OpiniónMundo digital

El futuro es de los robots

Por Rufino Contreras, Redactor Jefe de Computing.

Cuando hablamos de robots, todos nos ponemos a pontificar si serán buenos o malos. Si serán mascotas nuestras como aventura Wosniazk, el socio de Steve Jobs en el invento del Macintosh, o si nos comerán como dice Elon Musk de Tesla. Pero las preguntas se multiplican y la angustia se apodera de muchas personas que ven cómo su horizonte se cierra como una guillotina que siega sueños y oportunidades. ¿Nos quitarán el trabajo y nuestra autoestima? ¿Nos relegarán a las más altas cimas de la irrelevancia? No sé, siempre en nuestros (pre)juicios están presentes las novelas apocalípticas del siglo XX, de mundos felices y milnovecientosochentaycuatros oscuros. Pero como todo tiene diferentes puntos de vista, es bueno optar por otras perspectivas.

Mi compañera Andrea, coordinadora de Ticpymes, me dio la clave el otro día cuando empezó a arengar, con sus aires de política en ciernes, que los robots serán los únicos que conseguirán repartir la riqueza en el mundo y que todo sea equitativo. Ella cree firmemente que la auténtica justicia global llegará de la mano de los robots. Además, apostillé con mi sorna habitual, no estarán programados para la huelga. La burbuja de estos sueños utópicos la pinchó Laura, redactora de Computing, con su sagacidad de libro: “Pero no tendrán emociones, solo verán datos, acabaremos como en Esparta, los inadaptados no tendrán cabida”. Vuelvo a caer en mi mar de dudas.

Sea como fuere, estoy persuadido de que un robot no tendrá un master falso aunque los pueda generar por miles; conducirá nuestros coches reduciendo sensiblemente el número de siniestros, pues no probará una gota de alcohol; que realizará operaciones quirúrgicas impensables hoy día o que permitirá convertir en ‘bon vivant’ a un gran número de los habitantes del planeta, aliviando la legión de esclavos y de miserables que inunda el primer y el tercer mundo. Los consultores y expertos de marketing hablan de que los humanos nos podremos dedicar a tareas de valor y las máquinas realizarán el trabajo sucio. Viviremos más de 150 años… pero que me expliquen quién pagará la seguridad social y las pensiones.

Computing 773