EntrevistasBig Data

“Las empresas que mejor entiendan el poder de la analítica van a ser más resilientes y competitivas”

Rafael Quintana, Director General de Qlik en España.

Rafael Quintana, Director General de Qlik en España.
Rafael Quintana, Director General de Qlik en España.

La alfabetización en materia de big data y la inteligencia activa son los dos factores que el director de la compañía de datos y business intelligence, Qlik, considera fundamentales para ser “no solo competitivos, sino competentes”.

¿Considera que las compañías le están sacando todo el partido posible a sus datos? 

R. Q.: Opino que existe una evolución a diferentes velocidades, dependiendo del tipo de empresa y del tamaño de esta. No obstante, en líneas generales hemos avanzado notablemente, sobre todo durante el último año.

 A lo largo de 2020 observamos cómo crecía la necesidad de obtener insights o perspectivas basadas en datos en tiempo real y actualizados. El aumento de la velocidad a la que producimos y consumimos información, junto con la rapidez con la que las empresas se han visto obligadas a reorientar sus servicios durante la pandemia, han incrementado la necesidad de agilizar la toma de decisiones. De este modo, muchas organizaciones han conseguido sacar partido a sus datos en los últimos meses, pero ahora se enfrentan al reto de hacerlo de forma aún más activa y eficiente y siempre, en tiempo real, para lo que será clave el concepto de ‘inteligencia activa’.

¿Dónde reside la clave: en recabar muchos datos o en darles un sentido a estos? 

R. Q.: Sin duda alguna, la clave está en obtener conocimiento del ingente volumen de información que manejamos, es decir, en dar sentido a los datos. Creo que ya pocos CEO pronuncian la frase: “Necesito más datos”; la prioridad actual es cómo monetizarlos y aprovecharlos eficazmente. La introducción de datos valiosos en los flujos analíticos es algo por lo que muchas empresas están apostando. De hecho, el 96% de los directivos de grandes organizaciones en todo el mundo aseguran que identificar nuevas fuentes de datos supone un desafío para su compañía.

Una forma de ayudar a los profesionales a identificar los datos valiosos que existen en su organización es utilizar un catálogo de datos. La catalogación de datos establece un repositorio único de todos los datos que una empresa tiene disponibles para su análisis, de modo que cualquier persona, desde ingenieros de datos hasta usuarios de negocio, pueda identificarlos y acceder a ellos. Identificar la información correcta es fundamental ya que, si no lo hacemos, va a ser muy complicado descubrir tendencias, detectar nuevas oportunidades y, sobre todo, estar seguro de que se está tomando la decisión más adecuada.

El 96% de los directivos de grandes organizaciones en todo el mundo aseguran que identificar nuevas fuentes de datos supone un desafío  

¿De qué manera estamos evolucionando para alcanzar la ‘alfabetización digital en datos’? 

R. Q.: La alfabetización en datos -entendida como la capacidad de leer y analizar datos correctamente, así como la de trabajar y comunicarse a través de ellos- va a ser cada vez más importante. Pese a que, en la actualidad, según un estudio realizado por Censuswide tomando como base a 5.291 empleados a tiempo completo de Reino Unido, Francia, Alemania, España y Suecia; y encargado por Qlik, tan solo el 24% de los responsables de la toma de decisiones empresariales confía en su habilidad en este campo, y únicamente el 21% de los jóvenes de entre 16 y 24 años saben leer y escribir con datos. Las empresas son cada vez más conscientes de esta situación y todo parece indicar que sus esfuerzos van dirigidos a que estas cifras aumenten exponencialmente.

La irrupción de la Covid-19 ha provocado que la alfabetización en datos pase de ser una opción para las empresas a convertirse en una necesidad para diferenciarse del resto y ser competitivas. Siguiendo con el caso de la situación sanitaria, los confinamientos y el teletrabajo han elevado considerablemente el volumen de información generada a nivel mundial y los datos han sido fundamentales en la búsqueda de la vacuna, en la detección de casos positivos y en la estadística a la hora de hablar de términos como ‘aplanar la curva’, ‘muestreo’ o ‘periodo de incubación’. Las empresas que mejor entiendan el poder de la analítica van a ser más resilientes y competitivas. 

Ha hablado de los modelos SaaS y cloud, ¿qué tendencias asociadas con la analítica de datos van a destacar en 2021? 

R. Q.: Este año se van a llevar a cabo iniciativas formales para mejorar la alfabetización en datos con el objetivo de combatir la desinformación y optimizar la adquisición de datos alternativos tales como audios, fotos aéreas, pruebas de calidad del agua, etcétera. 

Por otro lado, la inteligencia artificial aplicada a datos alternativos va a desencadenar grandes transformaciones en muchas compañías. También veremos consolidarse técnicas de IA más maduras y asequibles como las del procesamiento de lenguaje natural. Además, 2021 va a ser un año de transición hacia la inteligencia activa, como ya he mencionado. Este paradigma tiene en cuenta el análisis de datos automatizado y en tiempo real, que servirá a las empresas para ser proactivas.

