NoticiasAdministración

Acoso y de Riva

Elecciones en Ametic, relato de una crisis.

 ¿Quién hubiera sospechado que tras la exitosa celebración del 30 Encuentro de Telecomunicaciones de Santander a principios de septiembre, la situación iba a volverse en contra del presidente de la patronal encargada de representar los intereses de la industria tecnológica en nuestro país? Por aquellos días, todo parecía fluir armoniosamente entre las operadoras y la junta directiva de Ametic, que inmortalizaron el congreso con una fotografía de familia y compartieron estrado y mantel para pregonar las eternas reivindicaciones del mundo telco. Dos semanas después, la decisión de José Manuel de Riva de presentarse a su reelección el 29 de noviembre no sentó bien en determinados círculos y un ulterior artículo de Expansión abría la caja de los truenos reavivando viejas heridas. Entonces empezó el rosario de abandonos, entre ellos Informática El Corte Inglés que adujo cuestiones de reestructuración. Telefónica ha sido la empresa que más peso ha tenido en el éxodo y ha arrastrado consigo, entre otras, a Ericsson, que presentó su baja casi al mismo tiempo. Días después anunciarían su marcha ZTE y Nokia, mientras que Orange ha sido el último hasta la fecha en abandonar la patronal.

Los argumentos de las empresas ‘críticas’ se apoyaban en que José Manuel de Riva ha mostrado un perfil “demasiado personalista” y en que la representatividad y eficacia no han sido las esperadas. Y también subyace el hecho de que las 300 empresas que componen Ametic tienen un voto equivalente con independencia de la cuota que pagan a la asociación. Fuentes próximas a Ametic se defienden de las críticas, que consideran huecas y un mero artificio para enmascarar un antiguo rencor que proviene de diciembre de 2014, cuando de Riva y su equipo apoyaron a Antonio Garamendi para la presidencia de la CEOE en contra de Joan Rosell, quien finalmente resultó elegido. El fracaso de la fusión de Ametic con la AEC, con el plante de everis. también fue un revés para de Riva. En este mismo mes, se habló de que Telefónica tenía su candidato; se trataba de Francisco Ros, ex Secretario de la SETSI, que al final decidió no entrar en liza. Según ha podido saber Computing, Ros habló por teléfono con de Riva para comunicar su decisión de no optar a la presidencia si no encontraba el camino libre. Y tal parecía, el presidente de Ametic se agarraba como un gato a su ‘barra’ de incondicionales, formado por un 78% de los asociados, en su mayoría pymes.

La suerte estaba echada. Don Quijote había vencido a los gigantes y cabalgaba sin opositores a su reelección. Y sorpresivamente José Manuel de Riva, en inmolación pública, retiró su candidatura a pie de urna con el siguiente mensaje: “En un ejercicio de responsabilidad, tras una profunda reflexión, he decidido proceder a la retirada de la candidatura que encabezo, para dar opción a que puedan concurrir otras que intenten conseguir el consenso entre los asociados, a través del dialogo y la negociación”.

Se abre a partir de ahora un nuevo proceso electoral que se cierra en enero de 2017, al tiempo que José Manuel de Riva y su equipo directivo mantienen su cargo en funciones. A primeros de este mes se celebra una junta para sentar las bases de la nueva Ametic y la presentación de nuevos candidatos y sus avales. Es de esperar que la patronal TIC se recomponga, y que se destierren para siempre las luchas de poder y de intereses cruzados.

Computing 782