OpiniónMovilidad

Tecnologías de Localización Indoor, ahora más accesibles

Por el Departamento Técnico del Grupo Compusof.

Pero, ¿qué son las Tecnologías de Localización Indoor? Se trata de una red de dispositivos utilizados para localizar inalámbricamente objetos o personas dentro de un edificio y son prometedoras para muchas aplicaciones de inteligencia ambiental, incluida la ayuda a la navegación in situ para las personas con dificultades para encontrar el camino. Las más dominantes son principalmente inalámbricas y entre ellas destacan: las etiquetas RFID, soluciones wifi y las aplicaciones bluetooth.

Las primeras engloban un sistema RFID que suele estar compuesto por uno o más dispositivos de lectura que pueden ser utilizados sin cables para obtener el ID de las etiquetas presentes en el entorno. Las segundas más utilizadas son las soluciones wifi, cuyo posicionamiento basado en redes WLAN en interiores se realiza mediante la estimación de un punto situado entre un conjunto de los lugares más probables. Finalmente, las de bluetooth se utilizan principalmente para localización.

El posicionamiento en interiores se apoya en un modelo transmisor-receptor donde hay dos posibilidades para determinar la ubicación actual de una persona o un activo: enfoques basados en el cliente y basados en servidor. Se utiliza una tecnología de cliente para realizar el seguimiento de individuos que podrían necesitar un canal de retorno para un mayor intercambio de información (visualización de posición en un mapa, alertas en la propia ubicación, tareas etc.) y para fines de navegación. Por su parte, se utiliza una tecnología basada en servidor para realizar un seguimiento de bienes y personas y consta de un sistema típico de un solo sentido de comunicación hacia el receptor.

Algunos ejemplos de su uso

Las aplicaciones basadas en RFID son idóneas para analizar el comportamiento de los consumidores, por ejemplo, en un supermercado o para realizar el seguimiento de activos en el sector logístico. Entre sus pros destacan que cuentan con muy alta precisión, son inmunes a las interferencias y no requieren de batería alguna. En cambio, entre sus contras resaltan su corto alcance (menos de un metro), proporcionan únicamente una ubicación puntual o que su infraestructura pueda ser costosa.

En cuanto a las aplicaciones basadas en wifi, estas presentan gran utilidad en el análisis de ocupación de edificios de oficinas o en la utilización del tráfico ferroviario. Entre sus principales ventajas destacan que se puede utilizar la infraestructura wifi existente (con habilitar la opción wifi es suficiente), disponen de gran alcance (hasta 150 metros) y detecta el nivel del suelo. Sin embargo, puede ser relativamente inexacto comparado con bluetooth/RFID, no tiene garantías de latencia o puede usar direcciones MAC aleatorias si el teléfono no está conectado a la red wifi.

Los Sistemas de Posicionamiento en Interiores (IPS) deficientes e inescalables han sido históricamente el mayor obstáculo para implementar con éxito las tecnologías de Internet of Things (IoT) hasta ahora

Por último, la tecnología bluetooth cuenta con innumerables ventajas, entre las que destacan que permite un hardware económico y discreto, consume baja energía y facilita la integración flexible en el sistema de gestión de la infraestructura. Además, trabaja donde otras técnicas de posicionamiento no tienen señal, es compatible con iOS y Android, así como cuenta con una alta precisión en comparación con wifi. Entre sus contraindicaciones, requiere algo de hardware adicional y su alcance es tan solo de 70 metros.

Desde el Grupo Compusof, trabajamos desde hace tiempo en este tipo de sistemas ofreciendo soluciones de localización de alta fiabilidad. Como Business Partner Platinum de HPE Aruba, -firma líder en este segmento de mercado-, nuestra compañía desarrolla diferentes proyectos en este ámbito con clientes que confían en nuestras soluciones que están integradas bajo la confianza, eficacia y experiencia demostrable en este sector.

Computing 778