En cuanto a los modelos SaaS y cloud, efectivamente serán cada vez más importantes en la medida en que las empresas requieran mayor agilidad y una gobernanza de datos flexible para decidir en qué entornos desean realizar sus análisis, ya sea en la nube pública, privada o con un modelo híbrido o multicloud. 

En 2020 Qlik adquirió las startups Knarr Analytics y Blendr.io. ¿Qué otras compras ha realizado la compañía y con qué fin?

R. Q.: Ya en el primer mes de 2020 adquirimos la compañía RoxAI con el objetivo de mejorar nuestras capacidades de IA y de automatización en Qlik Sense. Además, con su software de alerta inteligente Ping, podemos ofrecer servicios de alerta y automatización de flujos de trabajo accionables y de autoservicio. La finalidad de esta compra es mejorar la capacidad de los usuarios y de los sistemas de análisis, de forma que puedan supervisar y gestionar proactivamente sus datos empresariales en tiempo real para tomar decisiones más rápidas y eficaces.

Con respecto a la compra de Knarr, el objetivo era mejorar las capacidades de colaboración en tiempo real en la cadena de suministro de datos y análisis y profundizar en la exploración avanzada de datos y en las capacidades de obtención de insights. Asimismo, supone un paso estratégico más hacia el área de la inteligencia activa. Por su parte, con la suma de Blendr.io ampliamos las capacidades de ofrecer inteligencia activa a nuestros clientes a través de nuestra plataforma de integración de datos en tiempo real en aplicaciones SaaS y análisis en la nube, donde los datos desencadenan acciones inmediatas en toda la cadena de suministro para acelerar el valor de negocio.

Solo el 24% de los responsables de la toma de decisiones empresariales confía en sus habilidades en analítica de datos

¿Cómo puede ayudar Qlik a las compañías en el campo de advanced analytics?

R. Q.: Para Qlik la meta es ayudar a las empresas a abordar sus mayores desafíos en todo el ciclo de vida de su proceso analítico, desde la preparación de los datos hasta su análisis y consumo por parte del usuario de negocio de manera autónoma. Para ello, contamos con la herramienta Qlik Sense, sobre la que estamos trabajando para ofrecer funciones inteligentes de preparación de datos y que los usuarios puedan cargar, transformar y enriquecer sus datos sin necesidad de hacer uso de una programación compleja. 

¿Con qué cartera de clientes cuenta Qlik en España?

R. Q.: Nuestra tecnología ayuda a las principales empresas a nivel global en sectores muy diversos, como Banca y Seguros, Energía, Retail, Salud… En España contamos con un amplio abanico de clientes, entre los que se encuentran Amadeus, Covap, Cofarca, Bodegas Gallegas, Sanitas, Telxius, Securitas Direct, Haya Real Estate o Freixenet, entre otros.

Ha nombrado a Telxius, Sanitas y Securitas Direct. ¿Qué tipo de proyectos ha desarrollado con estas compañías? 

R. Q.: Con el operador de infraestructuras de telecomunicaciones Telxius hemos emprendido diferentes proyectos para desplegar cables submarinos. En todos ellos la conectividad ha tenido un papel fundamental. Además, les hemos ayudado a hacer frente a los retos derivados de la pandemia a través de nuestras herramientas de business intelligence.

En el caso de Sanitas, se trata de un proyecto de integración de datos. Hemos contribuido a transformar su core de seguros, que ha evolucionado de un modelo centrado en una mega base de datos -con miles de objetos interdependientes-; a un modelo basado en dominios, donde cada uno de ellos gestiona sus datos de manera autónoma. Actualmente, nos encontramos ante un sistema de transición en el que conviven ambos modelos.

Y, junto a nuestro partner Sand, y como parte de nuestra estrategia data driven, hemos transformado el reporting tradicional de Securitas Direct en un sistema dinámico de apoyo a la toma de decisiones, esencial para la aseguradora, que utiliza diariamente grandes volúmenes de datos de carácter sensible.

¿Ha crecido la compañía en un año tan convulso como ha sido el 2020? 

R. Q.: Efectivamente, 2020 ha sido un año complicado para todos, independientemente del sector o de la organización. En Qlik nos hemos centrado en ayudar a nuestros clientes a crecer y garantizar la continuidad de sus negocios. Somos optimistas porque el mercado demanda continuamente soluciones de gestión y análisis de datos cada vez más sofisticadas, y seguiremos invirtiendo recursos para satisfacer dicha demanda.

¿Qué expectativas tiene Qlik para el futuro? 

R. Q.: Para el futuro a corto-medio plazo queremos acelerar el ritmo de obtención de valor de los datos. Nuestra idea es alinearnos con las preferencias en constante evolución de nuestros clientes y dar prioridad al modelo SaaS en el desarrollo de producto. Queremos ajustar nuestro ciclo de lanzamiento para potenciar la entrega de capacidades en la nube de una forma ágil y sencilla. El objetivo es que las capacidades de Qlik se personalicen para el usuario, para ayudar a maximizar el conocimiento y mejorar la experiencia de nuestros clientes.

Computing 806