InformesMovilidad

Productividad en los entornos de trabajo digitales

En España, según HP Aruba, un 75% de los revolucionarios digitales y los empleados más rezagados manifiestan que la tecnología digital aumenta la productividad a nivel empresarial.

Los empleados que desempeñan su labor en lugares de trabajo digitales no solo son más productivos sino que también están más motivados, tienen una mayor satisfacción laboral y manifiestan una mejor sensación general de bienestar, según un nuevo estudio global de Aruba, una empresa de Hewlett Packard Enterprise.

El estudio, The Right Technologies Unlock the Potential of the Digital Workplace, revela los beneficios empresariales y humanos de lugares de trabajo con mayor componente digital, y cómo las empresas que están menos avanzadas tecnológicamente corren el riesgo de quedarse atrás y de no atraer a los mejores talentos. También señala que las empresas deben estar atentas a medida que más empleados con conocimientos digitales se arriesguen más con la seguridad de los datos y la información.

Temas y hallazgos principales

El estudio consultó a 7.000 empleados en 15 países y señaló que existe un claro abismo entre el desempeño y el sentimiento de los empleados de los entornos de trabajo digitales más avanzados y el de aquellos que emplean tecnología digital en menor grado. Como resultado del estudio surgieron varios temas clave:

  • Más allá de la productividad, las herramientas digitales desbloquean los beneficios humanos: a nivel global, los "revolucionarios digitales" -los empleados identificados como aquellos que trabajan en lugares de trabajo digital totalmente habilitados donde las nuevas tecnologías laborales son de uso generalizado- tenían un 51% más de probabilidades de tener una mayor satisfacción laboral, y el 43% es más probable que sean positivos acerca de su equilibrio vida-trabajo que los "rezagados digitales", aquellos que tienen menos acceso a la tecnología en el lugar de trabajo. Los empleados revolucionarios también tenían un 60% más de probabilidades de decir que están motivados en el trabajo, y un 91% más de posibilidades de elogiar la visión de su compañía.
Los 'revolucionarios digitales' tenían un 51% más de probabilidades de tener una mayor satisfacción laboral
  • El trabajo digital también es compatible con el desarrollo profesional: a nivel global, el 65% de los revolucionarios informaron haber experimentado desarrollo profesional y crecimiento mediante el uso de tecnología digital, en comparación con solo el 31% de los rezagados.
  • Se cuantifica la productividad de la tecnología digital: a nivel global, el 73% de los revolucionarios digitales informaron de un impacto positivo en su productividad y el 70% mencionó la mejora de la colaboración gracias a las tecnologías digitales, frente al 55% de los rezagados.
  • Los continuos avances en la tecnología digital y la automatización allanan el camino para mejores experiencias en el lugar de trabajo: si bien la automatización puede percibirse como una amenaza para la estabilidad laboral, nuestra investigación descubrió que había un gran entusiasmo por ella. A nivel global, el 71% de los encuestados dijo que recibiría con agrado un lugar de trabajo totalmente automatizado en el futuro, lo que permitiría a las organizaciones construir entornos de trabajo más inteligentes y efectivos.


"No importa qué industria, estamos viendo un movimiento hacia entornos de trabajo centrados en el ser humano a medida que las empresas se esfuerzan por cumplir rápidamente las cambiantes expectativas de cómo las personas quieren trabajar", señala Joseph White, Director de Estrategia, Diseño y Gestión del Lugar de Trabajo de Herman Miller. "Esto depende de combinar los avances en tecnología, lo que incluye el mobiliario, con las ciencias cognitivas para ayudar a las personas a involucrarse en el trabajo de nuevas maneras. Esto no solo significará experiencias únicas y premium para las personas, sino también la oportunidad para que las organizaciones atraigan y retengan al mejor talento".

"La naturaleza misma del término "lugar de trabajo" se está transformando, a medida que las empresas comienzan a darse cuenta de que el espacio efectivo está centrado en la experiencia y debe adaptarse a estilos de trabajo que abarcan diferentes generaciones y tipos de personalidad", dijo Francisco Acoba, Director General de Deloitte Strategy & Operations.

Riesgos emergentes

El estudio también señala que los empleados están entusiasmados con la nueva tecnología y desean que sus gestores les proporcionen más. Casi todos los encuestados (93%) afirmaron que su lugar de trabajo mejoraría a través de un mayor uso de la tecnología, mientras que el 64% dijo que su compañía quedaría rezagada frente a la competencia si no se implementan nuevas tecnologías.

Un 64% cree que la oficina tradicional se volverá obsoleta debido a los avances en la tecnología

•             De forma global, el 69% de los encuestados dijo que sus empresas invirtieron en herramientas digitales en el lugar de trabajo en el último año, y crece el interés en una nueva generación de tecnologías que incluyen herramientas inteligentes que automatizan los controles de temperatura y la iluminación (24%), activación por voz, tecnología AV e inalámbrica (23%), y aplicaciones móviles corporativas personalizadas (23%).

