NoticiasMercado TI

El software aporta 36.000 millones de euros a la economía española

Según BSA, esta aportación representa el 3,4% del PIB de España, algo menos de la mitad de la contribución del sector del software al PIB de la UE (7,4%).

El software tiene un importante impacto sobre la economía española: representa 35.800 millones de euros del PIB del país, genera más de 600.000 empleos cualificados e invierte casi 700 millones de euros en I+D. Estas son las principales conclusiones del informe ‘Software: Un catalizador de 910.000 millones de euros para la economía de la Unión Europea’ publicado por BSA con datos y análisis de impacto económico realizado por The Economist Intelligence Unit.

El informe recoge por primera vez el alcance de la industria del software y el impacto económico que supone en la Unión Europea, especialmente en sus mayores estados miembros, entre ellos España, Alemania, Francia e Italia. Asimismo explora los amplios beneficios del software y su utilidad para gobiernos, empresas y ciudadanos.

Según el estudio, la industria del software aportó de forma directa 13.000 millones de euros a la economía española en 2014, equivalente al 1,2% del PIB. Cuando se consideran tanto el impacto directo como el indirecto, la contribución del software ronda el 3,4% del PIB, con una contribución total a la economía española que asciende a los 35.800 millones de euros. Este 3,4% del valor aportado por la industria del software en España es ligeramente superior al de Italia (3,2%) y casi la mitad de la contribución del sector al PIB de la UE (7,4%).

Software: empleos cualificados,  innovación y potencial por explotar

En términos de empleo, el software da lugar a 624.471 puestos laborales en España. Esto representa aproximadamente el 3,7% del empleo total del país. De forma directa el sector emplea a 219.234 personas, a los que hay que sumar más de 400.000 indirectos e inducidos.

Los sueldos en el sector del software en España, con un media anual de  35.709 euros, son significativamente más altos que los sueldos en el sector servicios o que la media nacional. No obstante, están por debajo de la media del sector del software en la UE -aproximadamente un 21% por debajo- y sólo ligeramente por encima de los de Italia.

Por otro lado, el software supone el 9,7% de la inversión privada en I+D en nuestro país. Las empresas son grandes inversoras de I+D en software, hasta 670 millones en 2013, lo que equivale a casi un 10% del total de la inversión del sector privado en España. De todos los países analizados, España es, junto con Reino Unido, el país con mayor porcentaje de gasto en I+D de la industria del software con respecto al gasto total en I+D en el país, superando la media de la UE.

En términos de empleo, el software da lugar a 624.471 puestos laborales en España

En palabras de Andrés Pi, portavoz de BSA en España “este informe pone de relieve la gran importancia del software para el crecimiento y el desarrollo de un país. Y tenemos el convencimiento de que no estamos explotando todo su potencial. Si consiguiéramos reducir el índice de software ilegal de nuestro país, que actualmente está en el 44%, y lo equiparáramos al menos a la media de la UE, del 28%, sin duda estaríamos ante una industria mucho más amplia y más potente, con su correspondiente empuje para la economía y la sociedad españolas”.

El software impulsa beneficios económicos en los estados miembros de la UE

Según se desprende del estudio, las economías y las fuerzas laborales de los estados de la UE se están beneficiando de los nuevos empleos que encajan con la nueva economía digital, y de las oportunidades derivadas del avance del software.

  • Alemania: La industria del software aporta un total de 152.600 millones de euros (incluyendo efectos indirectos e inducidos) a la economía alemana, lo que supone el 5,2% del PIB del país. Supone casi 2 millones de empleos (incluyendo indirectos e inducidos), un 4,5% del empleo en Alemania.
  • Francia: La industria del software en Francia supone 113.100 millones de euros (incluyendo efectos indirectos e inducidos), el 5,3% de su PIB. Proporciona empleo a 1,2 millones de personas (entre empleo directo, indirecto e inducido), que representan el 4,4% de los puestos de trabajo en Francia.
  • Italia: Un total de 50.800 millones de euros es la aportación al PIB de Italia de la industria del software, un 3,2% de su producto interior bruto. En total, 744.000 empleos están relacionados de forma directa, indirecta o inducida con el sector del software, lo que representa el 3,3% del empleo en el país transalpino.

A diferencia de los sectores económicos tradicionales, el software no necesita un catalizador externo para cambiar, él mismo es el catalizador” afirma Victoria Espinel, presidenta y CEO de BSA The Software Alliance. “El software va a seguir revolucionando como trabajamos, comunicamos, planificamos y creamos, de maneras que hoy apenas podemos imaginar. La innovación y el análisis de datos basados en el software están dando lugar a beneficios y oportunidades para amplios sectores de la economía de la UE. Cada aspecto de cada negocio, o de cada gobierno, requiere de software para desarrollarse y ser más innovador, más creativo, más competitivo y más eficiente.”

Los resultados de este informe revelan lo importante que es que los gobiernos aprovechen la oportunidad para desarrollar un marco regulatorio que permita florecer a la tecnología del software”, añade Espinel. “Abogar por el libre flujo de datos entre países, oponerse a medidas que obliguen al almacenamiento local de datos, promover las aplicaciones de las tecnologías del Internet de las Cosas (IoT) e impulsar el desarrollo de la próxima generación de estándares digitales en foros internacionales sería una clara señal de que España está preparada para aprovechar los beneficios del software”.

Computing 761