OpiniónAlmacenamiento

La vida después del mainframe

Hay muchas voces que argumentan que el mainframe todavía no ha muerto, pero está experimentando una lenta agonía desde que surgieron los ordenadores personales. Por otro lado, los defensores del mainframe apuntan a que grandes bancos, compañías de seguros y aerolíneas continúan confiando en él como plataforma para sus sistemas críticos.

Carlos Machado, Country Manager de Morphis.
Carlos Machado, Country Manager de Morphis.

Hay muchas voces que argumentan que el mainframe todavía no ha muerto, pero está experimentando una lenta agonía desde que surgieron los ordenadores personales. Afirman que la aparición de cada nueva tecnología disruptiva es un factor más que causa su desaparición. Entonces, ¿por qué considerar la migración del mainframe?

Por otro lado, los defensores del mainframe sostienen que esta muerte aún está lejos y los rumores acerca de su desaparición son exagerados. Afirman que más del 90% de los grandes bancos, compañías de seguros y aerolíneas continúan confiando en el mainframe como plataforma para sus sistemas críticos.

Independientemente de estas dos posturas opuestas, los mainframes han demostrado ser una excelente opción en términos de robustez, velocidad y seguridad. A lo largo de décadas, han sido el soporte de los sistemas vitales y más críticos de las organizaciones. Además, se han invertido billones de dólares en el mantenimiento y la evolución de estos sistemas.

Si bien es cierto que la aparición de la nube proporcionó nuevas posibilidades a los mainframes -como su uso en centros de datos- también puso de manifiesto las limitaciones de integración y evolución de sus sistemas heredados, en vista de la creciente llegada de tecnologías emergentes y arquitecturas sin servidor.

La gran pregunta que surge hoy en día es cómo recuperar y aprovechar esos sistemas mainframe heredados, que han supuesto una gran inversión en el pasado, y desbloquear las funciones vitales de una organización, preservando el rendimiento, la solidez y la seguridad.

Integración del mainframe y costes operativos

Es innegable que los mainframes continúan ofreciendo capacidades únicas. Pero también es cierto que los costes operativos del mainframe resultan mucho más elevados que los de cualquier otro sistema.

Más del 90% de los grandes bancos, aseguradoras y aerolíneas confian en el mainframe como plataforma para sus sistemas críticos

En primer lugar, el mantenimiento del mainframe presenta el problema de los costes de procesamiento de la CPU. Otro coste significativo es el de las licencias y el mantenimiento de equipos, procesos y recursos, que cada vez se subcontratan más a otras empresas. Esta creciente subcontratación se debe al hecho de que los equipos TI de las organizaciones no tienen el conocimiento necesario para mantenerlos.

Otro aspecto que no debe pasarse por alto tiene que ver con la reducción de la disponibilidad de recursos humanos con habilidades en los lenguajes y conceptos de desarrollo del mainframe, lo que provoca un aumento en los costes de contratación.

También es necesario tener en cuenta los costes implícitos de las limitaciones de la integración con otros sistemas, arquitecturas y tecnologías.

Por otro lado, uno de los principales problemas de los sistemas instalados en mainframe es su baja flexibilidad y rigidez para la integración con otras aplicaciones externas. Esta limitación representa un coste que la empresa paga en términos de competitividad.

Migración a la nube para reducir costes

En este contexto, muchas compañías han buscado alternativas que puedan ofrecer niveles de servicio idénticos o mejores. Las soluciones para mover cargas de trabajo del mainframe a la nube constituyen la opción más inmediata para reducir los costes operativos. Las organizaciones que migran a la nube obtienen ganancias significativas al capitalizar sus beneficios, como la escalabilidad, la agilidad y, lo más importante, la rentabilidad.

Pero la migración a la nube se puede realizar a través de múltiples rutas, con diferentes niveles de esfuerzo, riesgo y reducción de costes. Estos caminos no son exclusivos y también pueden constituir una hoja de ruta, desde la más inmediata y táctica, hasta la más estratégica y rentable. Para ello, es necesario que las organizaciones cuenten con el asesoramiento adecuado para adoptar una solución capaz de encargarse de migrar el mainframe hacia un nuevo lenguaje en la nube.

Computing 796