NoticiasMercado TI

Las 5 fuerzas de la disrupción digital que el CFO debe apuntar

Por Oriol Farré, director de preventa de aplicaciones Financieras de Oracle Ibérica.

Durante una conversación en el encuentro de Oracle de Modern Business Experience celebrado en Londres, mi compañero Steve Cox, vicepresidente de  ERP y EPM Cloud, señaló cinco factores clave que han originado el entorno actual de la disrupción digital:

Factor 1: La carencia de talento global
Según Cox, al 70% de los líderes financieros le preocupa su capital humano. Cada vez es más complicado encontrar a las personas idóneas con las aptitudes adecuadas en el momento oportuno.

Factor 2: El auge de los robots
Los robots industriales que hace cinco años habrían supuesto un coste de 1,5 millones de dólares estadounidenses se pueden obtener en la actualidad por 10.000 dólares, por lo que se trata de algo en lo que invierten cada vez más empresas para dar respuesta a este nuevo panorama. Las ventas de robots se dispararon en Asia un 70% entre 2010 y 2015, según el Informe Mundial de Robótica, y las empresas estadounidenses instalaron unos 135.000 robots industriales en ese mismo periodo.

Factor 3: El carácter cambiante del mercado laboral
Esta es la dura realidad pero, según elForo Económico Mundial, para 2020, se habrán perdido unos cinco millones de puestos de trabajo debido a los cambios en el mercado laboral, especialmente aquellos que impliquen un trabajo físico y predecible. Como dice Cox: “¿Cómo podemos contratar hoy en día a gente para realizar trabajos que podrían desaparecer en cinco años? Esto supone todo un desafío”.

Factor 4: Las expectativas del cliente aumentan de manera exponencial
En la era de las redes sociales, las empresas nunca han estado tan sujetas a las expectativas del cliente en cuanto a la velocidad y la calidad del servicio. El 53% de los consumidores esperan obtener una respuesta en un plazo de una hora cuando contactan con una marca a través de Twitter.

Factor 5: La volatilidad de los modelos de negocio
Vemos a fabricantes de productos que empiezan a vender servicios, a empresas de hardware de TI que ofrecen contenido e incluso a jóvenes líderes de la "economía colaborativa" que diversifican sus ofertas. Independientemente del sector, en este entorno, las empresas necesitan la infraestructura para adaptarse y evolucionar rápidamente.

Convertirse en una organización preparada para el cambio
Para que una empresa rediseñe su enfoque de modo que pueda gestionar mejor el cambio, necesita unos objetivos claros y los sistemas adecuados para absorber las sorpresas inevitables que puedan surgir a lo largo del camino. En Oracle, quisimos redefinir el enfoque de nuestro negocio para ofrecer prestaciones a través de la nube, lo cual requería que recompusiéramos nuestro proceso de ventas para hacer que la experiencia de compra fuese más rápida y sencilla para nuestros clientes.

Cox afirma: “Hace un año, la noción de que un cliente de Oracle pudiera realizar una transacción en 24 horas no era más que un sueño”. Hoy en día, un 70% de nuestros acuerdos en la nube se completan en menos de 48 horas. Para nosotros, es fundamental que nuestro equipo de ventas esté disponible para hacer que la empresa siga creciendo, en vez de pasar seis meses negociando una implantación.

Inicio sencillo
Las dificultades a las que se suelen enfrentar las empresas con la transformación digital residen en que se lanzan a la innovación sin pararse a examinar dos veces sus procesos esenciales. Apresurarse hacia un enfoque anticuado no hace más que guiarnos más rápido hacia el fracaso.
Es crucial simplificar antes de apresurarse o automatizar. Como indica Cox, “solo hay un proceso mejor”, y ese es el que deben tratar de lograr las empresas. También es importante estandarizar los procesos para que sean los mismos en toda la empresa. La coherencia es tan importante para los empleados como para los clientes, y es uno de los factores más importantes de la eficiencia.

Planificación del “¿y si...?”
Desde los inesperados avances políticos hasta los factores disruptivos que siguen planteando un reto para los modelos de negocio establecidos, las empresas deben estar preparadas para todo y ser suficientemente flexibles para cambiar de herramientas estratégicas.
Los equipos financieros deben ser capaces de modelar y probar numerosos escenarios rápidamente y con un alto grado de integridad. Solo entonces podrán desarrollar un plan sólido para cada resultado posible.
Los directores financieros de hoy en día representan el frente estratégico de la organización y se les exige que exploren una multitud de nuevos retos e incertidumbres. Al mismo tiempo, deben encontrar nuevas formas de dirigir sus departamentos de forma rápida y eficaz; y todo esto a un coste reducido. Nuestro propio estudio desveló que el 53% de los líderes financieros afirma que ahora se les exige más que nunca.
Los tiempos difíciles han elevado la función que desempeñan los directores financieros al centro de la estrategia empresarial. No es el momento de ser temerarios, pero los líderes financieros que ayuden a sus organizaciones a dirigir el cambio con autoridad tendrán una labor fundamental para garantizar su éxito continuo.

Computing 763