EncuentrosCloud

De nube en nube

Cada vez más empresas apuestan por la estrategia híbrida y multicloud, y el proveedor de nube OVHcloud se ha empapado de las necesidades de las compañías y las últimas tendencias del mercado para hacer el viaje a la nube lo más sencillo posible.

Costes, seguridad, desconocimiento, incertidumbre… muchos son los factores que han afectado a la migración a la nube desde que esta tecnología irrumpió en las empresas. Una tecnología de la que se ha hablado mucho pero que no ha arrancado en todas las compañías con igual velocidad; de hecho, en muchas, sobre todo del sector público, aún ni está ni se la espera. Sin embargo, la cantidad de empresas digitales que han nacido en la nube ya se cuentan por millones en todo el mundo y la pregunta ahora no es “¿subo a la nube?", sino “¿a qué nube subo?”. Los conceptos reversibilidad e interoperabilidad son ahora los que más preocupan dentro de una estrategia cloud que se complica por momentos, como han corroborado los expertos que asistieron al encuentro de Computing sobre el futuro de los entornos cloud y los retos de la integración. Por este motivo, proveedores como OVHcloud proponen soluciones efectivas para una migración inevitable, pero nada traumática.

Con el boom de los modelos multicloud e híbrido, se habla mucho de la posibilidad de cambiar o bajar de la nube y de tener según qué cosas en diferentes nubes; pero “la realidad es que la estrategia de los fabricantes pasa por la migración a la cloud para poder usar sus aplicaciones, y no se vislumbra que sea fácil el camino de vuelta”, alegó Zaida Sampedro, subdirectora general de Infraestructuras y Operaciones de la Agencia para la Administración Digital de la Comunidad de Madrid. 

 ¿Todo a la nube?

Existen aplicaciones como el correo o el antivirus que ya van a la nube por defecto, “no tiene sentido tenerlas on premise”, apuntó Rafael Gil, director de Tecnología en Transformación Digital de Avanza by Mobility ADO; sin embargo, con otras como el ERP, sí está la posibilidad de decidir. Lo más importante es llegar a plantearse esta decisión, es decir, “migrar con cabeza”, advirtió Gabriel David Rodríguez, responsable de Arquitectura TI de Repsol. Por este motivo, las organizaciones optan cada vez más por una estrategia de nube híbrida, “aunque debe conllevar un adecuado plan de convivencia entre la nube y el legacy”.

No obstante, integrar el legacy que se ha decidido subir a la nube no es fácil y muchas veces “los costes se incrementan más de lo esperado en un principio”. Entonces, ¿es la nube una manzana envenenada? En el encuentro respondieron rotunda y unánimemente que no, pero “los proveedores, como cualquiera que quiera venderte algo, no son tontos. Para subir todo son facilidades y luego es un proceso que, lógicamente, se va complicando”, explicó Ángel Luis Camacho, gerente de Infraestructuras de Homeserve España.

Acceder al contenido completo. 

Computing 795