EncuentrosSeguridad

Saber innovar, un sello de distinción

En los últimos años se observa un alto desarrollo transformador de los sectores de Banca y Seguros. Innovación, omnicanalidad, cloud, movilidad, big data y, sobre todo, seguridad se convierten en los retos a los que se enfrentan estas organizaciones con el objetivo añadido de obtener un retorno para el negocio.

Banca y aseguradoras siempre han tenido una posición privilegiada en el camino hacia la transforma­ción digital debido a sus mode­los de negocio. Con una amplia historia de negocio digital, son dos sectores que han sabido adaptarse a los cambios y sacar provecho de los mismos. Sin embargo, aho­ra se enfrentan a uno de sus mayores retos, la aplicación del GDPR. La nueva normativa de Protección de Datos, que entrará en vigor el próximo 25 de mayo, promete revolucionar el mercado al completo, pero estos dos sectores en específico, debido al uso tradicional que han hecho del dato en sus negocios, van a tener que buscar la forma de continuar su negocio a pesar de las restricciones que acontecen.

Computing ha querido reunir junto con VMware y Dell EMC a representantes de los sectores de banca y seguros, para debatir la for­ma en la que estos se enfrentan a los retos de transformación que están por venir.

“Estuve recientemente en una reunión con un banco, y me comentaba que uno de los prin­cipales retos actualmente era el GDPR, conse­guir cumplir la ley a la vez que se mantiene el acceso a los datos de los clientes para mantener la competitividad”, comenzaba el encuentro Isabel Reis, directora general de Dell EMC Enterprise para España y Portugal.

Cumplir el GDPR al 100% será muy difícil; si se aplica en todo su conjunto, hará mucho daño al sector seguros

“La respuesta es complicada” continuaba Pedro Gismera, responsable de las líneas de desarrollo para BackOffice de Reale Ites, “to­davía no sabemos cómo cubrir ambas facetas, respetar los derechos del cliente y mantener los datos necesarios para nuestra labor comer­cial”. Desde su perspectiva, el derecho al olvido implica borrar todos los datos de sus clientes, con lo que pierden mucha capacidad de deci­sión y de inteligencia de negocio, a la vez que competitividad al no ser capaces de mejorar en inteligencia. “Cumplir la ley al 100% será muy difícil; si se aplica en todo su conjunto, hará mucho daño al sector seguros, ya que basamos nuestro negocio en información histórica”.

Para acceder al contenido completo descargue el PDF

Computing 773