NoticiasInfraestructuras

Lenovo aporta eficiencia en el CPD definido por software

La compañía emprende una operación bikini aglutinando bajo dos marcas, ThinkAgile y ThinkSystem, todas sus soluciones para data center. En 2020 quiere mantenerse entre los primeros puestos en servidores y liderar en HPC.

Lenovo adelgaza su portfolio para aportar eficiencia en el nuevo entorno del CPD definido por software.
Lenovo adelgaza su portfolio para aportar eficiencia en el nuevo entorno del CPD definido por software.

A principios de año, Lenovo anunció que dividía su compañía en tres áreas especializadas y diferenciadas: PC, portátiles y tabletas, por un lado; smartphones (fruto de la adquisición de Motorola), por otro; y el negocio de data center (sus propios servidores y tecnología junto con la arquitectura x86 que compró a IBM). Ahora la firma ha anunciado las novedades para su división de centros de datos, unidad que tiene su cuartel general en California,  da trabajo a 6.000 personas y con 20 millones de servidores vendidos y más de 25 años de experiencia a sus espaldas, cuenta con clientes de todos los sectores a escala mundial.

Con este bagaje tras de sí, el fabricante ha emprendido una estrategia sustentada en la simplificación y que se traduce en aglutinar bajo dos marcas, ThinkSystem y ThinkAgile, su portfolio al completo, un catálogo “rediseñado de arriba abajo renovando nuestros productos con la nueva generación de procesadores de Intel Skylake y que supone el mayor cambio tecnológico de la compañía en los últimos años”, tal y como ha destacado Ángel Ruiz, director de Lenovo Data Center Group Iberia.

De esta manera, ThinkSystem atiende a tres puntos principales: rendimiento, plataformas flexibles pensadas para los clientes y fiabilidad. Abraca toda la infraestructura (servidores, almacenamiento y networking) y a partir de ahora queda resumido en 14 plataformas de servidores incluyendo rack y torres, equipos de misión crítica, de supercomputación y alta densidad (entre los que figuran máquinas refrigeradas por agua) y blades; 7 soluciones de almacenamiento (3 cabinas y 4 switches con los que cubren la gama media); y 5 switches “adaptados a los nuevos tiempos”. Además, la compañía acompaña todo este hardware con las herramientas de administración y gestión XClarity y Controller.  

Por otro lado, ThinkAgile se centra en la parte de software-defined Next-Gen IT, es decir, soluciones integradas ágiles, rápidas y flexibles que permitan reducir tiempos y costes en la operativa del día a día del CPD. Contiene tres gamas: infraestructura convergente (HX Nutanix y VMware Ready Nodes); software-defined-storage (SDS SX Series para dar servicio de almacenamiento Hi-end con los modelos DX8200N de Nexenta, DX8200C de Cloudian y DX8200D de DataCore Software); y software-defined-infrastructure (SX para Azure Stack, para Nutanix y para VMware VCF Ready Nodes). Con estas plataformas de hiperconvergencia se integra XClarity y una solución para los switches de la marca: ThinkAgile Network Orchestator con el que la multinacional se encamina hacia la virtualización de la red.

Finalmente, el portfolio se completa con soluciones prediseñadas en base a arquitecturas de referencia públicas y que tiene cinco familias: cloud, big data, analytics, database y clien virtualization.      

Tsunami digital

Con esta simplificación y unificación de productos, Lenovo pretende ayudar a los clientes aportando más eficiencia en el CPD definido por software. No en vano, Ángel Ruiz considera que no nos encontramos en un proceso de transformación digital, sino de “tsunami digital en el queestamos recibiendo las primeras olas, pero todavía queda que llegue la gran ola”, explica. “Y la gran ola va a arrasar muchos negocios”. En este sentido, el directivo señala que se trata de una carrera de velocidad, no de maratón, en la que hay que salvar obstáculos como el que el 80% de los presupuestos de las empresas se dediquen a mantener los sistemas y sólo un 20% a innovar. Un dato poco alentador si se tiene en cuenta que “en 2020 las arquitecturas tradicionales migrarán a tecnologías más innovadoras”, en opinión del responsable de la división de data center en España. Precisamente para esa fecha Lenovo quiere mantenerse entre los primeros puestos en servidores, liderar en satisfacción al cliente y disponibilidad de producto y llegar a número 1 en HPC (Computación de Alto Rendimiento, del inglés High-Performance Computing). Para conseguirlo seguirá apostando por alianzas con otros proveedores pero dando Lenovo el soporte de primer y segundo nivel. Y, por supuesto, contando con un vasto canal de ventas –compuesto por 900 partners contando PC y CPD- para el que ha presentado un renovado programa de especialización en julio.

Computing 761