EncuentrosCloud

Un horizonte multinube

Computing, en colaboración con OVHcloud, ha reunido a distintos expertos TI para poner un poco de luz en este complicado periodo en el que la nube ha jugado un papel fundamental para la supervivencia de las empresas.

Una organización flexible es una organización preparada para todo. Lo que nunca hubiéramos imaginado que pasara, una pandemia mundial, nos ha azotado este año con fuerza poniendo patas arriba la salud y la economía de los países. Las compañías más digitalizadas han aguantado bien -y lo siguen haciendo- los envites de este complicado periodo en el que la nube ha jugado un papel fundamental para su supervivencia. Pero el ecosistema cloud trae más de una vuelta de tuerca, y modelos como el híbrido o el multicloud se tornan cada vez más útiles, aunque siguen planteando muchas dudas. Computing, en colaboración con OVHcloud, ha reunido a distintos expertos TI para poner un poco de luz en este territorio nublado.

La tendencia multicloud, más que una elección, constituye un modelo que se impone: “Ya sea por las aplicaciones corporativas de distintos proveedores que utilizamos -SAP, Oracle, Microsoft- como por nuestra propia infraestructura, que es inevitable que resida en diferentes nubes si operas, por ejemplo, en distintas áreas geográficas”, explicó Gustavo Civantos, IT Director Computing Services de Itron. Civantos observa tres cuestiones a tener bajo control cuando tienes una estrategia multinube: orquestación  de las distintas clouds para poder tomar decisiones rápidas, integraciónde  aplicaciones y gestión de costes. “En los últimos años, hemos experimentado un incremento de movimiento de cargas entre nuestras nubes y, por tanto, de costes”.

El coste del ciberataque es muy bajo. A los ciberdelincuentes les sale rentable apuntar a todos, grandes y pequeños

Son precisamente los costes lo que más ajustado tienen en la Administración Pública. Iván Peña, técnico de Políticas Tecnológicas de Lantik -empresa pública que provee de TI a la Diputación Foral de Bizkaia-, habló de una migración al cloud lastrada por las licitaciones, los presupuestos y las garantías legales. “Nuestros proveedores tienen que estar certificados según el Esquema Nacional de Seguridad y nuestros datos no pueden estar fuera de Europa”. Por esto, la migración de Lantik fue paulatina, “empezamos con Office 365 y nuestros sistemas de atención al cliente, y ahora también trabajamos en la nube de IBM y en un proyecto con CRM Dynamics”. La infraestructura CPD de la Administración es muy potente, y al pasar de on premise a la nube “delegas” ciertos aspectos de gestión que antes la empresa tenía bajo su propio control, “ahora los proveedores llevan la batuta de las actualizaciones, por eso es muy importante fomentar la sinergia con ellos, aunque a veces sus cambios van más rápido de lo que nosotros podemos asumir”.

Accede al contenido completo en PDF. 

Computing 795