OpiniónMundo digital

Y, después de la transformación digital de las energéticas, ¿qué?

Patricio Novoa, Director Global de Energía, Utilities & Environment de VASS, habla de un sector con modelos de negocio muy diversificados.

Patricio Novoa, Director Global de Energía, Utilities & Environment de VASS
Patricio Novoa, Director Global de Energía, Utilities & Environment de VASS

El sector de la energía está inmerso en estos momentos en un gran reto, muy vinculado a su proceso de transformación digital: el de la eficiencia y la mejora de su productividad. En un mercado en el que los modelos de negocio están cada vez más diversificados y en el que el ciudadano no se conforma solo con la prestación de un buen servicio, las utilities y las empresas energéticas están obligadas a buscar otras formas de acercarse al consumidor.

Ya no es suficiente con que una compañía ofrezca un servicio, en muchos casos vital en el día a día de las personas, como es el de la electricidad, el transporte o la climatización. El cliente demanda una oferta más personalizada y acorde con sus valores y forma de vida. Por eso, las energéticas están derivando a modelos de negocio más verdes y sostenibles en un escenario social en el que la preocupación por el calentamiento global y el cambio climático es cada vez más patente.

Solo el 34% de las compañías españolas considera sus sistemas suficientemente preparados para integrarse por completo en la transformación digital

La innovación y la tecnología juegan un papel fundamental en todo este proceso de cambio en la relación empresa-cliente y, es ahí, donde las compañías y consultoras tecnológicas deben aportar un valor añadido. Como empresa especialista en soluciones digitales, en VASS somos conscientes de que la transformación digital en el sector de la Energía, las Utilities y el Medio Ambiente hay que trabajarla a través de cuatro pilares básicos transformacionales.

El primero de ellos es la organización de las empresas y la forma en que las acompañamos en su camino hacia un modelo lean, basado en la mejora continua para agilizar las operaciones. Nuestro lema ‘haz digital, si eres digital’, hace referencia precisamente a ese impulso hacia el cambio cultural a través de modelos de operaciones Agile y soluciones digitales que permitan la innovación de escala.

Este modelo de organización, unido a nuestra metodología colaborativa VASSXtreme, aporta grandes beneficios a las compañías energéticas, que ven cómo se desarrollan sus productos y servicios en menos tiempo y con mayor calidad, cómo la distribución se realiza en tiempo real, cómo se gestionan las demandas de los clientes, de las áreas y de los empleados y cómo se acelera la escalabilidad de las tecnologías.

Sobre los Xtreme Teams

Y es que los Xtreme Teams, formados por expertos profesionales orientados al valor, desarrollan funcionalidades de producto y servicios con mínima supervisión, aportando beneficios al cliente del sector energético en la reducción del time to market, en la generación de un ROI predecible y controlable, en la reducción de riesgos y en la mejora del tiempo de respuesta.

El segundo pilar es el cliente, como centro del negocio y de la estrategia (people first). Pero no pensamos ya en el cliente tradicional, sino en uno que demanda multiexperiencias. Las energéticas están obligadas a entender las necesidades de su cliente, porque cuanto más lo conozcan, más capaces serán de proponer nuevos servicios y soluciones.

Nos movemos en un mundo en el que tenemos múltiples formas de interactuar con el cliente y en el que, cada vez, hay menos transacciones físicas en favor de las digitales. Se está dando, por tanto, un gran salto de medio y soporte en el que las energéticas deben desarrollar procesos que acompañen al cliente en los diferentes momentos de su ciclo vital. Es aquí donde VASS aporta un valor añadido, activando la mejor solución en cada uno de esos momentos para no perderlo en el camino.

La maximización de los recursos y la automatización de los procesos son clave en la operativa de las grandes compañías energéticas

La transformación de la tecnología y la infraestructura que da soporte imprescindible a todo este tipo de necesidades son otras de las columnas fundamentales de nuestro trabajo en este sector y las más tangibles. Nuestras soluciones están ideadas para digitalizar los procesos de las grandes compañías y para superar los retos a los que esta digitalización nos obliga: omnicanalidad, mobile first, experiencia de usuario, compliance, etc.

Finalmente, trabajamos sobre el pilar de la eficiencia vinculada a la excelencia operativa, por cuanto la maximización de los recursos y la automatización de los procesos son clave en la operativa de las grandes compañías energéticas.

El reto no es fácil de abordar. Se trata de acelerar iniciativas digitales, tanto para el ciudadano como para las organizaciones, con la vista puesta en abordar, de la mejor manera posible y para todos los actores, la llamada transición energética. Y en ello estamos.

Computing 782