NoticiasAnalytics

Un cerebro digital ayudará al ejército español a controlar el campo de batalla

Indra y Thales ya ultiman el desarrollo de la nueva versión del Sistema de Gestión del Campo de Batalla (BMS, Battlefield Management System), la solución de mando y control táctico más avanzada y eficaz que existe en el mercado y con la que el Ejército Español asegura su superioridad en cualquier operación sobre el terreno. El Ejército ya se ha desplegado en operaciones reales en el exterior con la primera versión del sistema BMS con buenos resultados.

Una unidad de paracaidistas del Ejército Español, en misión internacional de paz, se despliega ante la amenaza confirmada de que el enemigo ha tomado posiciones en dos barrios de una importante ciudad. Cada uno de los vehículos aerolanzables en los que se mueven dispone del sistema de mando y control táctico BMS de Indra y Thales, que les permite visualizar en tiempo real la posición exacta de cada miembro del grupo mientras avanzan hacia el objetivo. También hay unidades de infantería que marchan en silencio, coordinándose mediante mensajería de texto sin necesidad de utilizar la voz. Portan una tableta rugerizada que se conecta por WiFi a sus radios tácticas y les comunica con la cadena de mando y colaterales. Todo el grupo recibe simultáneamente órdenes actualizadas con el plan de la misión junto a imágenes y vídeos del objetivo.

El BMS se distingue por su capacidad para operar con anchos de banda exigentes y ser interoperable con todo tipo de radios tácticas
 

Escuchan disparos y un soldado se baja del vehículo para inspeccionar. Sobre la cartografía digital, marca en la pantalla la posición de un francotirador para avisar al resto de unidades. Simultáneamente, recibe el aviso de que otra unidad ha detectado un artefacto explosivo improvisado en una calle cercana. Se solicita el apoyo para su desactivación y el Jefe de la Operación ordena la agregación de una sección de zapadores que, de manera dinámica, se incorpora al despliegue. Los mandos siguen en tiempo real desde la base todo lo que ocurre y preparan el apoyo de fuegos en coordinación automática con la artillería. Este es uno de los casos de uso que la Brigada 'Almogávares' VI de Paracaidistas de la Base Príncipe de Paracuellos de Jarama ha recreado en los ejercicios realizados recientemente para poner a prueba la nueva versión del sistema BMS.

Esta evolución del BMS ofrece capacidades únicas para operar en anchos de banda exigentes, los más habituales en las comunicaciones tácticas. Se garantiza así el funcionamiento del sistema en los escenarios más complejos, en los que las comunicaciones son difíciles y el enemigo trata de impedirlas. El sistema está optimizado para poder intercambiar no solo mensajes de texto e imágenes, sino también vídeo en tiempo real.

El BMS se integra con estándares OTAN, lo cual lo hace interoperable con los sistemas de otros países. También permite a los mandos que dirigen la operación introducir cambios en el orden de batalla sobre la marcha y reaccionar así ante cualquier imprevisto. Esta solución también se integra con el sistema de gestión logística del Ejército (SIGLE) para agilizar y automatizar al máximo la gestión del inventario, así como con otros sistemas del Ejército de Tierra a través de la interfaz estándar IDT para intercambio de datos tácticos.

 

 

 

 

 

 

Computing 808