NoticiasCiberseguridad

El Consell de Mallorca incorpora la IA de Altia en la detección de amenazas

Altia aplica la inteligencia artificial de su tecnología Darktrace para proteger el Consell de Mallorca.

El Consell de Mallorca ha confiado a Altia la puesta en marcha de un servicio de ciberdefensa basada en inteligencia artificial, así como la prestación de servicios de seguridad que tendrá lugar desde el Centro de Operaciones de Seguridad (SOC) de la consultora tecnológica gallega. El acuerdo asciende a 192.758,40 euros y tiene una validez de tres años.

Altia ofrece al Consell de Mallorca la implementación de la IA de autoaprendizaje de Darktrace, capaz de detectar y responder a las amenazas, sin interferir en la operativa normal del negocio, así como una solución que informa, contextualiza y realiza investigaciones de incidentes en tiempo real para tomar las medidas adecuadas para prevenir cualquier tipo de amenaza o vulnerabilidad.

Darktrace detecta ataques nuevos y previamente desconocidos, hacks personalizados, amenazas internas, nuevos ransomwares, espionaje, exfiltración de datos o botnets, gracias a su capacidad de aprender la operativa estándar de cualquier negocio para detectar anomalías sutiles, indicativo de una posible ciberamenaza.

Su capacidad de respuesta autónoma toma acciones proporcionadas y dirigidas para detener estas amenazas, y su módulo ‘Cyber AI Analyst’ automatiza las investigaciones y reduce el tiempo y los recursos necesarios para tomar las decisiones correctas. En cuanto a la prestación de servicios de operaciones de seguridad, incluye la monitorización 24x7x365 y la prestación de servicios de investigación avanzada desde el Centro de Operaciones de Seguridad de Altia.

El consejero de Presidencia del Consell de Mallorca, Javier de Juan, ha remarcado que el proceso de modernización de la institución insular incorpora tecnología de última generación para garantizar la seguridad de la red, y también ha destacado el hecho de que la protección sea durante las 24 horas del día, los siete días de la semana, cada día del año.

Gracias al uso de aprendizaje automático no supervisado, el Enterprise Immune System no confía en datos de aprendizaje, ideas preconcebidas de lo que está mal ni ajustes precisos para enseñarle a la Inteligencia Artificial lo que debe buscar. En vez de ello, la tecnología de Darktrace aprende en el trabajo, desarrollando una gran comprensión del ADN de su negocio.

Computing 815