NoticiasCiberseguridad

Kaspersky Endpoint Security Cloud protege el trabajo en remoto y visibiliza la Shadow IT

Con la nueva funcionalidad de la solución, los administradores de TI pueden asegurar el cumplimiento de las políticas de seguridad corporativas controlando el uso no autorizado de aplicaciones y sitios potencialmente inseguros por parte de los empleados.

Casi todos los empleados (99%) desearían poder teletrabajar en alguna ocasión, según el informe State of Remote Work. La realidad muestra que este "deseo" puede fácilmente convertirse en "tener que". Desde marzo de 2020, un buen número de grandes empresas, así como empresas más pequeñas de todo el mundo, se han visto en la necesidad de que sus empleados trabajen desde casa debido a la pandemia del COVID-19.

En este escenario, resulta esencial que los administradores se aseguren de que tanto los datos corporativos como los de los empleados permanezcan seguros y privados. El uso de soluciones en modo SaaS ayuda a las empresas y a los empleados a ser ágiles, a trabajar a distancia y a mantenerse conectados incluso si no pueden estar en la oficina. Pero además de los servicios corporativos autorizados, los empleados pueden elegir utilizar otras aplicaciones por iniciativa propia o simplemente debido a la mezcla de los hábitos corporativos y personales, generando lo que se conoce como Shadow IT.

Kaspersky Endpoint Security Cloud puede ayudar a los administradores de TI a mantener una mayor transparencia sobre las TI corporativas y asegurar que sólo se utilicen servicios cloud de confianza dentro de la organización. Su funcionalidad Cloud Discovery permite establecer la lista de servicios cloud autorizados que cumplen con las políticas de seguridad corporativas, y garantizar que se cumple esta lista. Los datos sobre las categorías de servicios utilizados y las aplicaciones dedicadas son visibles en un cuadro de mando en el que un administrador puede ajustar el acceso para diferentes perfiles de usuario, estableciendo privilegios para diferentes grupos de usuarios según sus necesidades de trabajo.

Además, para ayudar a las organizaciones a mantener seguras sus bandejas de entrada de correo electrónico en la nube y las herramientas de colaboración, Kaspersky Endpoint Security Cloud incluye ahora Kaspersky Security para Microsoft Office 365, que protege todas las aplicaciones de Office 365, incluyendo Exchange Online, OneDrive y SharePoint Online y garantiza el intercambio seguro de archivos a través de Microsoft Teams. La protección frente a las amenazas del correo electrónico se habilita a través de un motor antiphishing basado en una red neural que utiliza más de 1.000 criterios para detectar correos electrónicos de phishing, así como una base de datos de URL maliciosas, anti-spoofing y de prevención para evitar que el correo electrónico empresarial se vea comprometido. Además, el análisis de los archivos en SharePoint Online, OneDrive y Microsoft Teams garantiza que no contengan malware y que no se extienda a los distintos endpoints corporativos.

Computing 803