NoticiasAnalytics

La adopción de IA impacta positivamente en el negocio

Según McKinsey se duplica en el último año el número de compañías que incorpora la Inteligencia Artificial en sus procesos de negocio.

McKinsey & Company ha presentado el informe sobre Inteligencia Artificial (IA) que analiza la implementación de esta tecnología en las compañías de todo el mundo así como la manera en la que genera valor en las empresas. Una de sus principales conclusiones es que en el último año se ha multiplicado por dos el número de empresas que ha incorporado al menos una capacidad de IA en sus procesos de negocio, certificando así la rápida expansión de esta tecnología en un entorno cada vez más digital. Este estudio ha contado con las respuestas de más de 2.100 participantes de distintas regiones, industrias, empresas, especialidades y poder adquisitivo.

La IA está viviendo un gran crecimiento entre las empresas y el uso de programas piloto se están generalizando

Según el informe, la IA está viviendo un gran crecimiento entre las empresas y el uso de programas piloto se están generalizando. Sin embargo, a pesar del crecimiento del último año, el número de organizaciones que usan esta tecnología de forma global sigue siendo moderado. Así, el 47% de los encuestados afirma que sus empresas han incorporado al menos una capacidad de IA en sus procesos de negocio (frente al 20% en 2017), mientras que un 30% dice que sus compañías están implementando programas piloto. Tan solo el 21% manifiesta que sus organizaciones han integrado la IA en varias divisiones de negocio. Aunque la aplicación de IA está aún en su fase inicial, las compañías que la están aplicando ya pueden ver sus beneficios: el 41% considera que ha generado mucho impacto y otro 37% que ha tenido un impacto moderado.

De igual manera, hasta el momento la inversión en IA aún sigue siendo una parte relativamente pequeña del presupuesto que las empresas dedican a tecnología digital: más de la mitad de los participantes, un 58%, aseguró que sus compañías destinan menos de una décima parte del presupuesto digital a la IA, aunque siete de cada diez encuestados espera que la inversión en este campo aumente en los próximos dos años.

El estudio también analiza los retos que deben superar las empresas para conseguir una integración completa de la IA. Por un lado, es clave desarrollar una estrategia definida que incorpore esta nueva tecnología a los procesos existentes. Además, es importante que la implementación de la IA se realice en distintos departamentos, evitando la creación de “silos funcionales” que limiten el uso de datos por toda la compañía. Por último, la carencia de directivos que muestren un compromiso claro con la expansión de la IA en su compañía es otro de los principales factores que frenan la adopción de estos procesos. Para capturar el potencial que representa la IA, las compañías tienen que mejorar la identificación de oportunidades y tener una estrategia de datos clara.

En cuanto a sectores de actividad, las empresas de telecomunicación, high-tech y servicios financieros son las más avanzadas en cuanto a la implementación de procesos de IA, incluyendo una combinación de recursos internos y externos, como la contratación de talentos externos, la generación de capacidades internas y la compra o contratación de servicios de grandes empresas tecnológicas. En este sentido, entre los encuestados de las compañías más digitalizadas, el 31% consideran más probable que en los próximos tres años aumente el número de empleados de su empresa gracias a la IA.

Datos más llamativos del estudio

  • La adopción de capacidades de Inteligencia Artificial (IA) se ha acelerado en el último año: el 47 % de las empresas la implementan en alguno de sus procesos (frente al 20% en 2017) y otro 30% está aplicando programas piloto
  • Aunque la implementación de IA está aún en su fase inicial, las compañías que la están aplicando ya pueden ver sus beneficios: el 41% considera que ha generado mucho impacto y otro 37% que ha tenido un impacto moderado
  • La transformación y digitalización de procesos, niveles de inversión adecuada y una estrategia para desarrollar el talento de nuevos perfiles son considerados los principales catalizadores para un buen uso de la IA
  • Los sectores más avanzados en la incorporación de procesos de IA son las telecomunicaciones, el high-tech y los servicios financieros
Computing 782