NoticiasMundo digital

La innovación y la construcción de marca: prioridades de las empresas en Internet

La búsqueda de la innovación es una constante en las empresas hoy día, lo que es un imperativo si son compañías de base tecnológica.

De hecho, perseguir la novedad y la originalidad debe formar parte de su hoja de ruta, se debe entender como camino hacia el éxito.

Pero debe ir precedido de un análisis profundo de la situación de la empresa y del mercado, a fin de marcarse unos objetivos. Y no se trata solo de enfocarlo como algo temporal, sino sistemático, que forme parte de la identidad de la empresa. Está claro que el talento que esta sea capaz de atraer y las sinergias que pueda crear, ayudarán a conseguir esos objetivos.

Pero incluso las empresas que van a la vanguardia no están exentas de cometer errores de calado que comprometan su imagen, algo que ponga en peligro la confianza que sus clientes han depositando en ella durante años, y que se disuada a los potenciales clientes. Si algo trae el necesario salto al mundo online, es la necesidad de ganar visibilidad y construir una imagen de marca potente. Pero, ¿cómo?

Ser diferentes

No hay muchas formas de diferenciarse en un mercado que es altamente competitivo, especialmente en ciertos sectores. Se pueden identificar, en concreto, tres vías para hacerlo, las que señala el CEO y cofundador de StartupExplore, Javer Megias.

Una opción es poner a la venta los productos y servicios más baratos, competir en costes. Sin embargo, no todas las empresas están en el contexto adecuado, no todas pueden aplicar economías de escala o tener un proceso de producción muy optimizado para sacar muchos beneficios. No suelen tener esa capacidad, desde luego, una pyme o una startup, a no ser que cuenten con un método revolucionario. Y eso nos vuelve a llevar a la innovación.

La otra opción es ser el mejor. Claro que para eso hay que fijarse en lo que haga el líder del sector o nicho en el que se desarrolle el trabajo de la empresa, y eso implica poner en el punto de mira su filosofía, sus estrategias o sus objetivos, y actuar en relación a estas. Pero eso implicaría estar demasiado determinado por lo que haga la otra empresa, que no tiene por qué ser lo mejor, a lo que suma la dureza de competir con los mismos recursos que una compañía que ya está ampliamente consolidada.

La tercera posibilidad es la de ser el único, y esa es, a juicio de Javier Megias, la que se debería perseguir. Eso implica la creación de tecnología que suponga una ruptura, marcarse una ruta propia sin estar excesivamente determinados por el mercado, y sí por el cliente. Hay que saber qué necesita.

Sigue el camino para hacerse único quien es capaz de darle un giro a ciertos productos, que antes se reducían al uso de profesionales concretos. Las mini camaras han dejado de ser sola cosa del detective privado y el espía, y han pasado a estar al alcance de cualquiera. A esta vuelta de tuerca se suma la innovación propia de este tipo de dispositivos, ya que una cámara espía necesita ser sometida a revisión constante para tener formatos novedosos, que pasen desapercibidos. La mini cámara espía conforma todo un nicho.

Usar todas las herramientas al alcance

La propia tecnología pone a nuestro alcance infinidad de herramientas para innovar. Aprovechando la tecnología de BlueStacks, una compañía tecnología de Estados Unidos que ha desarrollado un emulador Android para computadora, la web AndroidParaPC reúne un nutrido catálogo de juegos de Android, para jugar desde PC o Mac.

El sitio web, en definitiva, recopila muchos de los juegos más populares de cuantos se han desarrollado para Android, y que, además, son gratuitos. Y lo que hace, es, sencillamente, explicar a los lectores cómo descargar esos juegos en su ordenador, proporcionando los enlaces que necesita.

Con ello, sus desarrolladores pretenden ganar posiciones en un mercado cuya industria que genera altas expectativas, en el verano de 2017, se hablaba de una estimación de casi 109.000 millones de dólares facturados hasta final de año, lo que suponía un crecimiento del 7,8%. Y todo ello aprovechando información y tecnología ya existente, solo sirviendo de herramienta a los millones de jugadores que hay ya en todo el mundo.  Muchas veces, innovar es saber ver la oportunidad.

Buscar ayuda profesional

Está claro que, hoy día, tener un producto que resulte innovador y elegir el camino de ser único para convencer a miles de clientes, no es garantía de éxito si una empresa no logra darse a conocer, ganar posiciones, hacerse visible y construir una marca potente. Y para eso está el marketing.

Es cierto que la inversión en este apartado cayó a finales del año pasado, y se apuntó a la inestabilidad económica y la falta de grandes eventos que pudieran servir como gancho para explicar este extremo. Sin embargo, los números indican que es un capítulo necesario en cualquier empresa.

Y es que, según los datos de GetResponse y BrightLocal, que fueron recogidos por Cyberclick.es, las empresas invierten una media global de 75.000 dólares al año en marketing digital, por lo que el 35% de su presupuesto total de marketing se va a ese apartado. Hablamos de grandes empresas, pero la pyme también trata de cuidar la parcela: hasta 400 dólares de media al mes, y la proporción que se destina a marketing digital ha aumentado un 40%.

La manera de rentabilizar al máximo la inversión es contar con un equipo de profesionales como el de Trey Digital, dedicados al marketing online en Madrid. La Agencia de marketing online Trey Digital se dedica a la gestión de SEO, de publicidad SEM, de redes sociales, email marketing, diseño y desarrollo web y marketing de contenidos. Una cartera amplia como para dar solución a cualquier inquietud.

Aportar valor

Todo el mundo quiere sumarse al carro de las criptomonedas, llamados por quienes afirman que se trata de la moneda del futuro, y por aquellos que aseguran haber ganado mucho con ellas.

Al margen de lo que haya o no de verdad en ciertas afirmaciones, innovar es también saber dar soluciones a quienes tienen preguntas. Convertirse en experto en alguna materia, sobre todo en aquellas que resultan novedosas y cuentan con el interés de buena parte del público, también es diferenciarse. Y también contribuye a crear imagen de marca, aunque sea personal.

Computing 771