NoticiasSeguridad

Faltan referentes femeninos en ciberseguridad

Estudios globales muestran la escasa presencia de mujeres en este ámbito: únicamente un 11% de los profesionales.

La empresa española de ciberseguridad Open Data Security con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra el próximo 8 de marzo ha entrevistado a dos destacadas profesionales del campo de la ciberseguridad para conocer las principales barreras a las que se tienen que enfrentar las mujeres en este sector y qué soluciones hay para dar más visibilidad al talento femenino en este ámbito.

Los datos reflejan la escasa presencia de mujeres expertas en ciberseguridad, no sólo a nivel nacional, sino también en el ámbito global. Según el estudio The 2017 Global Information Security Workforce Study:Women in Cybersecurity, hoy en día solo el 11% de las personas dedicadas a la ciberseguridad en todo el mundo son mujeres. Sin embargo, serán necesarios 1,8 millones de profesionales en este sector en 2022, tal y como apunta el informe.

La reducida representación de la mujer en el ámbito de la seguridad informática se explica desde varias perspectivas:

  • Por un lado, la falta de referentes femeninos en los colegios y entre los educadores. Una encuesta de Kaspersky Lab mostró que el 69% de las jóvenes entrevistadas no conocía a nadie que trabajara en el sector de la ciberseguridad.
  • A esto se suma el escaso interés en las carreras de seguridad informática: un 45% de las participantes en dicho estudio, con edades comprendidas entre los 16 y los 21 años, ignoraban que existían carreras en este sector.
  • Otra explicación reside en el peso de los estereotipos: se asocia seguridad informática con la necesidad de tener conocimientos de programación y la realidad es que se necesitan profesionales de distintos campos.

Precisamente esto es lo que apunta Silvia Barrera, Inspectora de la Policía Nacional: “La ciberseguridad necesita perfiles provenientes de distintos campos, no solo de la Ingeniería Informática. No solo es conveniente, sino necesario. Yo soy un ejemplo y conozco muchos más de mujeres que han estudiado Derecho, Psicología, ADE, Física, Teleco, Criminología, que están trabajando como consultoras de ciberseguridad, ciberinteligencia, analistas, puestos de gestión de la seguridad, haciendo auditorías, servicio de soporte técnico, etc. que disfrutan mucho de lo que hacen y, sobre todo, de lo que aprenden”.

A estas razones, se suma una más, la brecha de género que se refleja claramente en el día a día de estas profesionales, tal y como explica Sheila Ayelén Berta, analista de seguridad en ElevenPaths Argentina.

Con 22 años se convirtió en la conferenciante más joven del evento de ciberseguridad DEFCon USA en 2017. Sheila habla de la discriminación que ha sufrido como mujer en los eventos de ciberseguridad: “Si algo he aprendido, es que aquel que te discrimina y descalifica por ser mujer no cambiará esa actitud, por más que te esfuerces el doble en demostrar lo que sabes, seguirá ignorando tú opinión. Por lo tanto, si vas a esforzarte el doble que sea por ti, quienes valen la pena te tomarán en cuenta y respetarán tu opinión independientemente de tu género”.

Cómo atraer el talento femenino a la ciberseguridad

Tanto los distintos estudios, como las entrevistadas coinciden en que hacen falta más mujeres en este campo con perfiles capaces de resolver de forma creativa complejos problemas, así como una visión reflexiva y crítica. Para ello es necesario atraer talento femenino abordando distintos frentes:

  • Desde los educadores y la escuela: estimular el interés entre las jóvenes visibilizando referentes femeninos que ya desarrollan con éxito su profesión en la ciberseguridad. Explicando la formación necesaria para este campo y las opciones que abarca.
  • Concienciando sobre el impacto de la ciberseguridad en la sociedad actual: la creciente dependencia tecnológica nos vuelve vulnerables a cualquier tipo de ataque en las infraestructuras de empresas e instituciones.
  • Acabando con los estereotipos: hay que eliminar la imagen de los profesionales de la ciberseguridad como personas con dificultades sociales que trabajan de noche tecleando código.
Computing 775