NoticiasAnalytics

El CEO considera el dato un activo estratégico pero no invierte lo necesario

Durante el evento Data & IA Meeting celebrado en Madrid, Penteo ha presentado un estudio del que se extrae una contradicción llamativa: mientras que el 95% de los CEO considera el dato un activo estratégico, solo un tercio de las compañías han elaborado un plan integral en este ámbito.

El estudio realizado sobre 306 empresas asegura que el 95% de los CEO considera que el dato es un activo estratégico. Pero solo una tercera parte ha realizado un plan estratégico y lo ha llevado cabo. “Los objetivos que persiguen estas compañías a la hora de afrontar un plan es aumentar la calidad del dato (61%), más conocimiento de su información corporativa (39%), democratizar (29%), autoservicio (48%), mayor rendimiento (65%) y mayor eficiencia (55%)”, explica Alex Morales, analista senior de Penteo.

Lo que observa en este punto, el analista, “se denota una falta de madurez en estos planes, se echa de menos ir más allá de la analítica descriptiva (más predictiva y prescriptiva) o de la productivización de modelos”.

De estas empresas que han lanzado planes estratégicos, el 42% considera que ha cubierto sus expectativas; el 22% ha notado una mejora; el 6% ha alcanzado el éxito, el 26% está por debajo de las expectativas y el 4% ha fracasado.

¿Por qué fallan los planes?

Morales explica que las estrategias de datos suelen fallar ocho factores determinantes: “una estrategia poco clara o mal definida; casos de uso irrelevantes; ausencia de KPI o deficiente medición de estos; falta de esponsorización de la dirección y una visión cortoplacista”.

En este último factor, hay que tener en cuenta que un plan de estas características no puede considerarse un proyecto de meses, “realmente se trata de despliegues de largo recorrido. El 60% de las compañías tardan dos años en conseguir resultados tangibles”. Se trata por tanto de un camino a seguir, “una forma de vivir” y en el que el engrase económico será fundamental.

Penteo señala que una de cada dos empresas (54%) espera aumentar su inversión, y el 38% de estas lo hará por encima del 10% y un 16% lo hará entre el 5 y el 10%. Un 41% mantendrá su inversión y una alarmante 5% espera desinvertir. También es un hecho pesimista que solo 17% del presupuesto de un departamento tecnológico se emplea al capítulo analítico, y que solo el 57% prevén ejecutar el presupuesto.

Otro aspecto que añade complejidad a este cóctel es la falta de conocimiento de las empresas para entender los diferentes perfiles que conforman este ecosistema data driven: Business Analyst, Data Architect, Data Engineer, Data Sciencie, Data Analyst, etc.

Todos estos perfiles son complicados de localizar en el mercado, las empresas se encuentran en serias dificultades para incorporar talento del dato. Y esta dificultad ha ido creciendo en el último año unos 2,6 puntos. Sobre todas las funciones mencionadas, hay una figura clave sobre la que debe orbitar todo el sistema: el CDO. “Sin ese rol es muy difícil poder ejecutar una estrategia del dato en la empresa, es precisa una Oficina del CDO”, alguien que lidere el proceso y que piense en clave analítica para toda la empresa.

Computing 814