OpiniónAnalytics

Gobierno del dato: moda, necesidad o reto

Nazaret Cornido Basanta, Consultora Experta en Gobierno de Datos en Devoteam

Hoy en día, tanto en los foros, blogs o artículos referentes al tema de los datos y su gestión en las organizaciones no es raro leer una afirmación parecida a la que encabeza este artículo. El Gobierno del Dato ha experimentado en la última década una explosión, todas las compañías, o casi todas, han oído hablar de este concepto y quieren incorporarlo a su organización y en su día a día, si todavía no lo han implementado. Da igual a qué sector pertenezca la empresa (textil, energético, farmacéutico, etc.), una empresa con un volumen de datos en crecimiento está interesada en saber más al respecto de este concepto y de cómo beneficiaría el gobierno de datos en su trabajo cotidiano y estrategias de mercado. ¿Por qué? La mayoría de las organizaciones reconocen que uno de sus activos vitales son sus datos, considerando un activo organizacional como un recurso económico. Los datos pueden darles, junto con la información manejada, una visión clara sobre aspectos tan importantes como sus productos, sus clientes, sus proveedores o, incluso, sus competidores, ayudándoles a cumplir sus estrategias de mercado.

Los datos se han convertido en un importante activo organizacional y con ello el Gobierno del Dato dentro de las organizaciones ha experimentado una explosión

En la actualidad en la que vivimos, la información y el conocimiento representan la clave para obtener ventaja competitiva. Una organización que tiene datos confiables tiene una mayor ventaja que otra organización que no se preocupa por la coherencia de sus datos, hablando de organizaciones del mismo sector. Nos podemos preguntar, ¿por qué tiene mayor ventaja la primera empresa?

La respuesta es muy rápida y sencilla: la primera empresa toma decisiones más fiables y, esto, es la clave en una organización, ya que ha tomado ventaja de las oportunidades para aprovechar los datos para su estrategia empresarial.

La incertidumbre ocasionada por la crisis del COVID-19 ha sorprendido a las organizaciones en múltiples niveles. Uno de esos niveles que se ha visto afectado han sido los datos. Por una parte, el apoyo de los datos ha sido crucial para evitar caídas estrepitosas. Por otra parte, las organizaciones han tenido que apresurar su transformación digital, lo que ha supuesto un nuevo reto en muchos aspectos, con sus dificultades a encarar en su hoja de ruta, pero, sobre todo, ha ganado la necesidad de fortalecer la seguridad de la información, centrarse en la calidad del dato y muchas compañías han optado por el camino hacia el Cloud Computing.

Los responsables de tomar decisiones ejecutivas en las actuales organizaciones necesitan hacerlo apoyándose en información actualizada de calidad, robusta, que no dé lugar a equívocos y resulte útil para obtener ventajas competitivas que impulsen los resultados del negocio.Hay una frase que se especifica dentro del DAMA-DMBOK que resume muy bien todo lo comentado hasta ahora: “La falta de Gestión de Datos es similar a la falta de gestión de capital”. Esta frase lo que nos quiere decir es que los datos son la “sangre vital” de una compañía y cuanto antes tomemos consciencia de esto, antes gestionaremos correctamente dicha información para sacarle el máximo partido.

Para dar respuesta a todas las necesidades correspondientes a la gestión de datos nace el Gobierno del Dato dentro de la empresa como el proceso mediante el cual se gestionan los activos de datos para garantizar la calidad y la responsabilidad para la toma de decisiones creando políticas, estándares y reglas bien definidas, entre otros beneficios para las organizaciones.

La gobernanza de datos se basa en la estrategia, funciones, organización y políticas, centrada en las personas, procesos y tecnología de la organización. Tiene la finalidad de sacar el máximo partido al Dato, mediante una gestión global que proporcione datos accesibles, de calidad, consistentes y seguros. Con este fin se consigue colocar el dato como principal activo de la organización.

Es importante tener en cuenta que el gobierno del dato no es proyecto con una duración determinada, sino que es una iniciativa que se desarrolla de forma continua dentro de la organización que se tiene que extender a todas las personas de la organización, tanto a desarrolladores como a personas de negocio.

Según Forrester Research, “las empresas que hacen un uso inteligente de los datos como un activo que está disponible, de forma rápida y rentable, para toda la organización crecen a una media anual superior al 30%”. Con lo cual, quienes tengan un gobierno de datos maduro podrán definir y analizar flujos de trabajo y construir claramente modelos para impulsar la mejora de procesos, así como identificar prácticas comerciales susceptibles a la mayor seguridad y un mejor cumplimiento normativo con lo que es una gran ventaja respecto a la consolidación de la transformación digital.

Beneficios del Gobierno del Dato

Aunque los beneficios del Gobierno del Dato pueden no ser medibles de una manera directa, poseer una información bien gestionada permite extraer diferentes puntos de vista para mejorar la toma de decisiones, ahorrar costes en tareas administrativas o rutinarias, realizar mejores inversiones, reducir los plazos en los distintos procesos, etc.Por tanto, podemos considerar que el Gobierno del Dato es el corazón de una organización en la gestión de sus activos más preciados, ignorar el carácter decisivo del gobierno de datos es una vía más directa hacia el descontrol en la gestión de los datos.

Volviendo al título del artículo, y después de todo lo comentado anteriormente, ya podemos responder a la pregunta: ¿qué es el Gobierno del Dato: una moda, una necesidad o un reto al que la compañía tiene que estar preparada para hacerle frente?No tiene por qué haber solo una respuesta correcta, aunque cabe destacar, bajo nuestro punto de vista que, sin Gobierno del Dato podemos incurrir en un desbordamiento de errores humanos que se convierten en pérdidas y que afectan a Negocio de forma económica y social. Por tanto, es una necesidad.

También podemos considerar que es una moda con su BOOM, como puede suceder con el Big Data o la Inteligencia Artificial, desde el punto de vista de la organización, ya que, aunque siempre se habló de la calidad o de la seguridad del dato, no se había englobado todo en una misma solución para avanzar en la dirección correcta de la Era de la Información. Lo que no podemos olvidarnos es que el Gobierno del Dato es un reto asequible, pero está más cerca si el plan es el adecuado.

Computing 815