Casos de éxitoAnalytics

PVH protege sus placas solares con la inteligencia artificial de Techedge

Un algoritmo predictivo capaz de anticipar las rachas de viento y permitir el paso de las filas de placas fotovoltaicas a posición de defensa.

Techedge ha desarrollado un algoritmo predictivo capaz de anticipar las rachas de viento y permitir el paso de las filas de placas fotovoltaicas a posición de defensa, con la intención de que estas no se vean afectadas y dañadas por el viento. La empresa que lo ha implantado es PVH, proveedor de seguidores solares con amplia experiencia en plantas fotovoltaicas a gran escala en todo el mundo.

Ivan Arkipof, CTO de PVH, comenta cómo fue la génesis del proyecto: “Desde PVH comenzamos a investigar el mercado buscando un algoritmo y sistemas de IA y machine learning que nos ayudaran a resolver uno de los problemas a los que nos enfrentamos en las plantas de producción de energía fotovoltaica, la predicción de los cambios del viento, ya que internamente no teníamos la capacidad para desarrollarlos, por lo que necesitábamos un partners que nos ayudara”.

Según relata el experto, constataron que no existían en el mercado soluciones de este tipo, “pero entonces encontramos un artículo de un responsable de Techedge, Jaume Manero, que hablaba de una aplicación de su compañía precisamente comentando el desarrollo de una solución como la que estábamos buscando y además aplicada al entorno energético”. Este descubrimiento les vino como anillo al dedo y ambas compañías se pusieron manos a la obra. En estos momentos el proyecto se encuentra en la fase de despliegue y “al finalizar este trimestre estará plenamente implantado”, según las previsiones del fabricante. Beneficios del proyecto La primera fase consistió en la investigación y desarrollo, y la primera instalación se realizó en la planta que PVH cuenta en la localidad valenciana de Cheste; el pasado año se hizo una prueba en seis de sus parques.

Como explica Ivan Arkipof,“los beneficios de este proyecto residen en que gracias a este algoritmo -desarrollado con Techedge- conseguimos reducir, de forma drástica, el tiempo en el que los paneles solares no están haciendo seguimiento solar, que es cuando es rentable el sistema, frente a un posible cambio del viento. Hemos conseguido una mejora en este tiempo de entre el 60 y el 80%”. Pero hay otro aspecto mucho más importante que la mejora del rendimiento, y es la protección de los paneles solares, ya que una tormenta de viento puede provocar daños millonarios en un panel fotovoltaico, y sobre todo afecta al tiempo que se debe emplear en ponerlos de nuevo en funcionamiento. “Es decir, este algoritmo nos ayuda a prevenir y proteger las instalaciones, y a ser proactivos a la hora de manejar la colocación de los paneles solares”, resume el CTO. De cara al futuro, PVH está trabajando con Techedge en otros proyectos basados en inteligencia artificial y machine learning en otras áreas directamente vinculadas con el viento o el posicionamiento de los paneles fotovoltaicos.

Computing 803