NoticiasBig Data

La tecnología de Oracle revoluciona el torneo SailGP

Los catamaranes F50 que han competido este mes en Marsella han compartido las aguas de la Costa Azul y los datos de sus maniobras, hecho crucial para facilitar la toma de decisiones en futuras regatas.

Los equipos de vela de la Sail GP de Marsella se han disputado la victoria surcando las aguas de la Costa Azul en la competición celebrada los días 20, 21 y 22 de septiembre. Los catamaranes F50, equipados con la última tecnología de Oracle alimentada por datos en tiempo real, están diseñados para ser idénticos y recibir la misma información; “los datos que utiliza una embarcación son transmitidos a todas las demás de forma instantánea”, cuenta Neil Sholay, Vicepresidente de Innovación Digital de Oracle en EMEA. Por este motivo, el triunfo, -que en este caso ha recaido en el equipo australiano-, no depende de una ventanja tecnológica, sino táctica.

“La compartición de datos y mejoras técnicas con toda la flota ayudan a llevar un mejor control de los costes de desarrollo y equipación de los yates y otorga una mayor importancia a las habilidades de la tripulación”, apunta Sholay. A pesar del peso inegable de la pericia y conocimiento de los competidores en el triunfo o la derrota, los catamaranes F50, -diseñados por Core Builders Composites-, han sido construídos con la tecnología más puntera “para llegar a ser los más avanzados tecnológicamente del mundo”.  

Por ejemplo, los hidroalas situadas debajo de la embarcación, combinados con un sistema alimentado por batería para controlar la vela principal y otras partes de la nave, facilitan a los miembros de la tripulación el pilotaje sus botes, aumentando la velocidad promedio. Con la ayuda de un viento que sople con fuerza, los F50 pueden llegar a superar los 50 nudos, o 60 millas por hora, lo que equivaldría a unos 96 kilómetros por hora.

Máquinas de datos

Los catamaranes F50 también son máquinas generadoras de datos. Durante cada carrera de aproximadamente 16 minutos, tanto los miembros de la tripulación como los 1.200 sensores conectados a distintas partes del bote transmiten hasta 45 megabites de datos a través de una red inalámbrica LTE a una máquina de Oracle Exadata Database situada en tierra. “A partir de ahí, los datos se cargan en Oracle Cloud para su posterior análisis y distribución”, según explica Russell Coutts, Chief Executive Officer de SailGP.

"La compartición de datos y mejoras técnicas con toda la flota ayudan a controlar los costes de desarrollo y equipación y da mayor importancia a las habilidades de la tripulación"

Los datos generados durante la carrera pueden ser utilizados para muchos fines: les brinda a los seguidores la oportunidad de acceder a la información de la carrera a través de la aplicación móvil de SailGP, se utilizan para los gráficos y análisis realizados en pantalla durante la retransmisión de la competición por televisión, y permite a los equipos monitorear los ritmos cardíacos de sus atletas y seguir sus movimientos en el bote. Lo más importante es que cada equipo tiene un acceso total e igualitario a los datos y los índices de rendimiento de los otros para poder analizarlos después de la carrera y tomar desiciones de cara a competiciones futuras.

Russell Coutts, Chief Executive Officer de SailGP.
Russell Coutts, Chief Executive Officer de SailGP.

Los datos transmitidos en vivo durante la carrera permiten mejorar las estadísticas de los equipos individuales: velocidad actual, maniobras, altura de manejo y VMG (velocidad satisfactoria, que indica la velocidad en dirección del viento). En concreto, la app de SailGP permite a los usuarios aislar las estadísticas de dos equipos durante una carrera de seis, y también explica los términos comunes de navegación (nudos, cabeceo y balanceo del barco, etcétera) y proporciona imágenes de video de carreras anteriores.

Las imágenes captadas por las dos cámaras situadas en cada una de las embarcaciones se gestionan a parte del resto de datos. Estas se cargan a través de un enlace a un helicóptero aéreo y luego se transmiten por fibra óptica a un centro de datos en Londres, donde se procesan y cargan en la nube de Oracle para su posterior uso.

Actualmente, no existen comunicaciones entre los barcos y el equipo de tierra durante la carrera, más allá de lo que se escucha públicamente a través de los dos micrófonos que posee cada embarcación. No obstante, SailGP está buscando “agregar una experiencia mediante la cual, un entrenador pueda ver los datos que salen del agua para juzgar qué está haciendo mal el equipo y dictar medidas correctivas”, explica Coutts. "No buscamos un canal abierto donde los entrenadores puedan hablar con sus equipos en cualquier momento", dice, "sino establecer algo así como cuatro intervalos de 30 segundos de comunicación, de modo que cada palabra que le digan al equipo sea clave".

Otro objetivo es analizar los datos generados en carreras anteriores "para llegar al punto en el que podamos determinar que este bote fue más rápido que aquel por X o Y razones". ¿Han ganado los australianos en Marsella principalmente porque pilotaron su bote sobre el agua durante períodos más largos que sus competidores, por ejemplo, o fue por otras razones tácticas? Con ese fin, Oracle está ayudando a SailGP a implementar herramientas de machine learning con todos los datos de las carreras en pos de sacar conclusiones definitivas para próximos encuentros. 

Computing 786