OpiniónMercado TI

La visión del directivo: Hacer de VUCA nuestro aliado empresarial

Santi Ruana, CEO de IPM.

Santi Ruana, CEO de IPM
Santi Ruana, CEO de IPM

En el libro ‘La Tierra es plana’, Thomas Friedman explica que hoy en día el ritmo del cambio es muy diferente al del pasado. Mucho más rápido y profundo, precipitándonos a una transición a una nueva era donde el mundo cambiará profundamente. La realidad es que el cambio nunca será tan ‘lento’ como hoy en día.

El rápido ‘aplanamiento’ del que habla Friedman está creando un nuevo entorno, denominado VUCA, al que las empresas deben adaptarse. VUCA es un acrónimo que utilizan a menudo los consultores para describir el entorno actual de los negocios, absolutamente cambiante, caótico y turbulento. Se forma con las iniciales de las palabras en inglés: Volatility, Uncertainaty, Complexity y Ambiguity.

VUCA es un acrónimo que utilizan a menudo los consultores para describir el entorno actual de los negocios, absolutamente cambiante, caótico y turbulento

Personalmente creo que el cambio en el ámbito empresarial ha estado sujeto desde hace décadas a los mismos factores que hacen que las empresas se sientan vulnerables, invariablemente a la aparición de competidores de dentro y fuera del propio mercado, y sobre todo a la frenética y rápida evolución tecnológica.

La estrategia empresarial se fundamenta en los mismos pilares que en esencia no han cambiado en el tiempo: prestar atención a las necesidades de los clientes, estar atentos a nuevos entrantes en el sector, mejorar los productos y servicios y, sobre todo, tener un plan para la contratación de personas y para su adecuada capacitación.

Así, ¿hay realmente algo nuevo que haga más difícil la toma de decisiones hoy que en el pasado? La respuesta es sí.

Después de la segunda guerra mundial, el mundo estaba dividido en tres bloques muy claros: Occidente y sus aliados, el bloque soviético y lo que denominábamos países del Tercer Mundo. Todo muy claro y simple. Hoy en día el mundo es mucho más difícil de entender. Rusia ya no es comunista pero todavía es enemiga de Occidente. Sus antiguos países satélites son economías capitalistas. Israel todavía está estrechamente vinculada a los Estados Unidos, pero al mismo tiempo es amiga de Rusia y cada vez más de Arabia Saudí. La nueva estrategia del Gobierno chino con su plan ‘Made in China 2025’, que se ha propuesto reestructurar su industria para ser el líder global en tecnología, provoca la guerra de aranceles con los EEUU ya que ven en el país asiático la única amenaza real a su dominio en los sectores más rentables de la economía, mientras que el bloque anglosajón se ha vuelto totalmente impredecible, con alguien como Trump a la cabeza y con Gran Bretaña sufriendo horrores para definir los términos y condiciones del Brexit.

Esta es la nueva realidad, en inglés ‘new normal’. Un marco geopolítico totalmente convulso que objetivamente afecta a la competitividad empresarial, altera las cadenas de suministro e influye directamente en la capacidad de una empresa para atraer y retener talento.

Es recomendable diversificar el negocio, aunque vaya en contra de la rentabilidad a corto plazo

Ante este panorama global es muy recomendable la diversificación del negocio, aunque esta sea enemiga de la rentabilidad a corto plazo al reducir la eficiencia e incrementar la complejidad. Todos los negocios se reducen a tres elementos: producto, mercado y canal de distribución. Cuanto más parecida sea la nueva iniciativa a lo que hacemos actualmente, mayor será la probabilidad de éxito. También es importante que las nuevas líneas de negocio tengan el potencial de mejorar significativamente la posición competitiva de la compañía y su fortaleza financiera. Debemos centrarnos sobre todo en conocer las problemáticas de los clientes y en cómo nuestra oferta puede aportarles las soluciones que necesitan.

En definitiva, se trata de que la volatilidad, la incertidumbre, la ambigüedad y la complejidad sean nuestras aliadas en lugar de nuestras enemigas. Si nadie sabe lo que nos deparará el futuro, tu visión de cómo navegar hacia él es tan buena como la de cualquier otro.

Computing 782