EncuentrosCloud

El negocio pide cloud

IaaS, SaaS y PaaS: las siglas que favorecen la transformación.

Renovarse o morir”, dice el conocido refrán que, aplicado al mundo empresarial cobra más sentido que nunca. Las compañías que no actualizan sus sistemas, procesos y forma de trabajar y, por tanto, no se adaptan a las exigencias de un mercado cambiante, están, lamentablemente, condenadas a desaparecer. Pero, ¿es tan fácil para las empresas modernizarse?

¿Merece la pena dar el paso de forma definitiva hacia nuevos sistemas? Y de ser así, ¿por dónde empezar? A todas estas preguntas, y muchas más, se han reunido para dar respuesta expertos TIC de diversos sectores y la compañía de modernización y migración de software, Morphis Tech.

No se puede construir un plan de modernización sin tener en cuenta los cimientos, es decir, la nube

Indudablemente, no se puede construir un plan de modernización sin tener en cuenta los cimientos, es decir, la nube. Ese elemento tan frágil en la realidad que, sin embargo, es la base que soporta todas las nuevas tecnologías en el ámbito TI. “En Prosegur tenemos una política ‘cloud first’ y multinube. Cualquier nueva aplicación que implementemos debe ir a la nube por defecto”, contó Manuel Tarrasa, CIO de la compañía. Tanto es así, que están pensando en reducir los 26 CPD que tienen alrededor del mundo a solo dos, “uno en Madrid y otro en Miami, y quizá otro en Australia”. Este proceso va a requerir de una reingeniería de aplicaciones que realizarán por dos vías: “Mediante un programa de transformación digital integral que se va a llevar por delante muchas aplicaciones antiguas, y moviendo las aplicaciones supervivientes a los centros de datos que dejemos funcionando”, explicó Tarrasa. “Nuestro objetivo es establecer una política mixta, combinando el modelo on premise con una política interna de cloud, y que nos permita ir deshaciéndonos del legacy paulatinamente mediante, por ejemplo, el uso de kubernetes”.

La depuración de CPD aporta eficiencia y ahorra costes innecesarios”, convino José Manuel García Duarte, director general de Tecnologías de la Información de la Generalitat Valenciana. “En el año 2012, en la Generalitat contábamos con 17 CPD, uno por cada Conselleria, y cada uno alojaba las aplicaciones de nicho de cada órgano de gobierno: Vivienda, Sanidad, Educación, etc. Pero, a partir de ese año, cuando la crisis económica ya era imparable, iniciamos un proceso de reducción de CPD por una cuestión de ahorro de costes, principalmente”.

Otra multinacional, Grupo Piñero, dedicada al turismo, también se encamina hacia la unificación de sistemas y CPD, y la mejor manera de hacerlo es recurriendo a la cloud. “Todas las actualizaciones de nuestras aplicaciones suben directamente a la nube, el modelo on premise ya no existe en muchos de los casos y la obsolescencia de cierta tecnología es inevitable”, afirmó Mateo Ramón, director corporativo IT del grupo.

Acceda al artículo completo en PDF

 

Computing 798