NoticiasInfraestructuras

Dropbox, el lado más salvaje del Shadow TI

Dropbox ha sido una palabra ‘molesta’ en muchas organizaciones, cuyos responsables TI, con solo escucharla, sufrían auténticos dolores de cabeza, por representar el lado ‘más salvaje’ del Shadow IT.

Dropbox ha sido una de esas pioneras de la consumerización. Fue creada hace diez años por dos alumnos del MIT (Massachusetts Institute of Technology): Drew Houston y Arash Ferdowsi que lo convirtieron en un auténtico fenómeno viral, hasta tal punto que en la actualidad cuenta con unos 500 millones de usuarios en todo el mundo.

Dropbox es uno de los casos de éxito que más se estudian en las escuelas de negocio

Javier Ortega Estrada, Head of Southern Europe, MENA and CEE, reconoce que “Dropbox entró en las empresas como un elefante en una cacharrería”, una auténtica riada de trabajadores que vieron en el disco duro virtual de Dropbox, una forma de superar las restricciones corporativas. De la necesidad de los Departamentos de TI de gestionar este ‘desaguisado’, Dropbox encontró una gran oportunidad de negocio. Y en cuatro años ha ido cosechando buenos frutos: 200.000 empresas usuarias y una facturación de 1.000 millones de euros (“somos la empresa SaaS de más rápido crecimiento”, puntualiza Ortega).

Su expansión internacional ha sido clave. “En Europa nuestro centro de operaciones está en Dublín, y tenemos headquartes en Londres, Tel Aviv, Amsterdam, Hamburgo y París. El 60% de nuestros ingresos ya proviene de fuera de Estados Unidos”. Tienen cinco oficinas en EEUU y una subsidiaria en Australia. Dropbox es un unicornio (empresa valorada en 10.000 millones de dólares) apetitoso para los accionistas de Wall Street, y de momento no planea salir en bolsa, como confirma el joven directivo. “Tenemos cash flow positivo y preferimos mantener la independencia”.

El aliado del CIO

Ortega asegura que Dropbox no es un hándicap para el CIO, “facilitamos la manera en que las personas trabajan y colaboran y tenemos como gran aliado la facilidad de uso y la simplicidad. Desde 2002, cualquier persona que disponga de un smartphone es su propio administrador de sistemas y los CIO tienen que comprender que la consumerización es una realidad. No somos enemigos del CIO, somos un puente para la productividad y colaboración entre los trabajadores”.

Además, su foco comercial cubre todo el espectro empresarial: “A través del canal de distribución atacamos la pyme y el mid market, mientras que la gran cuenta se cubre con venta directa, con productos específicos para cada tipo de negocio en función del número de usuarios. En España tenemos clientes incluso del Ibex 35”. El portavoz destaca el éxito que Dropbox tiene en el mercado educativo español, ya que es una herramienta muy útil para la compartición de ficheros. La seguridad es otro de sus prioridades estratégicas. “Trabajamos en tres capas diferentes, seguridad operativa, estructural y certificaciones. Cumplimos con los protocolos de encriptación y estamos alineados con el GDPR. Somos la Suiza de las soluciones de seguridad que hay en el mercado y tenemos partnership con la mayoría”, detalla Javier Ortega. La compañía cuenta con certificaciones ISO y es sometida a un hacking anual.

Javier Ortega, Dropbox
Javier Ortega, Dropbox

Un aliado para el CIO

Javier Ortega Estrada es un joven emprendedor español que tras montar una empresa de redes sociales acabó fichando por Dropbox, hace cuatro años, cuando la firma SaaS de más rápido crecimiento desembarcó en Europa para expandir su negocio corporativo, que en la actualidad cuenta ya con más de 200.000 empresas usuarias. El responsable del sur de Europa cuenta a Computing los planes de Dropbox, que aspira a convertirse en el gran aliado de los CIO en el ámbito de la colaboración y la integración de aplicaciones.  

Computing 761