NoticiasMovilidad

Sogeti, primera firma en España en asegurar la calidad de las aplicaciones móviles

La empresa de servicios de Grupo Capgemini asegura ser la primera empresa del mercado español en ofrecer a sus clientes la capacidad de asegurar la calidad de sus aplicaciones móviles a partir de un servicio ágil, rápido y de bajo coste.

Sogeti ha lanzado un nuevo servicio denominado Mobile Applications Service, que permitirá a las organizaciones garantizar la calidad de sus aplicaciones móviles en diversas plataformas y modelos de dispositivos. Con esta nueva oferta, la compañía de servicios perteneciente al Grupo Capgemini, asegura ser la primera empresa del mercado español en ofrecer a sus clientes la capacidad de asegurar la calidad de sus aplicaciones móviles a partir de un servicio ágil, rápido y de bajo coste.

Sogeti ofrecerá este nuevo servicio bajo el modelo MTS (Managed Testing Services), que permite utilizar un proceso de Testing industrializado, aprovechando la totalidad de los recursos de que dispone la compañía en todo el mundo; y bajo la modalidad TaaS (Test as a Service), que garantiza flexibilidad, pago por uso y escalabilidad en función de las necesidades de cada momento.

Las pruebas hacen foco en la funcionalidad, robustez, comunicación, gestión de interrupciones, influencias de la aplicación sobre las características del dispositivo, gestión de memoria de los dispositivos, interoperabilidad entre las aplicaciones y gestión de la pantalla. El nuevo servicio tiene tres niveles de tiempos de respuesta, según las necesidades del cliente, que oscilan entre los cinco y los 15 días.

“Un alto porcentaje de los departamentos de TI se han visto sorprendidos por la proliferación de Apps dentro del negocio, lo que les exige verificar que trabajan de manera correcta, segura y conviviendo perfectamente con el resto de redes internas de la empresa”,declara José Luis Antón, director de la unidad de Testing de Sogeti España. “Esta nueva situación les obliga a replantearse sus políticas y metodologías de calidad en un escenario cada vez más complejo por la diversidad de plataformas y dispositivos existentes en el mercado. Además, las metodologías y herramientas tradicionales no están adecuadas a este nuevo entorno”, añade Antón.

Computing 780