•             La mayoría de los encuestados afirmó que la tecnología digital daría como resultado un entorno de trabajo más eficiente (56%), más colaborativo (52%) y más atractivo (47%).

Si bien los beneficios de los lugares de trabajo digitales son amplios, el estudio también reveló que la ciberseguridad es un desafío para los empleadores.

•             Aunque los empleados reportaron niveles más altos de concienciación sobre ciberseguridad (el 52% piensa en la seguridad a menudo o diariamente), también admitieron correr más riesgos con los datos y los dispositivos de la compañía, y el 70% admitió comportamientos de riesgo, como compartir contraseñas y dispositivos.

•             Una cuarta parte (25%) de los empleados se ha conectado a Wi-Fi abierto potencialmente inseguro en los últimos doce meses, un 20% dijo que usa la misma contraseña en varias aplicaciones y cuentas, y el 17% admitió anotar contraseñas para recordarlas.

El camino que está por recorrer

Estos hallazgos indican que las empresas deben adaptarse para aprovechar los beneficios de la nueva tecnología digital del lugar de trabajo y, al mismo tiempo, minimizar los riesgos de seguridad. Aruba recomienda que las organizaciones tomen las siguientes medidas:

•             Adoptar una estrategia digital en el lugar de trabajo: los departamentos de TI deben trabajar con los gerentes comerciales, los usuarios finales y otras partes interesadas para definir una hoja de ruta para la evolución de su lugar de trabajo digital. Esto incluye ir más allá de las tecnologías establecidas para implementar nuevas herramientas como sensores inteligentes y aplicaciones móviles personalizadas que crearán experiencias de trabajo cada vez más personalizadas.

Las empresas deben adaptarse para aprovechar los beneficios de la nueva tecnología digital del lugar de trabajo

•             Construir espacios de trabajo digitales colaborativos: las empresas deben pensar cómo el lugar de trabajo digital se extiende más allá de su oficina central para apoyar a los trabajadores remotos, socios y clientes. Los responsables de TI deben planificar e invertir en un entorno de trabajo sin fronteras.

•             Incorporar la seguridad desde cero: las empresas deben diseñar el lugar de trabajo digital con la seguridad como parte integral del diseño, teniendo en cuenta el papel del error humano y de los ciberdelincuentes. Para lograr una seguridad óptima que se pueda adaptar a los cambios y las incógnitas, la TI debe considerar las tecnologías emergentes en las redes, la computación en la nube, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático.

 “La consumerización del lugar de trabajo es un movimiento muy real. Los empleados son consumidores y queremos atender a las expectativas del consumidor", ha afirmado Pedro Martínez, responsable de desarrollo de negocio de Aruba, una empresa de Hewlett Packard Enterprise. "El lugar de trabajo se está volviendo más inteligente y, por lo tanto, los empleados están trabajando de forma más inteligente".

Datos en España

Si se observan los resultados de nuestro país, el estudió indicó que un 75% de los revolucionarios digitales y los empleados más rezagados en España manifestaron que la tecnología digital aumentaba la productividad a nivel empresarial y un 83% afirmaron que las oficinas tradicionales se convertirán en lugares obsoletos.

Además, un 21% de los encuestados manifestaron que el desarrollo profesional y el crecimiento en su lugar de trabajo es mejorable y que un 51% desearían tener más posibilidades de realizar trabajo en remoto.

Por otra parte, más de la mitad de los revolucionarios digitales, el 51%, informaron haber experimentado desarrollo profesional y crecimiento mediante el uso de tecnología digital, en comparación con solo el 35% de los rezagados. Siguiendo la media global, en nuestro país, un 72% de los revolucionarios también informó de una mayor capacidad para adquirir nuevas capacidades profesionales aunque respecto a los rezagados fueron un 63% aquellos que reconocieron más esta ventaja, aumentando la media global.

Resulta preocupante ver cómo en el caso de España, más de la mitad de los encuestados (54%) indicaron que raramente o nunca piensan en la ciberseguridad.

Un nuevo paradigma ha comenzado a surgir donde las tecnologías de construcción inteligente se cruzan con el lugar de trabajo digital para formar el Smart Digital Workplace. Aquí es donde el diseño centrado en el ser humano se combina con el IoT y la automatización de edificios. El Smart Digital Workplace puede permitir experiencias personalizadas como iluminación inteligente que se adapta al usuario. Los edificios pueden ser más ecológicos mediante la optimización dinámica de la utilización de energía en función de los patrones de los empleados. Estos nuevos casos de uso no solo fomentan la productividad de los empleados, sino que también mejoran la eficiencia.

Le concluyó: "Este estudio global indica que la elección, la personalización, y la automatización están mejorando el resultado final para las organizaciones que están definiendo el futuro del trabajo. Los beneficios son tangibles y van más allá de la productividad".

Computing 770