Casos de éxitoAdministración Pública

La Universitat Oberta de Catalunya viaja directa a la nube con Enimbos

La universidad migra a la cloud su infraestructura en un ambicioso proyecto que se extenderá hasta 2022.

Universitat Oberta de Catalunya (UOC).
Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

La Universitat Oberta de Catalunya (UOC), con cerca de 72.000 graduados y un 93% de tasa de ocupación, arrancó un proyecto de migración a la nube a finales del mes de enero de la mano de Enimbos por el que persigue migrar 600 servidores desde su CPD on premise a un entorno completamente cloud en Amazon Web Services (AWS). Desde la UOC han dado el paso definitivo de migrar toda su infraestructura, principalmente, por dos razones: “En primer lugar, porque el CPD en el que tenemos alojada nuestra infraestructura on premise en Castelldefels está situado en una zona declarada con un elevado riesgo de inundación y, en segundo lugar, porque la UOC apuesta por la nube pública como acelerador y palanca para su negocio en educación 100% online”, cuenta Ricard Mateu, CIO de la UOC.

La Covid-19 -que ha puesto en jaque a todos los sectores, pero especialmente al educativo- ha jugado un papel importante para colocar a la nube como facilitadora de la continuación del negocio en cualquier circunstancia. Cuando estalló la pandemia, “pasamos de una política de teletrabajo que incluía al 40% de la plantilla a tener que virtualizar los entornos del 100% de esta. Pero el mayor reto fue la virtualización de los exámenes. De 3.000 exámenes online al año pasamos a realizar 60.000”, cuenta Emili Rubió, COO y Vicegerente de Operaciones de la UOC.

Un plan ambicioso

En 2014 la universidad diseñó un plan estratégico en torno a la cloud empezando con la plataforma de Salesforce, “desde 2015 hemos ido migrando progresivamente aplicaciones a AWS y adquiriendo nuevos sistemas de información en un modelo SaaS o mediante el uso de arquitecturas basadas en componentes de la nube, pero ahora estamos dando el empujón definitivo subiendo el 90% de nuestros servicios que, esperamos, estén por completo en la cloud a finales de agosto”, explica Mateu. Enimbos ha contribuido en el proyecto desde un primer momento cuando ejecutaron “un exhaustivo análisis de nuestra infraestructura y sistemas TI en formato Due Diligence, hasta el posterior, y actualmente en desarrollo, proyecto de migración Kinton, como se llama la nube de Dragon Ball”.

La nube cambia la forma en la que gestionas la evolución tecnológica de tu empresa 

“Sopesamos entre varias empresas para iniciar el proceso, pero ya conocíamos la forma de trabajar de Enimbos de cuando hace un par de años pusimos en marcha con ellos un sistema de control económico del consumo de nuestras infraestructuras cloud. Ahora todo es pago por uso”. Mateu habla de Satec como otro socio tecnológico importante en el proceso, “con ellos llevamos a cabo el servicio de administración y gestión de la infraestructura”. Para la consecución del proyecto están realizado una migración gradual en base a los momentos de mayor criticidad para las áreas de negocio. “Los inicios de semestre, cuando se realizan el 40% de las matrículas, son periodos de alta actividad, por lo que esos sistemas vamos a intentar migrarlos los últimos”.

A nivel estratégico, apostar por la nube ha aportado a la UOC “escalabilidad -un factor esencial para acompañar nuestro crecimiento internacional-, la oportunidad de avanzar junto con la evolución de producto del fabricante -en el caso de las tecnologías as a Service- y no siempre precisando de la inversión propia, robustez, resiliencia operativa y seguridad perimetral nativa en cloud -como el cifrado de determinadas aplicaciones críticas-”. Más allá de la eficiencia y la disminución de riesgos, subir a la nube supone un cambio cultural y de paradigma en la universidad. “Cambia la forma de abordar los proyectos, los tiempos y las capacidades de los equipos, en definitiva, la forma en la que gestionas la evolución tecnológica de tu empresa. Además, facilita la captación y el mantenimiento de nuevos talentos, que conciben el trabajo de distinta forma”.

El análisis económico del proyecto ha sido para la UOC un factor determinante a la hora de tomar la decisión. “Este año y el que viene ya amortizábamos las infraestructuras adquiridas hace cinco o seis años, y teníamos que invertir de nuevo” -explica Mateu-, “preveíamos un gasto de millones de euros y, al hacer el análisis de costes en la nube, la migración se traducía en un ahorro de medio millón de euros al año respecto a los costes globales de mantenimiento del CPD”. No obstante, hasta que el proyecto no culmine, la UOC debe mantener los gastos del CPD junto con la migración a nube, por lo que “el proyecto supone una inversión total de alrededor de 650.000 euros”.

Plan de migración 

  • Definición de un plan de migración detallado por grupos de aplicaciones. • Identificación de todos los servidores existentes y planteamiento final de migración. • Creación de los runbooks de operación.
  • Identificación de las políticas de las directivas de seguridad necesarias y diseño de una solución de seguridad integral en cloud.
  • Diseño de la landing zone y el control y gestión de accesos.
  • Elaboración del business case para la migración.
  • Definición del modelo de gestión del cambio.
  • Diseño de la arquitectura objetivo en AWS.
  • Identificación de riesgos y dependencias entre las aplicaciones y servidores.
  • Elaboración del plan de gestión del cambio.
  • Ejecución de la migración de toda la infraestructura (600 servidores).
  • Análisis y optimización de costes TI asociados al consumo cloud.
Computing 803