EncuentrosCloud Computing

La migración hacia la nube tiene que ir acompañada de una idea de negocio

En un encuentro organizado por Computing con la colaboración de Logicalis, expertos del sector se reúnen en Madrid para compartir experiencias y ver como afrontar los principales desafíos a los que se enfrentan las empresas para mover parte de su negocio a la nube.

Tras varios años en los que la migración a la nube era un tema que no todos los departamentos de IT se atrevían a contemplar, vemos como ahora ya no se habla de si nube sí o no, sino de cuándo y de qué manera se puede evolucionar y llevar parte del negocio al cloud. El entorno hibrido, en el que se comparten servicios in house y otros en la nube, es el que más éxito está teniendo en las organizaciones.

Computing, en colaboración con el integrador tecnológico Logicalis, se reúne en una mesa de debate con expertos del sector público y privado para compartir experiencias y ver como afrontar los principales desafíos a los que se enfrentan las empresas para mover algunos de sus servicios a la nube.

Si hay una organización que pueda hablar de este tema con conocimiento de causa por tener una amplia experiencia previa, es la UNED, que desde hace años ya tienen un cloud 100% hibrido. Su subdirectora de Investigación, Transferencia e Innovación de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática, Covadonga Rodrigo, que manifestaba que desde que a finales de los noventa comenzaran con las plataformas e-learning han seguido apostando por la migración hacia la nube cuando todavía era algo disruptivo, algo que ha permitido también la modernización de aplicaciones dentro de la universidad, destacando entre otras cosas la apuesta de la Escuela de Informática por los entornos virtualizados para el estudiante dándoles un kit completo y generando un VDI, una máquina virtual con todo lo que la persona necesita para trabajar y adaptarlos a cada área.

También como representante de lo público, pero en el polo opuesto, está el Hospital Universitario de la Paz, que, según comentaba su jefa del Servicio de Informática, Milagros López, no han migrado todavía a un cloud hibrido porque tienen como principal hándicap el tratar con datos sanitarios. “Son datos muy protegidos y dependemos de la Consejería de Sanidad para tomar cualquier decisión. Tenemos una nube privada con CPDs propios, pero generamos millones de datos y a nosotros nos gustaría un servicio de pago por suso según lo que vayamos consumiendo, algo que no hemos hecho por las limitaciones de seguridad, pero tenemos esperanza en que esto cambie”.

“La nube no es un chollo pero sí lo gestionas bien sale rentable. Hay que luchar contra el miedo a lo intangible”.

Lo que sí comparten ambas entidades es la importancia de la sensibilidad de los datos que manejan porque afectan a la ciudadanía, invitando a las empresas que ofrecen soluciones en nubes públicas a reflexionar sobre las necesidades que tienen en el sector público en materia de custodia, privacidad y seguridad de los datos. 

A raíz de esta problemática, César de Andrés, director de ventas de Logicalis, hablaba del caso de uno de los hospitales con los que trabajan en Cataluña, el Hospital Clinic de Barcelona que se encuentra en un proceso de migración del entorno de SAP a la nube y a nivel de cumplimiento normativo no tienen problemas porque todos los centros de procesamiento de datos están en España. Por tanto, según recomendaba aquí Carlos Cabezas, jefe del negocio Cloud en Logicalis, “hay que ir dando pequeños pasos para ganar sensibilidad y ayudar a descubrir a los de arriba las ventajas que puede tener la nube”, poniendo de ejemplo el realizar una copia de seguridad para protección del ransomware y llevar las claves encriptadas al cloud, lo que a su vez no impide que el encriptamiento de las claves esté on premise.

Desde el grupo Pons, el director de Informática, Pedro Navas, señalaba que en la compañía hay varios negocios diversificados lo que implica gestionar diferentes casuísticas y que tengan aplicativos diversos, pero todos ellos comparten una capa común financiera en la nube que da servicio general a todas las áreas de negocio. Se consideran inmaduros en la adopción, pero sin embargo, recalcaba que “hay negocios que dependen de ciertas herramientas que son muy difíciles de migrar a la nube”, añadiendo que para cambiar esta situación tiene que ser de forma progresiva y atendiendo realmente a las necesidades concretas de cada negocio.

La seguridad en la nube

Otro de los temas que se debatían en la mesa es la seguridad en la nube, una responsabilidad que tiene que ser compartida entre la empresa y los proveedores de servicios cloud. Parchear bien los servidores es esencial y los dos mundos tienen que convivir en un road map para conseguir la seguridad del entorno, señalaban desde Logicalis. Dos factores a los que se suma la cultura de seguridad de los empleados, ya que la concienciación de cada individuo también es clave para no tener agujeros de seguridad por todos lados.

Otro de los problemas comentados es el tema regulatorio, ya que en la nube es más difícil manejar algunos problemas porque dependes de terceros pero sigues siendo responsable de los datos, lo que ocasiona una complejidad que cuando era todo on premise no existía.

Miedo al cambio y al incremento del coste

Confiar en llevar la gestión a la nube es algo que no todas las empresas están dispuestas a hacer todavía por lo que es importante contar con un partner de confianza que permita llevar a cabo esa transformación de manera que sea rentable para el negocio en cuestión.

En este sentido se pronunciaba Enrique Ferrer, IT Manager de Ford Motor. “La resistencia al cambio es brutal porque el director financiero siempre ve que todo es más caro que en casa, pero lo que no se ve es lo que es muy difícil de cuantificar, aunque aporte beneficios a la empresa”. Tras esta afirmación, contaba el caso de su compañía, cuando hace 5 años decidieron acelerar hacia un entorno hibrido y llevando a cabo varios proyectos los cuales no todos han salido según lo esperado. Entre ellos, cuando quisieron crear su propia cloud y pasar de Oracle on premise a Azure in cloud. “Todo el mundo pensaba que aquello era darle a un botón y después de dos años y mucho dinero invertido todavía no lo hemos lanzado”. Aun así, destaca que la experiencia de Ford no es mala y seguirán apostando por migrar hacia un entorno hibrido.

