InformesAnalytics

RPA se impondrá en 3 años

Tres de cada cuatro empresas apuestan por el uso de tecnologías de automatización inteligente frente al 58% del 2019.

En 3 años la totalidad de las organizaciones harán uso de tecnología RPA
En 3 años la totalidad de las organizaciones harán uso de tecnología RPA

El número de organizaciones que utilizan tecnologías de automatización inteligente en su modelo negocio ha aumentado hasta el 73% en 2020, creciendo 15 puntos porcentuales respecto al 58% registrado en 2019. Esta es una de las principales conclusiones del estudio 'Automatización con inteligencia: en busca de la reinvención en toda la empresa' elaborado por Deloitte.

El informe constata, así, que tres de cada cuatro empresas ya han incorporado soluciones tecnológicas de automatización inteligente, como RPA, machine learning, procesamiento de lenguaje natural (NLP), Business Process Management (BPM), entre otras.

De este 73%, el 23% sostiene que están implementando entre 11 y 50 automatizaciones y hasta un 13% asegura que se encuentra escalando su estrategia con más de 51 procesos automatizados, cifras que rozan el doble de la edición de 2019 (12% y 8%, respectivamente). Asimismo, el 37% afirma que está realizando pruebas piloto con hasta 10 automatizaciones. En 2015, año de la primera edición de este estudio, solo un 13% de las organizaciones se planteaban automatizar procesos a través de robots a corto plazo (RPA).

El 31% de las organizaciones han acelerado su inversión en automatización en la nube como consecuencia de la pandemia

“El desarrollo de estas tecnologías (que ya no incluyen solo RPA) y la comprensión y el consenso creciente de su poder catalizador entre los directivos, es exponencial”, indica Luis González Gugel, socio responsable de Robotics en Deloitte. “Pero su verdadero valor está en su poder transformador si su implementación se aborda desde una visión estratégica de negocio: personas, procesos y tecnología al alcance”.

Según los participantes del estudio, las principales barreras para la adopción a mayor escala de la automatización inteligente son, por orden: la fragmentación de procesos, la falta de preparación tecnológica, la resistencia al cambio, la falta de visión clara y el coste de implementación. “En España”, indica Luis González Gugel, “los programas de automatización a escala comienzan a generalizarse principalmente en las grandes corporaciones. Los centros de excelencia están sirviendo de catalizador para generar esta escala y para avanzar en la eminencia de este concepto más amplio de automatización inteligente. Del mismo modo las compañías de un tamaño medio y también el mercado pyme están comenzando a entender el potencial que la automatización tiene para trasformar sus modelos de negocio apoyándose en soluciones Cloud que facilitan el acceso a la tecnología”.

RPA, la tecnología de automatización más demandada

El mercado global de tecnologías de automatización está creciendo a una tasa de crecimiento anual del 40,6%; y se estima que alcance los 25.660 millones anuales para 2027.

De toda la oferta, la RPA se ha mantenido en 2020 como la tecnología de automatización más utilizada entre las compañías encuestadas: el 78% asegura que ya ha implementado este tipo de sistemas y el 16% prevé hacerlo en los próximos tres años. Lejos le siguen el reconocimiento óptico e inteligente de caracteres (51%) y el Business Process Management (36%), con una perspectiva de crecimiento del 30% en el corto plazo en ambos casos; el monitoreo de procesos (33%) y la orquestación (32%). Asimismo, el informe destaca que, pese a que tan solo un 34% de las compañías afirman que están implementando soluciones de Inteligencia Artificial en la actualidad, más de la mitad (52%) de los encuestados prevé implementarla en el próximo trienio.

La automatización a través de la nube (cloud) destaca como una de las tendencias en auge. El 31% de las organizaciones afirman haber acelerado su inversión en este ámbito como consecuencia de la pandemia. Según Gonzalez Gugel, “se estima que las inversiones en este ámbito se dupliquen en los próximos tres años. Escalabilidad, implementación más rápida y menor coste son las tres razones principales que están llevando a ello”.

El 13% de los entrevistados afirma ejecutar automatizaciones únicamente desde la nube y cerca del 50% de las compañías ya usa cloud para algunas de sus automatizaciones. Tan solo una de cada diez organizaciones no la están usando y tampoco lo planean.

La automatización impactará en el talento

Nueve de cada diez ejecutivos entrevistados espera que sus inversiones en automatización aumenten la capacidad de su fuerza laboral durante los próximos tres años, según los resultados del estudio. En este sentido, los directivos de organizaciones que ya han implementado o escalado sus procesos de automatización constatan que han logrado un aumento del 12%.

Más de la mitad de las organizaciones no han calculado aún como la automatización impacta en su fuerza laboral

Un hecho contrasta con la oportunidad creciente de configurar ‘superteams’, término utilizado por Deloitte en su estudio, para designar la mejor forma de integrar la automatización en un equipo de profesionales aprovechando al máximo las capacidades complementarias entre hombre y máquina: un 58% de las organizaciones declara no haber calculado el porcentaje de su fuerza de trabajo que, debido a la automatización inteligente, ha visto o verá cambiar sus roles, tareas y la forma en que estas son desempeñadas.

Ello, a pesar de que según otro estudio de Deloitte, Tendencias Globales de Capital Humano 2020, el 54% de los directores de recursos humanos defiende que la cantidad de puestos de trabajo en sus organizaciones va a seguir siendo la misma, pero que la naturaleza de los roles y las tareas cambiarán.

COVID-19 y la automatización inteligente

Dos de cada tres organizaciones han utilizado e implementado la automatización en respuesta a los desafíos de la pandemia. En general, la automatización ha permitido un trabajo más remoto y ha abordado los rápidos aumentos en los requisitos de procesamiento. El 23% de los encuestados asegura que han priorizado las automatizaciones que mejoran la resiliencia de su organización.

Sin embargo, las respuestas no apuntan hacia una visión concluyente de cómo la pandemia ha afectado a la inversión en automatización inteligente. Mientras un 21% de los encuestados sostiene que la crisis sanitaria ha aumentado e impulsado el ritmo de inversión, un 30% defiende justo lo contrario. Tan solo una de cada diez organizaciones reconoce que disparó su inversión en automatización inteligente como respuesta a la pandemia. Además, el 40% de las compañías señalan que la pandemia no ha alterado en absoluto su ritmo de inversión en este ámbito.

Computing 798