NoticiasMercado TI

Mujer y Tecnología: El largo camino hacia la normalización

Solo un 30% de los 7 millones de personas que trabajan en el sector de las TIC son mujeres.

A estas alturas ya nadie puede dudar de que el talento no tiene sexo ni condición; simplemente se tiene o no se tiene, con independencia de la edad, la procedencia o el género. Sin embargo, existen determinadas áreas profesionales que siguen teniendo una preponderancia masculina, o que el imaginario colectivo continúa vinculando a hombres más que a mujeres. La tecnología es una de ellas.

Si pensamos en una persona experta en informática, la cabeza probablemente se nos vaya en primer lugar a un perfil masculino, joven, tal vez un poquito ‘friki’… Y no se trata sólo de un problema de imaginación: se trata de una realidad detectada en las empresas, y también en las universidades.

Según el estudio ‘Mujer y Tecnología 2018’ elaborado por UGT, en las carreras de Ingeniería hay una mujer por cada cuatro hombres. Y los datos de Eurostat revelan que en España las mujeres representan sólo el 7,8% del total de matriculados en estudios STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics), ligeramente por debajo de la -también baja- media europea del 9%.

Ya en el ámbito profesional,  la Comisión Europea (CE) apunta que solo un 30% de los 7 millones de personas que trabajan en el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son mujeres. Otros estudios indican que sólo un 13,3% de mujeres participa en equipos de redes en las organizaciones, y un 15,7% de las empresas no tienen personal femenino en sus equipos de trabajo en esta área.

Por último, si hablamos del ecosistema emprendedor, sólo un 7% de los emprendimientos tecnológicos son liderados por mujeres, y éstas sólo representan el 7% de los business angels del mundo tecnológico, según TechCrunch.

Hoy, en el Día Internacional de la Mujer, conviene recordar que la historia la tecnología tal y como hoy la conocemos le debe mucho al género femenino, pues varios de los desarrollos que han marcado esta área fueron llevados a cabo por mujeres.

Mujeres como Ada Lovelace, primera programadora y madre de la programación informática; Grace Murray, que desarrolló el primer compilador para un lenguaje de programación; Lynn Conway, pionera en el campo de diseño de chips microeléctricos; Hedy Lamarr, inventora de la tecnología precursora del WiFi, Bluetooth y GPS; o Evelyn Berezin, conocida como la madre de los procesadores de texto, inventora del primer ordenador de oficina y desarrolladora del primer sistema de reserva de vuelos.

Algo está cambiando, dos ejemplos de startups

Afortunadamente, parece que algo está cambiando en la sociedad española, y que empiezan a surgir empresas que apuestan por el talento sin condición, por atraer a los mejores profesionales, sean estos hombres o mujeres; compañías cuya política de Recursos Humanos no se guía por cumplir una supuesta paridad políticamente correcta, sino por contratar a las personas que mejor puedan aportar su valor a la estrategia del negocio.

Es el caso de Bnext, primer marketplace español de productos financieros y primera entidad española en ofrecer un medio de pago no vinculado a una entidad bancaria. En el equipo de desarrolladores de esta fintech, formado por cinco personas, hay tres mujeres con una media de edad de 33 años que se encargan de desarrollar las soluciones tecnológicas que permiten operar a la empresa, utilizando tecnologías como Node.js o PHP.

El 45% de la plantilla de Bnext es femenino, y dentro del equipo directivo, una mujer lidera el departamento de Activación. Desde la organización explican que “un equipo diverso es capaz de aportar más experiencias y habilidades para solucionar problemas que un grupo de gente homogéneo, donde todos los elementos piensan igual. Además, un equipo diverso donde sus miembros se sienten apreciados es más leal, y reduce los costes de reemplazo de personal”. 

Otra startup española que apuesta por el talento sin género es Lingokids, plataforma online de contenidos para el aprendizaje de inglés especializada en niños de 2 a 8 años. En su departamento de Producto trabajan 22 personas, de las cuales 7 son mujeres que desempeñan funciones de product manager, diseñadoras de videojuegos, data scientist, y head of Growth. Estas profesionales se han formado en áreas como ingeniería mecánica, animación 3D, data mining o informática, y manejan tecnologías como Python o Redshift.

De los siete miembros de su equipo directivo, cuatro son mujeres. Una de ellas, Tabita Luis, es la head of People and Culture. Asegura que “en Lingokids apostamos por poner la gente más talentosa en el rol donde dará mejores resultados para la estrategia de la compañía, y esto, naturalmente, hace que exista mucha diversidad de todo tipo en todos los niveles”.

Computing 778