OpiniónAnalytics

Los superpoderes de las herramientas de monitorización

Por Romain Le Merlus, CEO de Centreon.

Romain Le Merlus, CEO de Centreon.
Romain Le Merlus, CEO de Centreon.

Puede que los orígenes de la monitorización de TI y los de la informática se confundan, pero hace solo 20 años que el uso de la monitorización se ha empezado a extender, a raíz de la informatización, prácticamente generalizada, de las empresas. Por mucho tiempo, su uso se confinó a la monitorización técnica y a las áreas de Producción e Infraestructuras, pero la inevitable correlación entre negocio y TI ha llevado a que se amplíe su ámbito a la monitorización de aplicaciones y de procesos de negocio.

A continuación, presentamos algunos de los superpoderes de la monitorización de TI que contribuyen al rendimiento de la empresa.

Superpoder n.º 1: tener una visión integral y precisa gracias a la monitorización técnica

El hecho de extender el uso de la monitorización a todos los activos de la empresa ha permitido su centralización, con una visión única y global del estado de salud del sistema de información de la empresa. Dicha visión global es especialmente importante, ya que el futuro de la TI se encuentra en la nube o en los modelos híbridos, y la empresa también tendrá que controlar (y, por consiguiente, gestionar) la infraestructura Cloud, así como las otras infraestructuras.

Superpoder n.º 2: adaptarse a las expectativas de los clientes del área de TI gracias a la monitorización de aplicaciones

Ahora, las aplicaciones se supervisan, lo que implica que los equipos de Monitorización tienen que ser capaces de transmitir indicadores con un diseño nuevo para que los usuarios con menos conocimientos técnicos puedan comprenderlos. El análisis de datos se ha intensificado. La representación visual y gráfica de los datos recopilados se ha convertido en una práctica habitual para comunicar fácilmente con las diferentes áreas de la empresa. Algunas de estas formas de comunicación son la visualización en pantalla, push email, paneles personalizados por perfil de usuario... Al presentar a los usuarios información en tiempo real sobre el estado de sus aplicaciones (el CRM funciona, se están realizando tareas de mantenimiento en el servidor de correos, etc.), el departamento de Sistemas favorece la colaboración entre el área de TI y las áreas de negocio, lo que ofrece beneficios palpables de inmediato:

  • Reducción significativa del volumen de llamadas al Helpdesk: los equipos se liberan de llamadas de soporte técnico innecesarias y pueden centrarse en una resolución más rápida de incidentes.
  • Más autonomía para los usuarios: en una configuración en la que el sistema de información integra puestos remotos, pero con referente de TI in situ (hoteles, centros de beneficios), la monitorización permite identificar fácilmente los incidentes en todos los puestos y ofrecer una recuperación de datos intuitiva para los usuarios. En caso de operaciones sencillas, como, por ejemplo, reiniciar un router, los usuarios pueden llevarlas a cabo directamente, con lo que se reducen los tiempos para resolver incidentes.
  • Mayor eficiencia de las áreas de negocio que, al estar informadas de los incidentes en tiempo real, pueden organizar su tiempo de forma diferente y óptima, sin tener que recurrir a los equipos de TI.
  • Objetivos compartidos: la relación entre la TI y las áreas de negocio se desarrolla en torno a objetivos comunes, que son el rendimiento global y la calidad del servicio prestado.

Superpoder n.º 3: estar en línea con los desafíos empresariales gracias a la monitorización de procesos de negocio

Más allá de las aplicaciones, la monitorización ha dado un vuelco hacia el negocio y el seguimiento de la calidad del servicio prestado. De esta forma, no se trata solo de vigilar la disponibilidad del servidor o la calidad del ancho de banda de un sitio de comercio electrónico, sino de realizar el seguimiento en tiempo real de la actividad de los usuarios —incluso, de la experiencia del usuario a lo largo de su recorrido por el sitio web—, con el fin de prever una posible disminución de la velocidad del sitio que provocaría, por ejemplo, el abandono de una compra, así como potenciar sistemas como DevOps.

Las tecnologías de Inteligencia Artificial y Big Data permitirán, muy pronto, mejorar la función predictiva de la monitorización y su interacción e interrelación con las áreas de negocio.  

Superpoder n.º 4: comunicar mejor utilizando la monitorización como herramienta de valorización del departamento de Sistemas

Gracias a los datos recopilados por la actividad de monitorización y la explotación de estos con una visión de negocio, el departamento de Sistemas es capaz de comunicar hechos y datos, que se transformarán y relacionarán para que todos los entiendan. Representados de forma intuitiva y visual, los datos se convierten en un arma de comunicación masiva para los CIO que, de esta forma, pueden:

  • Defender opciones presupuestarias y de recursos humanos ante el director financiero y el departamento de Recursos Humanos.
  • Informar sobre la eficiencia de las tecnologías de la información a la Dirección General.
  • Incrementar el valor del departamento de Sistemas ante los usuarios.
  • Confirmar la legitimidad de las decisiones estratégicas del departamento de Sistemas sobre la nube, aplicaciones empresariales o el internet de las cosas (IoT).
Computing 785