalca. Compusof confía en facturar una parte importante de sus ingresos en 2017 con HPE Aruba y convertirse en uno de los partners de referencia para la gran y mediana cuenta.

El fin de la era del cable convencional

En este año HPE Aruba y Compusof van a apostar por la seguridad y la automatización. La conexión a centros públicos conlleva una serie de riesgos. El software de Aruba Clear- Pass consiste en un orquestador de conectividad, lo cual se traduce en una herramienta que se conecta a la toma de Internet de la organización, al firewall, a los dispositivos de seguridad y a los que se tienen que conectar y visualiza el tipo y comportamiento del dispositivo en cuestión. Si muestra un comportamiento anómalo puede aplicarle políticas de seguridad de una forma automatizada. “De este modo dotamos de seguridad a una red en la que acceden personas de dentro y fuera de la organización. Ya se acabó la seguridad perimetral, hay que decir adiós a la era del cable convencional”, enfatiza el director general de Compusof. Otro aspecto que cubre HPE Aruba es la predicción y el comportamiento de la red, algo muy útil en entornos como la Wi-Fi de un hospital. Teniendo en cuenta que en todo el planeta hay unos 6.000 millones de dispositivos, y solo con IoT y el hogar la cifra se va a situar en unos 7.000 millones. “Hay que contar con herramientas que eviten que tu red inalámbrica caiga”, comenta.

Una tercera funcionalidad clave es Aruba Mobile First, una plataforma de API abierta que permite que terceros desarrollen aplicaciones que luego forman parte del ecosistema Wi-Fi. “Por ejemplo desarrollar aplicaciones dentro de un centro comercial que ayudan a los visitantes que se conecten a conocer la cartelera de cine o guiar a los clientes a tiendas determinadas, saber el tráfico de la gente que pasa por un punto de venta, lanzar promociones, etc.”.  

Computing 762