“La nube son herramientas distintas y hay que tener un integrador que sea un interlocutor adecuado para poder manejar todas ellas”

Por su parte, Jaime Mauri, director de informática de Nippon Gases, señalaba como imprescindible el tema de gobierno dentro del viaje que supone migrar a la nube. “Somos un entorno en el que tradicionalmente había mucho miedo a salir al mundo público, pero poco a poco hemos visto que las aplicaciones nuevas que van saliendo son nativas de la nube por lo que al final no te queda otra que creérselo”.

A nivel económico cambia la forma de gestionar la infraestructura y, en cuanto a eficiencia y productividad somos conscientes de que supone un coste alto al principio. “Estamos en un entorno hibrido y de cara a la estrategia de 2025 estamos viendo si le damos el empujón definitivo o no para ver si llevamos todo a la nube”.  

Mario Moreno, responsable de seguridad en Metrovacesa, contaba que en su caso todo lo que han montado en la promotora inmobiliaria en la nube ha funcionado bien pero cuando han tenido que ampliar alguna infraestructura o llevarlo a la nube ha sido difícil por temas de costes embebidos como puede ser el de las pruebas de diagnóstico. “El presupuesto es limitado y no puedes hacer de todo”, añadía.

En cuanto a esto, se pronunciaba también Juan Miguel Gil, IT Manager de AcelorMittal, que señalaba que para ellos la nube es una herramienta que les sirve para llegar a una mayor eficiencia pero siempre hay una gestión de riesgo que hay que tener muy en cuenta al pasar de un entorno legacy a la nube, por lo que optamos siempre por una migración individualizada de cada una de las aplicaciones. “Hay muchos costes que pueden estar vinculados a la aplicación legacy pero en el fondo son costes fijos y no costes variables que podrían ponerse en otro sitio”.

Por su parte, Álvaro Ontañón, defendía también la nube siempre sabiendo lo que se está haciendo. En Merlinproperties se consideran híbridos a nivel de consumo interno desde hace 4 años, pero, aunque también operan con bienes inmobiliarios, la mayoría de sus sistemas son legacy porque los han ido adquiriendo así pero en todo lo nuevo que han ido generando sí son un entorno hibrido con aplicaciones nativas del cloud como pueden ser sus servicios de analítica. Aparte, tienen dispositivos IoT en algunas de sus instalaciones y en principio, aunque si consideran hacer replicas en la nube no tienen como prioridad moverlas al cloud porque si no dependerían de internet y de agentes externos.

Se planteaba entonces la posibilidad de tener el cloud de forma interna y se incorporaba al debate el término de edge computing. ¿Puedo tener esa parte del cloud en mi espacio? Crear clouds específicos para cada sector servirá para combatir problemas que puedan tener en común diferentes verticales. ¿Una cloud hibrida con un 5G privado? Podría ser la solución dentro de unos años y ya se plantean hibridaciones bajo el formato de “yo no me voy al cloud, que la cloud venga a mí”, con la creación de pequeños data centers que puedan permitir combatir algunos de los principales problemas logísticos a los que se enfrentan muchas empresas, según señalaban desde Logicalis.

Carlos Cabezas, jefe del Negocio Cloud de Logicalis. Definir una buena estrategia para afrontar los retos de la migración al cloud

Los clientes deben tener claro cuál es el objetivo de la migración al cloud y este no debe ser un objetivo en sí, sino que hay que entenderlo como un medio para lograr una idea de negocio, la cual tiene que ir acompañada en todas las decisiones a la hora de adoptar ese modelo de entorno cloud. Y esto es importante porque va a permitir a las empresas un cambio total de mentalidad además de un crecimiento en innovación dentro de los departamentos y despegar nuevos modelos de negocio y formas de aproximarse a los clientes. Y otro reto es identificar en qué situación se encuentra el negocio, cuáles son las infraestructuras y particularidades entre ellas y la seguridad que hay que cumplir. Y una vez entendida la situación de partida y en que te quieres convertir se puede saber cuál es el modelo de cloud que más responde a las necesidades de cada compañía, entre las que está la posibilidad de migrar a entornos híbridos y multicloud, un modelo que está teniendo mucho éxito porque permite a las empresas ser más eficientes, flexibles y responsables a largo plazo para así adaptarse a los continuos cambios del mercado y las necesidades de los clientes.

Cesar de Andrés, director de ventas de Logicalis. La gobernabilidad de los datos como principal obstáculo para la adopción

Las organizaciones están teniendo como principal obstáculo el gobierno de los datos. Ya han iniciado una estrategia de migración de cargas en la nube y, aunque en su mayoría se usa una nube preferente, se siguen utilizando diferentes nubes y esto provoca que haya problemas de visibilidad, como repartir los costes entre los distintos departamentos. Además, muchas empresas están viendo también como su factura se está incrementando hasta el punto de que no están pudiendo hacer una gestión eficaz de la misma. Desde Logicalis ofrecemos un servicio que siente unos pilares claros en relación al gobierno que les permita ganar flexibilidad en el consumo de sus distintas clouds y optimización en esos despliegues que están haciendo en sus cargas. Para ello, también se pone el foco en como repartir el consumo que hacen los diversos departamentos en función de la utilización de las distintas clouds y así tener una visibilidad global del comportamiento de cada una de las áreas.

Computing 815