Casos de éxitoCloud

Fermax se apoya en Microsoft Azure IoT para dar un giro radical a su negocio

Con clientes en más de 80 países, la empresa española de fabricación y venta de videoporteros e intercomunicación para edificios, ha pasado de un negocio B2B a estar en contacto directo con el cliente (B2C).

Fermax Electrónica, empresa española fundada en 1949 con sede en Valencia y dedicada a la fabricación y venta de sistemas de videoportero e intercomunicación para edificios, es un ejemplo de transformación. Con más de 400 empleados a nivel global, tiene filiales en Reino Unido, Francia, Bélgica, Polonia, Singapur y China, y oficinas comerciales en Colombia, Portugal y Dubai, además de exportar directamente desde España a clientes en más de 80 países.

Con una facturación consolidada de más de 60 millones de euros, Fermax es uno de los líderes mundiales en su sector. Esto es fruto de nuestra continua apuesta por la innovación, que dio un salto cualitativo con la apuesta por el IoT y ahora gana en solidez, flexibilidad y funcionalidad con Microsoft Azure IoT”, explica Francisco Alapont, director de Estrategia de Negocio de Fermax.

El Internet de las Cosas (IoT) está jugando un papel clave a la hora de generar una nueva demanda de servicios basados en la conectividad de dispositivos. Los monitores de videoportero Fermax han evolucionado, dotándose adicionalmente de conectividad -Wifi en este caso-, con el objeto de poder ofrecer a sus usuarios servicios de valor añadido como el desvío de la llamada al videoportero a una app en el smartphone.

El objetivo principal de nuestro proyecto era mejorar la experiencia del usuario del videoportero y trasladar toda su funcionalidad a la pantalla de su smartphone, de forma que, en cualquier momento y desde cualquier lugar, se puedan atender las llamadas a su terminal de vivienda o, incluso, abrir la puerta del edificio sin usar la llave”, comenta Francisco Alapont.

El objetivo principal de nuestro proyecto era mejorar la experiencia del usuario del videoportero y trasladar toda su funcionalidad a la pantalla de su smartphone

Retos asociados al cambio de modelo de negocio

La posibilidad de conectar con los usuarios de los productos directamente está suponiendo todo un reto, ya que Fermax es una compañía enfocada tradicionalmente en un modelo B2B basado en la venta de producto y que ahora debe gestionar, también, un modelo B2C centrado en el usuario final y en la forma en la que éste utiliza y se relaciona con el producto.

Así pues, además de las tareas asociadas al desarrollo y fabricación del videoportero Duox WiFi (hardware y firmware), que ha supuesto la adaptación de la infraestructura de fábrica tradicional para el aprovisionamiento de videoporteros conectados -puntos de acceso, robots conectados a Internet, aplicaciones software auxiliares, etc.-, ha tenido que migrar a una arquitectura cloud para flexibilizar su crecimiento de un modo ventajoso desde el punto de vista económico y efectivo desde el técnico. Dicha nube debía garantizar los siguientes criterios imprescindibles para el negocio:

•             Distribución de videoporteros mundial y necesidad de cobertura global

•             Escalabilidad (más nodos, más recursos conforme fuera necesario)

•             Control de costes recurrentes

•             Latencias admisibles en la provisión del servicio de desvío de llamada

•             Garantías de ciberseguridad (criticidad de algunos comandos: apertura puerta, vídeo live…)

•             Sincronización de información en dos sentidos, del videoportero a la nube y a la inversa, contemplando actualizaciones de firmware.

•             Orientación a servicios para la reutilización e integración con terceros actores

•             Desarrollo de apps móviles para la configuración y uso del videoportero conectado

•             Integración de todo el ecosistema

Fermax se apoya en Microsoft Azure IoT para dar un giro radical a su negocio
Fermax se apoya en Microsoft Azure IoT para dar un giro radical a su negocio

Desarrollo de la implantación

Para conseguir una comunicación segura y estable con nuestros dispositivos, necesitábamos una plataforma fiable, escalable, y fácil de integrar en nuestro firmware. Y en nuestra solución elegimos Azure IoT. Desde ahí gestionamos todo el ciclo de vida de nuestros dispositivos, que comienza antes de que éstos salgan de fábrica”, asegura Francisco Sánchez, director de Sistemas de Información de Fermax.

Cuando el dispositivo está en los últimos pasos de fabricación, se le da de alta en Azure IoT a través del Device Provisioning Service (DPS), plantando la semilla de lo que será el “Gemelo Digital” (Digital Twin) del producto físico. Una “copia virtual” del dispositivo, que les permite comunicarse con él y conocer su estado y sus propiedades en tiempo real. A partir de ese momento, Azure IoT Hub se convierte en el bróker de comunicaciones seguras entre los dispositivos instalados en las viviendas de los usuarios y los servidores donde alojan servicios como el Desvío de Llamadas.

Azure IoT Hub se convierte en el bróker de comunicaciones seguras entre los dispositivos instalados en las viviendas de los usuarios y los servidores donde alojan servicios

Por otro lado, como la solución está desarrollada siguiendo una arquitectura de microservicios, se hace uso extensivo de Azure Kubernetes Service (AKS). Fermax cuenta con distintos “nodos” de AKS donde se despliegan los servicios y donde la compañía los escala según la demanda o la zona geográfica a la que quiere dar servicio.

Impacto del proyecto

Un año después del lanzamiento se puede calificar como un éxito el resultado obtenido, con más de 15.000 unidades de monitores Duox WiFi vendidas y más de 2,5 millones de euros adicionales de facturación directa. Se desviaron más de 1 millón de llamadas, se gestionaron en terminales móviles más de 225.000 llamadas y se conectaron más de 5.000 monitores con más de 8.000 usuarios registrados.

Más allá de los números, la aportación en términos cualitativos es mucho mayor por la cantidad de información que nuestro ecosistema en la nube -llamado comercialmente Blue- nos proporciona, permitiéndonos conocer mejor el comportamiento de nuestro producto una vez instalado en casa del usuario, la forma en que éste lo utiliza, las funciones que más valora, etc. Y aún más importante, podemos incorporar todo ese conocimiento al proceso de desarrollo y evolución del producto”, señala Francisco Alapontx.

Desde la perspectiva del usuario final, el servicio Blue, de Fermax, eleva su nivel de seguridad, movilidad y confort, al poder atender sus llamadas desde cualquier lugar cuando está fuera de casa, o sin levantarse del sofá cuando está en ella.

Próximos pasos

Aunque Fermax ya cuenta con los primeros paneles de control (dashboards) que describen su parque de dispositivos en calle y ayudan a diagnosticar problemas al equipo de asistencia técnica, la compañía es aún más ambiciosa. “Uno de nuestros objetivos es mejorar el nivel de servicio al  cliente. Para ello, estamos explorando las posibilidades del mantenimiento predictivo de las instalaciones, escenario al que podríamos llegar mediante la detección de degradaciones de la señal de audio o vídeo, algo que se puede lograr sin necesidad de acceder a los datos transmitidos, manteniendo así la privacidad y el anonimato de nuestros usuarios finales, cuya seguridad es nuestra principal preocupación en esta nueva andadura hacia el Producto Conectado”, apunta Francisco Sánchez, director de Sistemas de Información de Fermax.

Las primeras pruebas de concepto, que verán la luz el año que viene, están basadas en Azure Data Lake -para almacén a largo plazo del histórico de los dispositivos-, y Azure CosmoDB -que actúa como almacén intermedio entre Azure IoT Hub, y las soluciones de análisis y representación de información de Fermax-.

Computing 795