InformesMundo digital

Gestión de la diversidad generacional en entornos ágiles

Un estudio de Quint muestra que la Generación X aporta los componentes de liderazgo más necesarios para el mundo ágil.

La consultora de estrategia y operaciones Quint ha lanzado la primera investigación sobre ‘Liderazgo y Gestión de la Diversidad Generacional en los Entornos Ágiles’, un trabajo en el que se analizan las capacidades de adaptación y cambio de las tres generaciones con mayor peso en la empresa española: los Baby Boomers, la Generación X, y la Generación Y o Millenials.

El estudio, basado en una encuesta con responsables de RRHH de grandes compañías españolas, pone de manifiesto que existen dos falsos prejuicios alrededor de las capacidades en función de las edades analizadas. De esta manera, los Baby Boomers están más preparados de lo que se piensa comúnmente para abordar proyectos ágiles”, explica Raquel García, consultora senior en Quint y responsable de la investigación. Según Raquel, “los Boomers llevan toda su vida adaptándose a los cambios, han pasado de escuchar las noticias en la radio a verlas en la televisión y a recibir notificaciones en su móvil de periódicos online”. La adaptación a la agilidad no es un reto en sí mismo para ellos y su principal barrera es la capacidad técnica, según se desprende de este estudio.

Los comportamientos propios para favorecer un entorno ágil coinciden precisamente con las debilidades de los Millenials

En contraposición con las creencias más populares, “los Millenials no son ágiles por naturaleza”, continúa Raquel. “Los comportamientos propios para favorecer un entorno ágil coinciden precisamente con las debilidades de esta generación”, matiza. No solo tienen que adaptarse al cambio, como las otras dos generaciones coexistentes, sino que deben compensar sus áreas de mejora específicas. Así, son profesionales que por lo general prefieren relacionarse a través de dispositivos móviles y consumir la información de forma pull, valoran la libertad de elección de horarios y exigen que se respeten sus tiempos. Puntos, todos ellos, que contrastan con la inercia actual de las compañías y la recurrencia establecida para los eventos ágiles. 

Los más preparados

La Generación X es la que parece estar mejor preparada para la era ágil, según los expertos. Sus destacadas valoraciones de habilidades más soft como la adaptabilidad o la colaboración la convierten como la mejor situada para liderar esta transformación.

Sin embargo, no todos perciben la agilidad de la misma manera. Para el 53% de los Baby Boomers esta nueva forma de abordar el trabajo supone una nueva adaptación en sus vidas, y para el 25% es una oportunidad de mejora. Solo para el 22% es una moda pasajera que tendrá menos impacto en su carrera.

Para casi el 40% de los Millennials el término agilidad les evoca adaptación (al cambio), y para otro 38% significa reducción del time to market

La Generación X tiene opiniones más dispares sobre el término analizado. Para la mayoría la agilidad tiene que ver con la aceleración de los tiempos y con entregar valor más rápido, con un 36% de entrevistados que lo vincula a la reducción del time to market y un 26%, a eficacia. El 19% lo relaciona con transparencia, ya que implica mayor relación con el cliente y entre los miembros del equipo. Por último, el 13% menciona la orientación al cliente como una de las características más destacadas.

Para casi el 40% de los Millennials el término agilidad les evoca adaptación (al cambio), y para otro 38% significa reducción del time to market y acelerar la entrega de valor. EL 23% vuelve a señalar a orientación al usuario o cliente.

Preferencias a la hora de trabajar en equipo con las distintas generaciones.
Preferencias a la hora de trabajar en equipo con las distintas generaciones.

Con quién trabajar

Las tres generaciones coinciden en que resulta más fácil trabajar con la Generación Y, a pesar de que los encuestados señalan la tendencia de los Millennials a subestimar y despreciar las experiencias previas. También de forma unánime, los entrevistados destacan la dificultad para trabajar con los Baby Boomerspor sus escasos conocimientos técnicos, su aceptación de los sistemas jerárquicos y dificultad de adaptarse a los cambios”, explican. La Generación X se mantiene en un punto intermedio. Por un lado desea diferenciarse de los Millennials mientras que por el otro no quiere encasillarse entre los más veteranos. 

A pesar de las preferencias, “la convivencia de distintas edades en los equipos ágiles es una realidad”, continúa Raquel. Es en esa colaboración necesaria donde se deben orquestar las medidas para que la edad sea un complemento y no una diferencia; y es en ese punto donde “el área de Personas tiene un importante papel en los próximos años”, concluye la investigadora.

Computing 778