NoticiasCloud Computing

Los CEO apuestan por el 'cloud nativo'

Jan Wildeboer, EMEA open source evangelist de Red Hat.

Jan Wildeboer, EMEA open source evangelist de Red Hat.
Jan Wildeboer, EMEA open source evangelist de Red Hat.

La organización abierta suele ser percibida de manera equivocada como caótica, como un lugar donde impera la ley de la selva. Sin embargo, se trata de una estructura muy ordenada que ofrece a las personas y a las ideas un espacio para crecer. Es una filosofía de trabajo y al mismo tiempo una estrategia de gestión que involucra a todos aquellos que forman parte de la organización, reuniéndolos para alcanzar objetivos comunes y obtener buenos resultados empresariales.

Este modelo se basa en la participación, la confianza mutua y el respeto. Crea un entorno abierto en el que el CEO y el equipo directivo fomentan el debate en todos los niveles de la organización. Esta forma de trabajar aporta conocimientos valiosos al CEO sobre los cuales puede tomar decisiones que luego tendrán un impacto positivo en el negocio, los trabajadores y los procesos. Inevitablemente, la tecnología desempeña un papel integral en el impulso de esos procesos y en el apoyo a la empresa en general.

Avanzar a un ritmo más rápido

Los CEOs visionarios siempre han entendido que la tecnología y la cultura están estrechamente ligadas y son conscientes de que la introducción de nuevas tecnologías e ideas dentro de una organización puede suponer un desafío. A nivel técnico puede haber dificultades en la integración, y a nivel cultural puede haber resistencia por parte de los usuarios finales que tiene que usar esta tecnología.

En una organización abierta, o más inclusiva, se suelen abordar estas cuestiones antes de que una nueva tecnología o idea sea haya implantado completamente. La implicación de los equipos técnicos y de las partes interesadas en el proceso de toma de decisiones para conseguir su aceptación y acordar un enfoque que convenga a todos puede evitar este tipo de cuestiones. Además, las nuevas iniciativas pueden ponerse en marcha de forma gradual, lo que da la oportunidad de probar su eficacia y solucionar cualquier problema antes de su implantación a gran escala. Este proceso gradual permite a las empresas probar e implantar nuevas aplicaciones y servicios nativos de la nube de manera rápida. Esto es vital en un momento en el que las grandes organizaciones corporativas se están adaptando a las condiciones cambiantes del mercado.

Los CEOs que lideran este tipo de organizaciones, más abiertas e inclusivas, han podido transformar sus negocios mucho más rápido. Han podido aprovechar al máximo la agilidad que ofrece la nube híbrida y acelerar la transición para convertirse en organizaciones nativas de la nube.

La mayoría de las empresas creían que tardarían años en transformarse en una organización totalmente nativa de la nube, pero tras la pandemia fueron capaces de dar soporte al trabajo remoto en una escala sin precedentes. Las empresas descubrieron que podían superar enormes obstáculos técnicos, organizativos y logísticos en cuestión de semanas desplegando una infraestructura distribuida basada en la nube. El centro de muchas de estas infraestructuras es una arquitectura de nube híbrida que comprende servidores empresariales, centros de datos y plataformas de nube privada y pública, que soporta aplicaciones nativas de la nube.

Adoptar una infraestructura open source

La organización abierta se ajusta más al modelo nativo de la nube. El CEO y el equipo directivo tienen acceso a los datos correctos que necesitan para buscar las tecnologías que mejor se adapten a las necesidades del negocio. También cuentan con el respaldo de la empresa, por lo que tendrán más confianza a la hora de establecer nuevas directrices o introducir nuevos procesos o aplicaciones, sabiendo que habrá una respuesta positiva de toda la organización. Esto es beneficioso a varios niveles.

Para empezar, este tipo de organizaciones abiertas dispondrá siempre de un marco de trabajo de código abierto que le permita adoptar soluciones nativas de la nube, de forma rápida y sencilla. Cuando los hiperescaladores comenzaron a desarrollar sus propuestas digitales, las construyeron sobre arquitecturas basadas en la nube. Aunque algunas de las empresas más consolidadas se han puesto rápidamente al día, siguen dependiendo de infraestructuras heredadas que no pueden desconectarse de la noche a la mañana. Los sistemas heredados siguen desempeñando un papel crucial en el soporte de los procesos core. Es necesario mantenerlos, y actualizarlos o sustituirlos gradualmente, sin que ello vaya en detrimento del funcionamiento de la empresa.

La organización abierta está bien pensada para gestionar la modernización de la empresa. Puede lograr un cuidadoso equilibrio entre el mantenimiento y la modernización de los sistemas heredados vitales para estar alerta, al mismo tiempo que impulsa la innovación con la introducción de nuevas e interesantes aplicaciones y servicios nativos de la nube.

Esto les permite seguir lanzando nuevo software y aplicaciones para dar soporte a la actividad principal y ampliar el alcance a nuevos mercados virtuales y geográficos. Esto se ve facilitado por Kubernetes, un proyecto de software de código abierto que permite a los desarrolladores de la propia empresa automatizar la gestión de un gran número de aplicaciones en contenedores. Todos estos esfuerzos combinados se traducen en un mayor tiempo y recursos para desarrollar una nueva aplicación revolucionaria que arrasará en el mercado del consumo, o diseñar el proceso empresarial que agilice las operaciones, impulse la eficiencia y el ahorro de costes.

Convertirse en un CEO de código abierto

La función del CEO de una empresa es un cuidadoso acto de equilibrio. Debe centrarse en hacer avanzar el negocio y, al mismo tiempo, ser consciente del panorama competitivo y de los temas sociales, económicos y políticos que puedan afectar al rendimiento del negocio.

La gran mayoría de las empresas siguen operando a distancia y se están preparando para el día en que los trabajadores puedan volver a los espacios físicos. Aunque el futuro sigue siendo incierto, las empresas deben estar preparadas para cualquier eventualidad. Las organizaciones abiertas han mostrado su confianza en el código abierto y éste ha demostrado su valor al apuntalar las estrategias de nube híbrida en un momento en que las empresas necesitaban una infraestructura resiliente y flexible.

La estrategia digital está intrínsecamente ligada al rendimiento de la empresa. El software empresarial ya no es sólo dominio del departamento de TI. La dirección de la empresa está aprobando nuevos programas informáticos y conocimientos técnicos para responder a las necesidades específicas de la empresa. Con una mayor visibilidad de las operaciones digitales, los CEOs pueden tratar de reducir la dependencia del software cerrado y propietario que limita las oportunidades de crecimiento. Pueden seguir invirtiendo en metodologías y tecnologías de código abierto que ofrecen mayor libertad y flexibilidad. Esto les facilitará la adopción de un enfoque de "fallar rápido y fallar a menudo" que acelere la innovación. El código abierto ofrece a los CEOs un marco para transformar la cultura de la organización y reconstruirla desde la base. Crear un entorno que promueva la colaboración y fomentar las ideas. Donde una plantilla altamente cualificada y motivada pueda contribuir al desarrollo de una estrategia digital sostenible. Una estrategia que garantice que la empresa siga adaptándose y mejorando, incluso ante la incertidumbre económica.

Computing 806