NoticiasMercado TI

Caen los beneficios de Indra por la reestructuración de Tecnocom y la multa de la CNMC

La compañía presenta sus resultados correspondientes a los primeros nueve meses del año con un incremento de los ingresos y la contratación, y una caída del resultado neto.

Los costes de reestructuración de Tecnocom, empresa adquirida en abril de 2017, que ascienden a 13,3 millones de euros y la sanción de la CNMC (13,5 millones), han lastrado los beneficios (EBIT) Indra, que han experimentado una reducción del 7%. Excluyendo ambos efectos, “el EBIT habría crecido un 8% (142 millones de euros en los nueve primeros meses de 2018 frente a los 132 millones de euros en los nueve primeros meses de 2017)”.

Los ingresos crecieron un 2,7%, hasta 2.174 millones de euros, con la aportación de las adquisiciones y el fuerte crecimiento del negocio de transportes en el tercer trimestre. El tipo de cambio afectó negativamente con 65 millones de euros.

La contratación en la división de Minsait (TI) creció ligeramente (un 1% en moneda local), afectada por el difícil comparable con el año pasado (proyecto de Elecciones en AMEA). Excluyendo el negocio de Elecciones, la contratación habría crecido un 13% en términos reportados.

Según Fernando Abril-Martorell, presidente ejecutivo de Indra, “hemos seguido intensificando nuestro esfuerzo en gastos e inversión para continuar la mejora en los sistemas de información, en la transformación de nuestras fábricas y en la evolución de la marca. Las nuevas organizaciones tanto en el negocio de TI como T&D, el lanzamiento de la nueva estructura de oferta y la renovación de la marca, que ha sido aplicada de forma individual en todos los mercados de la compañía, así como los planes de eficiencia y transformación, comienzan a reflejarse en nuestros resultados trimestrales”.

Computing 774