NoticiasMovilidad

La digitalización hace atractivo el transporte público

El Observatorio del Sector Público de IECISA organiza el debate ‘La digitalización del transporte’ con expertos de Renfe Viajeros, EMT y Autoritat del Transport Metropolità del Área de Barcelona, entre otros.

El transporte es un sector que también se ve afectado por la transformación digital, una transformación que ha introducido cambios en, por ejemplo,  formas de pago y en los modelos de negocio y que también ha incorporado los datos como “nuevo combustible”. Expertos de las principales empresas públicas de transporte analizan los principales retos y oportunidades de la transformación digital en su sector en ‘La digitalización del transporte’ organizado por el Observatorio del Sector Público de IECISA.

El debate arranca con el análisis de las posibilidades de intermediación que ofrecen las tecnologías digitales, ante las que los expertos se han mostrado partidarios de no delegar el conocimiento del cliente para continuar subrayando la importancia del control a la hora de gestionar algo indelegable, la disponibilidad del servicio. La opinión se centra en que, aunque el sector público tendrá que buscar un partenariado con sectores emergentes, será siempre bajo un modelo de gobernanza en el que lo público, desde el punto de vista del interés y beneficio social.

El sector público debe que buscar un partenariado con sectores emergentes

La apuesta de futuro consiste en pasar de prescribir tecnología a prescribir requisitos, un aspecto en el que las compañías de servicios tecnológicos pueden desempeñar un importante papel como integradores, y para lo que, necesariamente, han de apostar por estándares y herramientas abiertas. Otra cuestión crítica de esta transformación del transporte público, que sea accesible con cualquier medio de pago.

Un aspecto destacado ocupa aquí el Plan de Innovación para el Transporte y las Infraestructuras 2018-2020 del Ministerio de Fomento, que contempla la disponibilidad de una infraestructura de datos enriquecida por todos los actores para tener una mejor gestión, añadiendo también como aspecto clave la interoperabilidad, y la importancia de los estándares de comunicación.

En 2040 la conducción humana desaparecerá

En torno a la ciberseguridad se pone el foco en las redes tecnológicas de operación (OT), que tienen más probabilidades de ser afectadas, ya que, apuntan, que las IT, por lo general, están más protegidas. Continuando con la seguridad, el coloquio gira hacia el vehículo autónomo, el cual opinan que marca un camino, aunque con incógnitas. Si el factor humano, responsable del 90% de los accidentes, desaparece, ¿cómo será el periodo de transición? ¿cuál será el papel de los seguros? ¿conduciremos sólo en circuitos?

Cambio de modelo

En Madrid, el 70% de las emisiones de óxidos de nitrógeno provienen del transporte, unas cifras que se completan con el número de personas que mueren prematuramente por la baja calidad del aire, más de 25.000 al año en España.

Se menciona la velocidad como el gran reto para que el transporte público sea una alternativa al resto de opciones, porque, todos coinciden, hay que sacar coches de las ciudades, para lo que se plantearon medidas que hagan más atractivo el transporte público, tales como bajar el IVA al tipo superreducido, acciones de comunicación o acciones educativas.

Citan finalmente la sensibilidad ambiental de las nuevas generaciones, el teletrabajo o la necesidad de invertir más en movilidad urbana e interurbana.

Computing 773