EspecialesMercado TI

Experian explica cómo hacer frente al aumento de amenazas de fraude

Pone de manifiesto la estrecha relación entre el crecimiento del negocio y las estrategias de prevención contra el fraude.

fraude
fraude

Experian ha publicado su primer informe anual sobre fraude a nivel mundial acerca de la convergencia de las estrategias de crecimiento con la prevención contra el fraude. El informe Tendencias Mundiales de Negocio: Protegiendo las ambiciones de crecimiento frente a las crecientes amenazas de fraude, se ha diseñado como una guía para altos ejecutivos y profesionales de la prevención contra el fraude, para ofrecer nuevas ideas acerca de la alineación de las estrategias para el crecimiento empresarial y la prevención contra el fraude. Un conocimiento que puede ayudar a una empresa a incrementar sus ingresos a la vez que se gestionan los riesgos en un mundo cada vez más virtual.

El informe identifica cinco tendencias que las empresas deberían tener en cuenta para tomar medidas dirigidas a mitigar el fraude y a mejorar la experiencia del cliente en el entorno actual caracterizado por un ritmo acelerado y su foco en el consumidor:

1. Aplicar medidas antifraude con la dimensión adecuada para reducir trastornos innecesarios al cliente. Es el momento de evolucionar y abandonar el enfoque de una solución única para todo, que crea más fricciones de lo necesario al cliente. En lugar de ello, las empresas deben aplicar soluciones antifraude que reflejen el valor y el nivel de confianza precisos para cada transacción. Esto implica un ajuste apropiado de las soluciones empleadas con el fin de alinearlas con las tasas de fraude reales y la estrategia comercial.

2. Una visión universal del consumidor es esencial para reducir el fraude moderno y el marketing. Obtener un perfil universal del comportamiento del consumidor - más allá de la visión tradicional de 360 grados - requiere el acceso a una combinación de información sobre datos de identidad, inteligencia de los dispositivos, comportamiento online, biometría, el historial de las transacciones, etc… Es importante no limitarse a las interacciones de los consumidores con la empresa en sí, sino también con otras empresas e industrias. Las empresas que interpreten este conocimiento y lo utilicen para identificar a los consumidores podrán distinguir a un estafador de un cliente auténtico con mayor facilidad, y generar confianza por el camino.

3. Ampliar la visión en un ecosistema heterogéneo. Además de utilizar fuentes propias de datos primarios, las empresas tienen que interactuar en un ecosistema diverso, trabajando con todo tipo de grupos e incluso industrias. Los estafadores tienen acceso a datos como nunca antes, incluidos los datos utilizados tradicionalmente para verificar la identidad, y utilizan esos datos para crear un perfil digital completo. Por lo tanto, ya no se puede acceder a los datos necesarios para la interacción digital mediante un enfoque compartimentado de la gestión del proceso. Obtener una dimensión integral del consumidor requiere que múltiples fuentes de datos estén trabajando de forma conjunta.

4. Adquirir agilidad y ampliar el uso de modelos basados en servicios. En la actualidad cada vez más empresas están optando por la suscripción de sistemas externos, en lugar de desarrollar sus propios sistemas o implementar las soluciones en sus instalaciones. Las continuas actualizaciones y el acceso a la nueva lógica de riesgos que acompaña a los modelos de suscripción proporciona más agilidad y una respuesta más rápida a las amenazas emergentes, independientemente de lo rápido que crezca el volumen o el número de productos, canales o zonas geográficas que se persigan.

5. Soluciones de protección contra el fraude listas para el futuro. Las empresas necesitan tener acceso a una amplia variedad de tecnologías tradicionales y emergentes, así como a fuentes de información para suplir las lagunas de conocimiento y los puntos ciegos que los estafadores aprovechan para intentar ocultarse. La capacidad para modificar las estrategias de forma ágil e interceptar el fraude más rápidamente es un aspecto crítico para impedir que el fraude avance al tiempo que mejora la experiencia del cliente.

Teniendo en cuenta estas tendencias clave, el informe proporciona a los empresarios los conocimientos que necesitan para luchar contra el fraude recurriendo a un enfoque centrado en el cliente y que actualmente se utiliza para atraer a nuevos consumidores y aumentar ingresos.

“Hay una mentalidad persistente que lleva a pensar en la pérdida asociada al fraude como inherente al coste de hacer negocios”, afirma Steve Platt, Vicepresidente ejecutivo mundial de Fraude e Identidad en Experian. “Pero a medida que evolucionan los estafadores, esas pérdidas están aumentando, y el statu quo ya no es eficaz o aceptable. Todos tenemos que anticiparnos a los acontecimientos en la lucha contra el fraude del mismo modo que lo hacemos con las operaciones comerciales y de marketing. Un conocimiento real de los consumidores es fundamental para lograr el éxito. Nos referimos a la convergencia entre el desarrollo del negocio y la prevención del fraude y estamos muy satisfechos de ofrecer el primer informe del mercado que trata sobre este tema”.