Casos de éxitoMovilidad

La administración electrónica llega a Asturias

El Principado de Asturias desarrolla la Administración Electrónica en un proyecto que impacta a las 8 Consejerías y sus Organismos Públicos y a más de 3.500 empleados públicos.

El Principado de Asturias está llevando a cabo un proyecto para el desarrollo de la Administración Electrónica en la región en base a las exigencias de las Leyes 39/2015 de Procedimiento Administrativo y 40/2015 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas que impacta a las 8 Consejerías y sus Organismos Públicos.

Una Administracion más cercana

Las empresas de la región que soliciten información o tengan alguna relación contractual con la administración, verán agilizados todos los trámites y tendrán un único entorno en el que realizar todas las gestiones administrativas con el despliegue, dentro del proyecto, de una nueva Sede Electrónica que cumplirá con todas las exigencias de la Ley 19/2013 de Transparencia y Buen Gobierno. Además, estas empresas podrán beneficiarse de las nuevas funcionalidades que se incorporan al sistema como la contratación Pública Electrónica, conforme a la Ley 9/2015 de Contratos del sector Público, que mejorará la concurrencia y la competencia en los contratos públicos y garantizará la máxima transparencia a los participantes; o la notificación electrónica que agilizará y facilitará el acceso a las comunicaciones emitidas por la administración autonómica.

El 48% de las solicitudes que recibe la administración del Principado ya llegan por canales telemáticos

La nueva plataforma tecnológica es además una oportunidad de negocio para las empresas tecnológicas asturianas, que podrían trabajar junto con T-Systems en el desarrollo e integración de API dentro de la plataforma del Principado en futuros desarrollos.

De la administración sin papel al móvil

El proyecto, que se enmarca en un proceso global de Transformación Digital de la administración regional, tiene como objetivo principal cumplir con la legislación vigente, diseñando una administración sin papel, y adaptando los procedimientos administrativos a una gestión electrónica que reduzca los plazos y las cargas administrativas actuales, y garantizando el cumplimiento del esquema nacional de seguridad (ENS) y del Esquema Nacional de Interoperabilidad (ENI).

Como objetivo futuro, se pretende aplicar la movilidad a todos los servicios, de forma que ciudadanos y empresas utilicen de forma preferente el dispositivo móvil en su relación con la administración, como evolución natural del uso internet desde el domicilio desde el ordenador personal.

La administración regional espera tramitar más de 3.000 certificados de firma digital entre 2018 y 2019 de los empleados públicos

La adecuación y cumplimiento a la normativa vigente ha supuesto el reconocimiento a la labor del Principado de Asturias durante el último Congreso Nacional de Innovación y Servicios Públicos (CNIS), en el que ha recogido el premio al mejor proyecto ejecutado de adecuación normativa a las leyes 39 y 40 y accesibilidad.

Por otra parte, con este proyecto el Principado de Asturias ya ha conseguido que todas las solicitudes que se presenten lo hagan en soporte digital. En esta primera etapa de implantación el 48% de las solicitudes que se reciben ya llegan por canales telemáticas, mientras el 52% restante continúan siendo solicitudes presenciales. Sin embargo, estas últimas se digitalizan en el momento de su recepción, consiguiendo una importante reducción en el tiempo de tramitación. “La tramitación de expedientes es mucho más ágil al eliminar el papel porque todos los empleados tienen acceso a la información en el mismo momento en que se genera. Por lo tanto, no es necesario el traslado físico de la documentación y además varios funcionarios pueden actuar sobre la misma solicitud de forma simultánea con la consiguiente disminución en los tiempos de tramitación”, comenta Víctor Solla Bárcena, director general de tecnologías de la información y las comunicaciones del Principado de Asturias.

Este proyecto “supone generalizar el uso del certificado digital por parte de los empleados públicos para identidad y firma que en la actualidad utilizan el 10% de los empleados públicos, y el objetivo es que en los próximos años se extienda su uso al menos al 50%. Por otra parte, permitirá acuñar el concepto de Expediente electrónico, como elemento base de tramitación interna e intercambio con otras administraciones”, explica Solla. “La siguiente evolución del proyecto será la integración de tecnologías móviles, queremos llevar la administración al móvil de nuestros ciudadanos y empresas”, concluye.

Más allá de la integración de tecnología

El despliegue del nuevo Sistema Integral de Tramitación Electrónica (SITE) en el Principado de Asturias ha contado con otros retos inherentes a la naturaleza de los organismos públicos.

T-Systems ejecuta el proyecto sobre su plataforma TAO 2.0

El desarrollo del proyecto, liderado y coordinado por la dirección general de tecnologías de la información y de las comunicaciones del Principado de Asturias, ha requerido la incorporación de equipos de técnicos de las ocho Consejerías para poder llegar a los 3.500 usuarios que llegaran a utilizar el sistema. “Formamos equipos de coordinación con miembros de las 8 Consejerías, que debían a su vez ser los interlocutores entre sus empleados y la Dirección General TIC en las cuestiones referentes a la implantación de la plataforma. La formación ha sido otro gran reto y para poder afrontarlo nos hemos apoyado permanentemente en la estructura del Instituto de Formación Adolfo Posada, propio del Principado de Asturias”, explica Víctor Solla.

Víctor Solla Bárcena, director general de tecnologías de la información y las comunicaciones del Principado de Asturias
Víctor Solla Bárcena, director general de tecnologías de la información y las comunicaciones del Principado de Asturias

En el aspecto tecnológico, la plataforma TAO 2.0 de T-Systems se integra con herramientas de la AGE, y gracias a su diseño y arquitectura es escalable y protege la inversión realizada ya que según destaca Solla “facilita los desarrollos futuros que sean necesarios para contar siempre con la administración más actualizada y eficaz”.

Por otra parte, el proyecto ha tenido repercusiones más allá de la implantación de la plataforma. Ha supuesto la modernización de los puestos de trabajo de los funcionarios públicos con equipos más eficientes tanto en el mantenimiento como en el consumo energético, lo que se traducirá en ahorros importantes cada año para la administración regional.

Computing 778