OpiniónBig Data

Instinto + data, tándem perfecto para la toma de decisiones

Por Xavi Tirado, fundador y CEO de Business Insights.

Xavi Tirado, fundador y CEO de Business Insights.
Xavi Tirado, fundador y CEO de Business Insights.

Vivimos en una época marcada por la digitalización y el acceso diario a millones de datos. No en vano, ya son muchos los que han bautizado esta era como la del Big Data. Sin embargo, todavía me sorprende leer resultados como los que arroja el último informe realizado por Oracle Netsudio 'The State of Growth Part 2: Toma de decisiones con confianza para el crecimiento de la empresa', que afirma que casi el 50% de los empleados españoles dice disponer de datos que no puede analizar adecuadamente, y este problema representa una amenaza seria para su negocio.

Asimismo, el informe pone de manifiesto que sólo el 31% de los empleados españoles cree que su organización está más impulsada por los datos en los últimos doce meses, mientras que el 25% afirma que confía más en la intuición y en el instinto para tomar decisiones empresariales cruciales.

Uno de los mayores desafíos de la inteligencia humana es ir más allá de la información recibida sobre un problema, con el fin de encontrar soluciones. Para lograrlo, uno de los grandes retos pasa por tener más en cuenta los datos que el propio instinto empresarial. Pues, mientras el instinto combinado con los datos puede ser un poderoso tándem para la toma de decisiones, la intuición por sí sola puede fallar, ya que está sujeta a prejuicios.

Casi el 50% de los empleados españoles dice disponer de datos que no puede analizar adecuadamente

Como consultores y desarrolladores de software, en Business Insights recibimos múltiples peticiones de empresas que quieren implementar una estrategia para captar datos relevantes, pero, sobre todo, para convertirlos en información útil. Y es que todas las empresas generan diariamente miles de datos en diversos ámbitos y múltiples formatos. En la mayoría de ocasiones, estos datos se almacenan y se olvidan, no se les da ningún uso práctico. Convertir esos datos en información útil para la toma de decisiones es lo que marca la diferencia y es, sin duda, la razón de ser del Business Intelligence.

En la práctica, implementar una estrategia de Business Intelligence implica contar con una visión integral de todos los datos de la organización, y usarlos para impulsar el cambio, eliminar las ineficiencias y adaptarse rápidamente a los cambios del mercado o la demanda.

Tal y como apunta el estudio realizado por Oracle, las organizaciones que no tienen en cuenta los datos para crear su estrategia se están viendo afectadas de forma negativa. De media, estas organizaciones tuvieron casi el doble de probabilidades de no cumplir con los objetivos de crecimiento del último año que el resto.

Las empresas que den prioridad a la toma de decisiones objetiva y basada en datos y que proporcionen información relevante y digerible a sus empleados, serán las mejor posicionadas para prosperar. No se trata de elegir entre intuición o datos. Lo verdaderamente importante es poder tomar decisiones aplicando la intuición que nos da nuestra experiencia empresarial, basándonos en la información real y objetiva que nos aportan los datos relevantes.

Computing 816