Noticias5G

5G Edge, la nueva solución de análisis predictivo de Verizon y Atos

Basada en la nube y la inteligencia artificial, la solución permitirá a las empresas analizar datos a gran escala para operar de manera más eficiente ya que la plataforma puede analizar 180.000 millones de valores por hora.

Verizon Business y Atos han llegado a un acuerdo para proporcionar soluciones inteligentes de IoT con una arquitectura que combina 5G privado y edge computing de acceso múltiple. Dirigida a empresas, gobiernos y comunidades de todo el mundo, la solución 5G Edge los ayudará a aprovechar mejor el análisis predictivo para mejorar la eficiencia operativa, mitigar el riesgo y aumentar los ingresos.

Gracias a la experiencia de Verizon y Atos, las empresas y organizaciones podrán diseñar experiencias digitales inmersivas que aprovechen al máximo un entorno 5G edge de las redes, un avance tecnológico para la estrategia empresarial. La solución conjunta 5G Edge proporciona una arquitectura de extremo a extremo, que incluye equipos, 5G, aplicaciones y automatización, servicios y soporte onsite, y por lo tanto aborda los desafíos de latencia y escalabilidad de manera rentable.

Verizon integrará la plataforma Computer Vision de Atos en su entorno, combinando computación perimetral de acceso múltiple y 5G privado para ofrecer a las empresas una solución completa, con varios casos de uso listos para usar. La plataforma de Atos desempeña un papel vital al proporcionar a los clientes de industrias sensibles capacidades de análisis de video basadas en inteligencia artificial. Al usar los servidores BullSequana Edge de Atos, Verizon fortalecerá sus ofertas de 5G Edge e implementará nuevos casos de uso, así como avances en seguridad de red, conectividad y administración de datos.

Basada en la nube y la inteligencia artificial, la solución de Verizon y Atos permitirá a las empresas analizar datos a gran escala para operar de manera más eficiente. En un caso de uso, la plataforma puede analizar 180.000 millones de valores por hora. Con este sistema, los ingenieros y operadores podrán determinar exactamente cuándo y dónde se espera el tiempo de inactividad, con hasta 30 días de anticipación. Las métricas y tendencias derivadas del análisis también mejorarán la eficiencia operativa y eliminarán los fallos con el tiempo. Esta información puede provenir de una parte localizada del sistema y aplicarse globalmente.

 

 

Computing 816